Capítulo 9: Clientes del dominio en Windows Server

Publicado por P. Ruiz en

9.9. Crear un perfil obligatorio

Un perfil móvil nos permite que un usuario pueda iniciar una sesión desde diferentes clientes, manteniendo su escritorio de trabajo. Sin embargo, en muchas ocasiones esto no es suficiente y necesitamos también que el usuario no pueda realizar cambios en ese perfil. Para ello, sólo tenemos que convertir el perfil móvil en obligatorio. Algo que se consigue sólo con modificar el nombre de un archivo oculto, que inicialmente se llama NTUSER.DAT por el de NTUSER.MAN.

Para conseguirlo, bastaría con que acceder a la carpeta del perfil, mostrar todos los archivos ocultos o de sistema y cambiar el nombre del archivo. Sin embargo, cuando intentamos entrar en la carpeta, recibimos un mensaje de error que nos informa de que no tenemos privilegios suficientes para hacerlo.

Es muy probable que este comportamiento te llame la atención. Uno puede pensar que, siendo Administrador, debería poder entrar en cualquier sitio, pero sobre una carpeta de perfil sólo tienen permisos el usuario propietario del perfil y el grupo especial SYSTEM.

En SomeBooks.es hemos publicado soluciones diferentes que, además, son intercambiables. Son estas:

Actividad 5: Crear perfiles de usuario

Sigue las indicaciones del capítulo para realizar las siguientes tareas:

  • Partiendo de una nueva máquina virtual con un sistema operativo Windows de escritorio, cambia sus propiedades para que pueda unirse al dominio usando la cuenta de equipo equ-man-01.

  • Crea un perfil móvil para el usuario usr-dir-01 e inicia sesión con esta cuenta desde el equipo equ-man-01, a continuación, cambia su fondo de escritorio y cierra sesión.

  • Inicia sesión con la cuenta usr-dir-01 en el equipo equ-con-02 y comprueba que el fondo de escritorio, efectivamente, ha cambiado.

  • Crea un perfil obligatorio para todos los usuarios del grupo Mantenimiento.

  • Inicia sesión con el usuario usr-man-01 desde cualquiera de los equipos que tienes definidos como clientes del dominio y cambia el fondo de escritorio. A continuación, cierra la sesión.

  • Vuelve a iniciar sesión con el usuario anterior y comprueba que, en realidad, el fondo de escritorio no ha cambiado.

Cuando hayas completado todos los apartados anteriores, realiza las comprobaciones necesarias para comprobar que todo funciona como esperas.