Tres formas diferentes de instalar VirtualBox sobre Ubuntu 16.04

Quizás VirtualBox sea el software de virtualización preferido por la mayoría de los usuarios de ordenadores personales. Y puede que uno de los motivos sea que se trata de una herramienta multiplataforma, que podemos instalar en Windows, OSX, casi todas las distribuciones de GNU/Linux y Solaris.

VirtualBox logo

Por supuesto, también nos permite crear máquinas virtuales que ejecuten casi cualquier sistema operativo disponible bajo la arquitectura x86.

Además, en Ubuntu podemos elegir tres modos de instalación diferente con los que nos podemos beneficiar de distintos beneficios:

  • Instalarlo desde los repositorios oficiales de Ubuntu
  • Descargarlo e instalarlo desde su página web oficial.
  • Instalarlo desde sus propios repositorios.

En cualquier caso, sea cual sea la modalidad que utilicemos, al final del artículo incluimos un par de recomendaciones que te harán la vida más fácil en el futuro.

Así pues, si estás listo, comencemos…

Instalar VirtualBox desde los repositorios oficiales de Ubuntu

Este método surgió con la versión 4 de VirtualBox, cuando, tanto el código fuente como el código binario se publican con licencia GPLv2.

La parte que sigue bajo licencia privativa (llamada PUEL por Oracle), es el soporte para dispositivos USB 2.0, RDP, las funciones PXE para tarjetas de red Intel y alguna otra característica no imprescindible, pero sí muy útil. Toda esta funcionalidad se incluyó en un complemento llamado Extension Pack.

Las Extension Pack también permiten que terceras partes incluyan sus propias funciones en el producto.

La gran ventaja de este enfoque es que ahora las distribuciones pueden incluir paquetes precompilados de VirtualBox en sus repositorios. Aunque únicamente la parte con licencia GPLv2, claro.

Y dado que ahora se puede encuentra en los repositorios de muchas distribuciones, incluidos los de Ubuntu, su instalación puede ser tan sencilla como veremos en este apartado.

Lógicamente, el principal inconveniente es que, como no se trata de un repositorio mantenido por Oracle (la empresa que desarrolla VirtualBox), no tenemos garantías de que la versión incluida en los repositorios sea la última. Piensa que es el equipo de Canonical (la empresa que desarrolla Ubuntu) quien verifica y aprueba cada paquete incluido en el repositorio oficial.

1

Comenzaremos por hacer clic sobre el icono Ubuntu Software que encontramos en el Launcher.

Cuando aparezca la ventana, basta con comenzar a escribir el nombre del programa en el cuadro de búsqueda.

2

Cuando aparezca el programa en pantalla, haremos clic sobre el botón Instalar.

Como es habitual cuando realizamos tareas administrativas, aparecerá una ventana solicitando que nos autentiquemos.

3

Escribimos la contraseña de nuestra cuenta de usuario y hacemos clic sobre el botón Autenticar.

Al hacerlo, comenzará la instalación y, poco después, la pantalla principal de Ubuntu Software habrá sustituido el botón Instalar por Desinstalar.

4

Esto significa que la aplicación ha sido instalada.

Además, se habrá creado un nuevo elemento dentro del Lanzador para facilitar la ejecución de VirtualBox.

5

Basta con hacer clic sobre él para iniciarlo.

Descargar e instalar VirtualBox desde su página web

Otra opción que tenemos para instalar VirtualBox consiste en visitar la página web del proyecto y descargar el paquete en formato .deb. Esto nos garantiza que instalamos siempre de la última versión del programa, pero con el inconveniente de que no se actualizará de forma automática cuando se produzcan cambios en el futuro.

Para comenzar, sólo tenemos que visitar la página de descarga: https://www.virtualbox.org/wiki/Downloads

Y hacer clic sobre el enlace que se corresponda con nuestro sistema operativo

1

En nuestro caso, hacemos clic sobre el enlace VirtualBox 5.1.6 for Linux hosts.

Esto nos lleva a una página donde debemos elegir nuestra distribución concreta (para nuestro ejemplo, Ubuntu 16.04 (“Xenial”)) y la arquitectura de nuestro ordenador (que en nuestro caso será AMD64, porque mi equipo tiene una arquitectura de 64 bits).

2

Hacemos clic sobre el enlace de descarga.

Puedes abrir la ventana de terminal usando la combinación de teclas Alt + Control + T.

Cuando concluya la descarga, abrimos una ventana de terminal y nos desplazamos hasta el lugar donde se haya guardado el archivo. En mi caso, la carpeta Descargas:

 cd Descargas/

3

Escribimos el comando y pulsamos la tecla Intro.

Antes de realizar la instalación del paquete, nos aseguraremos de que se satisfacen sus dependencias. Para lograrlo, escribimos, o copiamos, el siguiente comando:

sudo apt-get install libqt5x11extras5 libsdl1.2debian

4

Como antes, escribimos el comando y pulsamos la tecla Intro.

Ya sólo nos queda instalar el paquete que hemos descargado. Algo tan sencillo como escribir (o copiar) el siguiente comando en la terminal:

sudo dpkg -i virtualbox-5.1_5.1.6-110634~Ubuntu~xenial_amd64.deb

Ten en cuenta que el nombre concreto del paquete puede cambiar según vayan apareciendo nuevas versiones.

5

De nuevo, escribimos el comando y pulsamos la tecla Intro.

Poco después, la instalación habrá terminado.

A diferencia del primer método, en este caso no se crea un icono de acceso en el Launcher, pero basta con abrir el Dash (por ejemplo, usando la tecla Windows en el teclado) y comenzar a escribir el nombre del programa

6

Cuando aparezca en primer lugar, pulsaremos la tecla Intro.

Instalar VirtualBox desde sus propios repositorios

La tercera opción, y quizás la mejor, consiste en configurar el sistema operativo para que utilice los repositorios de VirtualBox. De este modo, cuando Oracle publique una nueva versión del programa, la tendremos a nuestra disposición de manera inmediata.

El inconveniente de este método es que es un poco más tedioso de realizar, aunque sólo tienes que seguir nuestras indicaciones…

El primer paso consistirá en añadir el repositorio de VirtualBox a la lista de repositorios del sistema, contenida en el archivo sources.list. Para lograrlo, debemos editar el archivo con privilegios administrativos. Algo tan sencillo como escribir la siguiente orden en la ventana de Terminal:

sudo gedit /etc/apt/sources.list

1

Como es de esperar, lo primero que nos pide el sistema es la contraseña de administración.

Una vez que tengamos el archivo en la ventana del editor, añadiremos una línea al final con el siguiente contenido:

deb http://download.virtualbox.org/virtualbox/debian xenial contrib

Si tu versión de Ubuntu no es la 16.04, tendrás que cambiar xenial por el nombre que corresponda.

2

Cuando hayas terminado, puedes cerrar la ventana

3

… Aunque no debes olvidarte de guardar los cambios.

A continuación deberemos descargar las claves públicas de Oracle para apt-secure. Estas claves pueden descargarse y registrarse por separado, pero también podemos hacer ambos trabajos en un solo paso (que será lo que hagamos aquí).

Como son dos archivos diferentes, comenzaremos por el primero, escribiendo (o copiando) el código siguiente en la terminal:

wget -q https://www.virtualbox.org/download/oracle_vbox_2016.asc -O- | sudo apt-key add -

4

Escribimos el comando y pulsamos la tecla Intro.

Después, hacemos lo mismo con el segundo archivo:

wget -q https://www.virtualbox.org/download/oracle_vbox.asc -O- | sudo apt-key add -

5

Como antes, escribimos el comando y pulsamos la tecla Intro.

Una vez añadido el repositorio, necesitaremos actualizar la lista de paquetes del sistema, para lo que escribiremos lo siguiente:

sudo apt-get update

6

De nuevo, escribimos el comando y pulsamos la tecla Intro.

Cuando termine la actualización, estaremos listos para instalar el programa, algo que podremos lograr escribiendo lo siguiente:

sudo apt-get install virtualbox-5.1

7

Una vez más, escribimos la orden en la terminal y pulsamos la tecla Intro.

El programa de instalación nos avisa de que existen algunas dependencias y nos pide permiso para instalarlas (observa que en este caso no necesitamos instalarlas previamente).

8

Pulsamos la tecla S para autorizar la instalación.

Poco después, tendremos VirtualBox a nuestra disposición en el Dash.

9

Cuando aparezca en primer lugar, pulsaremos la tecla Intro.

Ajustes finales

Aunque no es imprescindible, puede ser interesante instalar el paquete dkms para asegurarnos de que los módulos del núcleo del anfitrión se actualicen correctamente cuando cambie la versión del núcleo de Ubuntu. Sobre todo si, en el futuro, necesitamos hacer un upgrade del sistema.

Para conseguirlo, sólo necesitamos ejecutar el siguiente comando en la terminal:

sudo apt-get install dkms

1

Volvemos a escribir la orden en la terminal y pulsar la tecla Intro.

Otro aspecto a tener en cuenta es que, para realizar algunas tareas (por ejemplo, acceder a los dispositivos USB del anfitrión desde una máquina virtual), el usuario que estemos utilizando en el equipo anfitrión, debe ser miembro del grupo vboxusers, un grupo que se habrá creado durante la instalación de VirtualBox.

Para comprobar a qué grupos pertenece el usuario actual, basta con escribir la siguiente orden en la terminal:

groups

2

Comprobamos que el grupo vboxusers no se encuentra en la relación.

Por lo tanto, lo añadiremos usando, por ejemplo, el siguiente comando:

sudo adduser usuario vboxusers

Lógicamente, en mi caso, la cuenta de usuario se llama, precisamente, usuario. En tu caso, deberás utilizar el nombre que tenga tu cuenta.

3

Añadimos el usuario al grupo vboxusers.

Y hasta aquí el artículo de hoy. Espero que te resulte útil.