Capítulo 2: Instalación de Windows Server 2012 R2



2.8. El proceso de instalación de Windows Server 2012 R2 Core

Al principio de la instalación de Windows Server 2012 R2, probablemente observaras que, además de las versión Standard (servidor con una GUI) que instalamos, aparecía otra llamada Standard (instalación Server Core).

Como ya dijimos al principio de este capítulo, la versión Server Core es un Windows Server 2012 R2 al que se le ha quitado cualquier complemento que no sea imprescindible para ejecutar el sistema operativo (como la interfaz gráfica o el explorador de archivos). Esto repercute en varios aspectos:

  • Se consigue un sistema mucho más seguro, porque al reducir el código que compone el sistema operativo, se reduce la superficie de ataque expuesta. En particular, elimina del servidor elementos propios de los clientes y otros componentes obsoletos que suelen ser el objetivo de virus y malware.
  • También supone una reducción del tiempo de mantenimiento, ya que disminuye el tiempo empleado en descargar e instalar actualizaciones (hay menos código que actualizar).
  • Sobre todo, se reducen considerablemente los requisitos técnicos que debe cumplir el servidor (incluida la necesidad de almacenamiento) o, visto de otra forma, aumenta el rendimiento del sistema. La consecuencia es que podremos reutilizar hardware con más facilidad.

Es frecuente que los administradores realicen una instalación y configuración con Interfaz gráfica y, una vez que todo está en funcionamiento, cambien a Server Core.

El inconveniente es que no dispondremos de las herramientas de administración propias de la interfaz gráfica, dejándonos solamente la línea de comandos de PowerShell como el método principal por el que nos comunicaremos con el sistema. De hecho, la versión 3.0 de PowerShell incluye nuevos cmdlets para facilitar las tareas administrativas.

En cualquier caso, a diferencia de lo que ocurría en Windows Server 2008, en Windows Server 2012 R2 podemos alternar entre Server Core y la interfaz gráfica.

Ya hablamos de las características de la versión Server Core de Windows Server 2008 en la edición anterior de este libro. En general, la versión de Windows Server 2012 R2 no añade nuevas funciones, aunque si pueden incluir algunos cambios sobre las de Windows Server 2008.

En el resto de este capítulo, nos dedicaremos a instalar y configurar la versión Server Core de forma similar a como lo hemos hecho con la versión de interfaz gráfica. Así es que, comencemos por el principio…

Instalar el sistema

La instalación comenzará de forma idéntica a como sucedía con la versión de interfaz gráfica. Sin embargo, como es habitual en nosotros, incluiremos el proceso desde el principio por cuestiones didácticas.

Veremos cómo se cargan los archivos de instalación y, poco tiempo después, como se inicia el asistente de instalación: aparecerá la primera pantalla donde tenemos que introducir el idioma, el formato de hora, fecha y moneda, y el tipo de teclado que vamos a utilizar.

1

Establecemos los valores adecuados y hacemos clic sobre el botón Siguiente.

Sólo con esto, el asistente está listo para comenzar la instalación del sistema operativo.

2

Para continuar, hacemos clic sobre Instalar ahora.

A partir de aquí, comienza a cargar archivos para la instalación.

3

Nos limitamos a esperar unos instantes.

Poco después, el asistente nos pedirá la clave de producto que nos permitirá activar Windows. Al escribirla, los guiones irán apareciendo de forma automática en sus respectivas posiciones.

4

Cuando terminemos, veremos que se activa el botón Siguiente. Sólo tendremos que hacer clic sobre él.

En el siguiente paso es cuando deberemos seleccionar la versión concreta de Windows Server 2012 R2 que vamos a instalar. Como dijimos en un apartado anterior, según la licencia que hayamos adquirido, en el DVD podemos encontrar los componentes de diferentes versiones, aunque en nuestro caso sólo aparecen: Windows Server 2012 R2 Standard (instalación Server Core) y Windows Server 2012 R2 Standard (servidor con una GUI).

Como es lógico, en este caso nos inclinamos por la instalación Server Core, que, como vemos, también necesita una arquitectura de 64 bits de forma obligatoria.

5

Después de hacer clic sobre la opción adecuada, haremos clic en el botón Siguiente.

Después, el asistente nos muestra el contrato de licencia correspondiente al producto que hemos elegido en el paso anterior. Es conveniente leer atentamente las condiciones.

6

Si estamos de acuerdo con los términos de la licencia, elegimos Acepto los términos de licencia y hacemos clic en Siguiente.

En el siguiente paso, debemos indicar el tipo de instalación que realizaremos, aunque, como ya explicamos en un apartado anterior, si hemos iniciado la instalación desde el DVD de instalación (como es el caso), debemos elegir la opción Personalizada: instalar solo Windows (avanzado), ya que, si lo que pretendemos es actualizar una instalación existente (por ejemplo un servidor con Windows Server 2003 que deseamos actualizar a Windows Server 2012 R2), deberemos iniciar la instalación insertando el DVD con el sistema operativo antiguo en funcionamiento. De este modo, se conservarán todos los archivos, los programas y la configuración que ya teníamos, ahorrándonos una buena cantidad de trabajo.

En cualquier caso, si vamos a realizar una actualización, no deberemos olvidarnos de realizar una copia de seguridad de todos los datos importantes antes de iniciar el proceso, ya que si hubiese algún problema durante la actualización, podríamos perder todos los datos anteriores.

7

Hacemos clic en la segunda opción: Personalizada: instalar solo Windows (avanzado)

A continuación, podemos optar por asignar todo el espacio del disco duro para la instalación de Windows Server 2012 R2 Core o hacer uso de las diferentes opciones  para configurar el disco (o los discos) que tengamos en el servidor a nuestro gusto.

Como este segundo aspecto ya lo hemos ilustrado en un apartado anterior, ahora nos vamos a limitar a la opción predeterminada: utilizar todo el disco.

8

Nos limitamos a hacer clic sobre el botón Siguiente.

A partir de aquí, el proceso se vuelve un tanto aburrido, ya que consiste en copiar una serie de archivos desde el DVD de instalación al disco duro del servidor, descomprimirlos e instalar diferentes componentes de forma automatizada. Además, durante el proceso, el sistema se reiniciará varias veces.

9

Nos limitamos a esperar…

Cuando se completen los pasos de la ventana anterior, se producirá el primer reinicio.

10

Si no queremos esperar la cuenta atrás del reinicio, podemos hacer clic sobre Reiniciar ahora.

Poco después, volverá a aparecer la pantalla en negro con el nuevo logotipo de Windows

11

Nos limitamos a esperar…

En otros sistemas operativos, el usuario Administrador recibe el nombre de superusuario.

Después de varias etapas en las que se configuran diferentes componentes del sistema y algún reinicio más, la instalación habrá concluido.

En realidad, aquí comienzan las diferencias entre instalar la versión Core y la versión con GUI de Windows Server 2012 R2. El sistema operativo comienza por avisarnos de que debemos cambiar la contraseña del usuario administrador antes de iniciar la sesión. Si te fijas, en ninguno de los pasos anteriores hemos indicado la contraseña de un usuario tan importante como este.

12

Hacemos clic sobre el botón Aceptar.

La contraseña se solicita por duplicado, para asegurarse de que no cometemos errores tipográficos. Piensa que, si después no somos capaces de volver a escribir la contraseña, no podremos iniciar sesión en el servidor y nos encontraremos en un aprieto.

Además, para que la contraseña cumpla con los requisitos de seguridad establecidos por Windows Server 2012 R2, debe tener, como mínimo 8 caracteres y contener caracteres complejos como números, letras mayúsculas, minúsculas y caracteres especiales.

13

Después de escribir la contraseña por duplicado, haremos clic en el botón Finalizar.

Si todo ha ido bien, el sistema nos indica que el cambio se ha completado

14

Hacemos clic sobre el botón Aceptar.

Poco después nos encontraremos con la espartana interfaz de usuario de Windows Server 2012 R2 Core, presidida por una ventana de consola donde podemos ir escribiendo las ordenes que nos permitan administrar el sistema.

15

Ya podemos comenzar a interactuar con el sistema.

Aunque resulta un poco intimidatorio, iremos viendo en lo que queda de capítulo que tampoco es para tanto.