Capítulo 7: Realización de tareas básicas (Parte 2)

Publicado por P. Ruiz en

Agregar/eliminar/actualizar software del sistema operativo.

Como comentábamos en el capítulo 3, los programas que instalamos son los que permiten a los usuarios realizar tareas concretas, que pueden ser generales (procesadores de textos, hojas de cálculo, navegadores de internet, etc.) o específicos para actividades particulares que puedan apoyarse en un sistema informático (contabilidad, diseño asistido por ordenador, videojuegos, etc.).

Algunos programas se instalan automáticamente con el sistema operativo (como una calculadora, un navegador de Internet, un editor de textos, etc). Sin embargo, la mayoría deberá ser instalada por el usuario del equipo.

En este sentido, siempre que un usuario obtiene un determinado programa, deberá conocer su licencia de uso.

Puedes encontrar más información sobre las licencias de software en el apartado Clasificación del software según su licencia del capítulo 3.

Instalar/actualizar programas en Windows

Instalar programasEn realidad, existen diferentes métodos para instalar programas en Windows 8.1, que dependerán de la empresa o el programador que los hayan creado. Como cabe esperar, la actualización o eliminación de un programa estará supeditada al método que se haya utilizado para instalarlo.

Básicamente, existen tres métodos para instalar un programa en Windows:

La mayoría de las veces, para actualizar un programa en Windows basta con instalar la versión siguiente. El algún caso, poco frecuente, puede ser necesaria la desinstalación de la versión anterior

Instalar programas desde Microsoft Store

Modern UI, antes conocida como Metro, es la interfaz que desarrolló Microsoft para Windows 8 y que se basa en el empleo de rectángulos de colores, colores básicos y distribución geométrica.

Además de los métodos anteriores, desde Windows 8 ha aparecido un nuevo método llamado Microsoft Store (aunque su nombre original fue Windows Store). Se trata de un almacén online donde podemos encontrar aplicaciones con el estilo Modern UI y desde el que podemos instalarlas de forma automática (algo parecido a lo que hacemos con los repositorios en GNU/Linux o en sistemas operativos móviles como Android). Microsoft Store no sólo dispone de aplicaciones para ordenadores, sino que también podemos encontrarlos para tabletas o teléfonos con el sistema operativo de Microsoft.

En Microsoft Store también aparecen aplicaciones de escritorio, aunque es frecuente que contengan sólo un enlace a la web del desarrollador.

Una de las ventajas de obtener nuestros programas en Microsoft Store es que sabemos que han sido aprobadas por Microsoft y que siguen fielmente las normas de desarrollo de la empresa.

Microsoft StoreAdemás, desde su última actualización, la ficha de cada aplicación incluye aspectos como:

  • Información general sobre la aplicación.
  • Requisitos mínimos.
  • Opciones.
  • Categoría a la que pertenece.
  • Idioma.
  • Tamaño.
  • etc

Si quieres aprender paso a paso cómo obtener aplicaciones desde Microsoft Store, puedes seguir los artículos publicados en SomeBooks.es:

Cuando alguna de las aplicaciones que hemos instalado desde Microsoft Store dispone de una nueva versión, el icono que representa la tienda muestra un número, indicando las actualizaciones disponibles. Para iniciar su instalación, bastará con hacer clic sobre el propio icono.

Eliminar programas en Windows

Eliminar programasA medida que vamos usando un sistema operativo, es frecuente que vayamos instalando más y más programas. Unas veces porque son útiles y otras sólo para probar sus características.

El resultado es que el archivo de registro va creciendo, lo que lo hace más difícil y más lento de manejar para el sistema operativo. Además, vamos ocupando más espacio en el disco duro y vamos ampliando la superficie de exposición de nuestro sistema porque, cuanto más software tenemos instalado, más probable será que existan agujeros de seguridad y más insegura será la totalidad del sistema.

Por todo ello, lo primero será meditar la instalación de cada nuevo programa y, una vez que tengamos un programa instalado, desinstalarlo cuando haya dejado de ser útil.

En SomeBooks.es, ya hemos publicado algunos artículos que te enseñan a eliminar programas de cualquiera de los tipos que hemos explicado más arriba:

Instalar/actualizar programas con el complemento Software de Ubuntu

Centro de software de UbuntuComo recordarás del capítulo 3, las distribuciones de GNU/Linux en general, incluido Ubuntu, hacen uso de los repositorios. Básicamente, se trata de almacenes de software, en determinados lugares de Internet, donde los usuarios tienen acceso a miles de aplicaciones y otras herramientas, revisadas y garantizadas de forma totalmente gratuita.

De forma predeterminada, los repositorios que incorpora Ubuntu son mantenidos y revisados por un equipo de personas de la propia distribución, lo que nos garantiza su fiabilidad y su integración con el sistema. Estos repositorios reciben el nombre de Repositorios oficiales.

Además, tenemos la opción de Añadir nuevos repositorios mantenidos por otros colectivos (orientados a los desarrolladores, a la seguridad, etc) o por los propios desarrolladores de aplicaciones concretas.

En cualquier caso, cada vez que actualizamos el sistema, se revisarán todos los repositorios que tengamos registrados y se actualizarán todos aquellos componentes que tengamos instalados y que hayan cambiado desde la última actualización.

La herramienta Software de Ubuntu ofrece el método más frecuente de instalar programas a partir de los repositorios. Se trata de un programa incluido de forma predeterminada en la interfaz GNOME para hacer esta tarea cada vez más sencilla e intuitiva.

Para abrirlo, basta con hacer clic sobre el icono Software de Ubuntu” que aparece en el Dash (o Tablero), a la izquierda del Escritorio.

1

Cómo abrir el Software de Ubuntu.

Puedes ver ejemplos de cómo utilizar Software de Ubuntu en nuestros siguientes  artículos:

Otra ventaja de Software de Ubuntu es que se ejecutará de forma automática cuando hagamos doble clic sobre un archivo con extensión .deb (los archivos de paquetes de la familia Debian) pudiendo instalar el programa que contiene y todas sus dependencias como si formara parte de alguno de los repositorios que tengamos registrados, aunque, como es lógico, no se actualizará de forma automática con el resto de las actualizaciones. Para ver ejemplos de este tipo de comportamiento, puedes consultar estos artículo que ya publicamos en SomeBooks.es:

Software de Ubuntu ha venido a sustituir a una herramienta anterior, llamada Synaptic.

Se trata de una herramienta para la interfaz gráfica de GNU/Linux, que permite añadir o eliminar programas, administrar los repositorios, comprobar las dependencias, elegir las versión a instalar de cada paquete. De hecho, es la herramienta más utilizada en el resto de distribuciones de la familia Debian.

Desde Ubuntu 12.04, Synaptic no viene instalada de forma predeterminada, pero si tienes curiosidad por saber cómo funciona, puedes consultar nuestros siguientes  artículos:

Instalar programas desde la consola en Ubuntu

Un usuario que esté recién llegado al mundo de GNU/Linux puede pensar que, existiendo una forma gráfica de instalar programas, hacerlo en modo texto resulta innecesario y complicado. Sin embargo, cuando nos acostumbramos, resulta más rápido y más cómodo en muchas situaciones. Además, podemos beneficiarnos de algunas características que en los entornos gráficos no se encuentran o están poco accesible. De hecho, muchas de las instrucciones que encontramos en Internet para instalar programas en GNU/Linux utilizan este método.

A partir de Ubuntu 14.04 LTS, el comando apt-get puede escribirse de forma resumida como apt.

En GNU/Linux existen dos comandos que permiten obtener software de los repositorios e instalarlo. Se trata de apt-get y aptitude. Ambos son muy parecidos, pero apt-get es el que viene instalado de forma predeterminada en la mayoría de las distribuciones, por lo que es también el más utilizado.

Su formato general de uso será:

sudo apt-get install nombre_paquete

 

Como puedes observar, hemos antepuesto el comando sudo. El motivo es que, para instalar paquetes, necesitamos privilegios administrativos.

En SomeBooks.es ya hemos publicado varios artículos que pueden servirte como ejemplo de uso del comando apt-get install. Aquí tienes algunos de ellos:

Además, en varios de ellos se muestra cómo añadir un nuevo repositorio al sistema desde la línea de comandos.

Antes de instalar un nuevo programa, es recomendable tener el sistema completamente actualizado, para evitar problemas con las dependencias. Para lograrlo, debemos realizar dos operaciones:

  1. Actualizar la lista de paquetes disponibles en los repositorios, para lo que usaremos con el siguiente comando:
    sudo apt-get update
  2. Actualizar todos los paquetes instalados a su versión más actual, para lo que debemos ejecutar lo siguiente:
    sudo apt-get upgrade

A partir de Ubuntu 18.04 LTS, si utilizas la línea de comandos para añadir un nuevo repositorio PPA, ya no es necesario actualizar el contenido de los paquetes del sistema. En otras palabras, ya no es necesario ejecutar el comando sudo apt-get update.

Cuando el paquete que pretendemos instalar lo hemos descargado directamente de Internet en formato .deb, para instalarlo debemos utilizar el comando dpkg, que tiene este formato:

sudo dpkg -i nombre_del_paquete.deb

Si quieres comprobar el funcionamiento del comando dpkg, puedes consultar los siguientes artículos:

Desinstalar programas en Ubuntu

Los métodos de instalación anteriores no son los únicos, aunque sí los más frecuentes en el mundo GNU/Linux.

En Ubuntu, la forma más común de desinstalar un programa desde la interfaz gráfica consiste en recurrir a la herramienta Software de Ubuntu. Su funcionamiento es tan sencillo como abrirlo, buscar el programa que nos interesa y pulsar sobre el botón Desinstalar. No obstante, si necesitas ayuda, puedes recurrir a los siguientes artículos:

 

En la Interfaz gráfica Unity, que utilizaban las versiones de Ubuntu anteriores a la 17.10, el complemento equivalente a Software de Ubuntu se llamaba Centro de software.

En cualquier caso, si hemos instalado un programa siguiendo cualquiera de los métodos estudiados, también podemos eliminarlo usando la consola. Para lograrlo, sólo hay que utilizar el comando apt-get con la palabra remove. En definitiva, algo como esto:

sudo apt-get remove paquete

Si queremos eliminar también los archivos de configuración que se hayan creado durante la instalación o el uso del programa, podemos añadir la opción –purge. Escribiendo algo así:

sudo apt-get remove --purge paquete

Si además queremos liberar espacio eliminando los paquetes huérfanos, esos que se han descargado para satisfacer las dependencias y que ya no son necesarios, podemos usar autoremove:

sudo apt-get autoremove

Por último, también podemos utilizar el comando dpkg para desinstalar paquetes. La sintaxis sería esta:

sudo dpkg -r paquete