Instalar Windows Server 2016 sin interfaz gráfica, paso a paso

En la versión anterior de Windows Server existía una modalidad, conocida como Core, en la que se había eliminado cualquier complemento que no fuese imprescindible para ejecutar el sistema operativo (como la interfaz gráfica o el explorador de archivos).

En la versión de Windows Server 2016, parece que Microsoft interpreta que esta debe ser la forma más usual de instalar su sistema operativo. El resultado es que la nomenclatura Core ha desaparecido y, en su lugar, ahora es la versión con interfaz gráfica la que tiene un apellido: el texto Experiencia de escritorio.

En cualquier caso, el hecho de que el sistema operativo prescinda de una interfaz gráfica repercute en varios aspectos:

  • Se consigue un sistema mucho más seguro, porque al reducir el código que lo compone, se reduce la superficie de ataque expuesta. En particular, elimina del servidor elementos propios de los clientes y otros componentes obsoletos que suelen ser el objetivo de virus y malware.
  • También supone una reducción del tiempo de mantenimiento, ya que disminuye el tiempo empleado en descargar e instalar actualizaciones (hay menos código que actualizar).
  • Sobre todo, se reducen considerablemente los requisitos técnicos que debe cumplir el servidor (incluida la necesidad de almacenamiento) o, visto de otra forma, aumenta el rendimiento del sistema. La consecuencia es que podremos reutilizar hardware con más facilidad.

El inconveniente es que no dispondremos de las herramientas de administración propias de la interfaz gráfica, dejándonos solamente la línea de comandos de PowerShell como el método principal por el que nos comunicaremos con el sistema. De hecho, la versión 5.0 de PowerShell que acompaña a Windows Server 2016 incluye una cantidad significativa de mejoras que facilitan las tareas administrativas.

Dado que hace unos días te explicábamos cómo Instalar Windows Server 2016 con interfaz gráfica, paso a paso y, en realidad, la instalación de la versión sin interfaz gráfica es muy similar, en el artículo de hoy utilizaremos el anterior como punto de partida y nos limitaremos a explicarte las diferencias. Como es lógico, doy por sentado que ya te has leído el referido artículo.

Preparación de la máquina virtual

Lógicamente, puedes grabar la imagen ISO descargada desde https://www.microsoft.com/es-es/evalcenter/evaluate-windows-server-2016 e instalarla en un ordenador físico, pero, como se trata de una versión de evaluación, pienso que lo más habitual será instalarlo en una máquina virtual para probarlo.

En este sentido, la preparación de la máquina virtual es idéntica a la que creamos en Instalar Windows Server 2016 con interfaz gráfica, paso a paso, salvo que puedes asignar una cantidad inferior de memoria RAM (con un mínimo absoluto de 512 MB). Lo mismo ocurre con el disco duro virtual, aunque aquí también tenemos un mínimo de 32GB).

Instalar Windows Server 2016

Los primeros pasos de la instalación también son idénticos, hasta llegar a la pantalla donde debemos indicar la edición concreta de Windows Server 2016 que vamos a instalar (paso 5).

Recuerda que en esta versión de evaluación aparecen cuatro opciones:

  • Windows Server 2016 Standard Evaluation.
  • Windows Server 2016 Standard Evaluation (Experiencia de escritorio).
  • Windows Server 2016 Datacenter Evaluation.
  • Windows Server 2016 Datacenter Evaluation (Experiencia de escritorio).

La elección entre la versión Standard y Datacenter estará en función del volumen del servidor que pretendemos instalar. Como ya hicimos en la ocasión anterior, elegiremos la versión Standar. La diferencia es que, en este caso, elegiremos la opción que NO incluye el texto Experiencia de escritorio.

5

Después de hacer clic sobre la opción adecuada, haremos clic en el botón Siguiente.

A partir de aquí, el proceso vuelve a ser idéntico hasta la solicitud de la contraseña de la cuenta Administrador (paso 18 del artículo anterior).

En este caso, el sistema nos avisa de que Se debe cambiar la contraseña del usuario Admnistrador antes de iniciar sesión.

Debajo, aparecen dos opciones y podemos cambiar entre ellas con las teclas de cursor.

18

Para hacerlo en este momento, debemos pulsar Intro sobre la opción Aceptar.

A continuación, escribiremos la contraseña.

Recuerda que se solicita por duplicado, para asegurarse de que no cometemos errores tipográficos. Además, para que la contraseña cumpla con los requisitos de seguridad establecidos por Windows Server 2016, debe tener, como mínimo, 8 caracteres y contener caracteres complejos como números, letras mayúsculas, minúsculas y caracteres especiales..

19

Después de escribir la contraseña por segunda vez, finalizamos con la tecla Intro.

Finalmente, el sistema nos avisa de que la contraseña se ha cambiado satisfactoriamente.

20

Pulsamos de nuevo la tecla Intro.

Poco después, nos encontraremos en una pantalla con fondo negro donde únicamente aparece una ventana de linea de comandos sobre la que comenzar a escribir órdenes.

21

La interfaz de Windows Server 2016 sin Experiencia de excritorio.

Afortunadamente, disponemos del comando sconfig.cmd, que nos permite configurar diferentes aspectos de la instalación de Windows Server. Para usarlo, basta con escribir su nombre en la línea de comandos:

sconfig

22

Escribimos el nombre del comando y pulsamos la tecla Intro.

Al ejecutarlo, la ventana cambia para mostrar un número considerable de operaciones que podemos realizar sobre el servidor.

Observa que, por ejemplo, la opción 14 nos permite apagar el ordenador.

23

Sólo tenemos que escribir el número de la opción deseada y pulsar la tecla Intro.

Y con esto acabamos el artículo de hoy. Espero que te resulte útil.