Capítulo 6: Tareas administrativas en Windows Server 2012 R2



6.7. Copias de seguridad programadas

Cuando la información almacenada en el servidor es realmente importante, no debemos limitarnos a hacer copias de seguridad esporádicas, sino que tendremos que establecer una política de respaldo que asegure la realización de copias de forma automática y, aun así, deberemos mantener un control sobre ellas para asegurarnos de que se están realizando de forma satisfactoria.

Usando las copias de seguridad programadas no sólo podemos desentendernos, en parte, del proceso de realización de copias de seguridad, sino que, además, podremos diferirlas a momentos del día en los que la carga de trabajo del servidor sea más baja.

Como en los casos anteriores, la programación de copias de seguridad también se encuentra dentro de la característica Copias de seguridad de Windows Server que encontraremos dentro del menú Herramientas del Administrador del servidor.

1

Una vez abierta la ventana, elegimos Programar copia de seguridad…, en el panel de la derecha.

El sistema mostrará el Asistente para programar copia de seguridad. El primer paso del asistente nos recuerda que debemos comenzar por decidir qué queremos copiar, en qué momentos y dónde queremos copiarlo.

2

Si ya lo tenemos decidido, hacemos clic sobre el botón Siguiente.

En la siguiente etapa, decidiremos si vamos a copiar todo el servidor o sólo algunos de sus volúmenes. En nuestro caso, volveremos a utilizar uno de los volúmenes como destino de la copia, en concreto el volumen Nuevo vol (E:). Por lo tanto, deberemos inclinarnos por la segunda alternativa.

3

Después de elegir nuestra opción, hacemos clic sobre el botón Siguiente.

De forma similar a cómo sucedía al hacer copias individuales, lo siguiente será elegir los elementos que queremos incluir en la copia de seguridad.

4

Hacemos clic sobre Agregar elementos.

En la ventana Seleccionar elementos que habrá aparecido, elegimos los objetos que queremos incluir en la copia. Recuerda que podemos elegir una unidad entera, como en este ejemplo, o podemos desplegar el árbol para elegir una determinada carpeta dentro de cualquiera de las unidades.

5

Cuando hayamos elegido el objeto deseado, hacemos clic sobre Aceptar.

De vuelta en el asistente, comprobamos que el elemento elegido aparece en la lista (ahora mismo con un solo objeto). Si queremos añadir nuevos orígenes de datos para la copia, sólo hay que los puntos 4 y 5 todas las veces que sea necesario.

6

Si no necesitamos incluir nuevos elementos, hacemos clic sobre el botón Siguiente.

Lo siguiente será especificar cuándo se deben realizar las copias. Tenemos dos opciones:

  • Si elegimos Una vez al día, dispondremos de una lista desplegable donde indicaremos la hora del día que preferimos (con intervalos de 30 minutos)
  • Si elegimos Más de una vez al día, dispondremos a la izquierda de una lista con las horas del día (también con intervalos de 30 minutos). Ahí seleccionaremos una o varias horas (disponemos de los mecanismos habituales de Windows para selecciones múltiples) y haremos clic sobre el botón Agregar. Con esto las pasaremos a la la lista de horas programadas. Por supuesto, si nos hemos equivocado al elegir alguna hora, también podremos elegirla de la lista de horas programadas y hacer clic sobre el botón Quitar.

7

Una vez establecida la frecuencia con la que haremos la copia, haremos clic sobre el botón Siguiente.

Después de esto, habrá llegado el momento de elegir el volumen de destino de la copia y el sistema nos ofrece tres alternativas:

  • En un disco duro dedicado para copias de seguridad (recomendado): Esta es la forma más segura, pero el disco elegido se formateará y se dedicará de forma exclusiva para almacenar copias de seguridad.
  • En un volumen: En esta opción, el volumen donde se hace la copia se comparte con otros datos del sistema. Es importante tener en cuenta que el rendimiento de esa unidad bajará de forma considerable.
  • En una carpeta de red compartida: Añade seguridad a los datos, porque se almacenan en un equipo diferente de nuestra red. Sin embargo, tiene dos limitaciones: necesitamos permisos en esa unidad de red y, lo que es más importante, sólo se almacena una copia de los datos (es decir, la copia más reciente sustituye a la anterior).

8

En nuestro caso, elegimos la primera opción y hacemos clic sobre el botón Siguiente.

Como hemos decidido realizar la copia en un disco local, dedicado a esa tarea, la siguiente tarea será elegir el volumen adecuado.

9

Hacemos clic sobre el botón Mostrar todos los discos disponibles

En el cuadro Mostrar todos los discos disponibles, aparecerán tanto los discos internos como los externos, salvo aquellos que contengan archivos del sistema. En nuestro caso sólo aparece el volumen E:.

10

Lo marcamos y hacemos clic sobre el botón Aceptar.

Al volver a la ventana principal del asistente, ahora aparecerá el volumen E: en la lista de dispositivos elegibles. Sólo nos queda seleccionarlo de nuevo.

11

Y hacemos clic sobre el botón Siguiente para continuar.

En este momento, el asistente nos muestra un aviso que es muy importante. Como en el punto 8 hemos indicado que el volumen elegido se dedique en exclusiva a este cometido, desaparecerá del Explorador archivos de Windows. Además, al terminar, el asistente formateará el volumen haciendo desaparecer cualquier dato que contuviese.

Para nuestro ejemplo particular, esto significa que las copias de seguridad que hemos realizado en los apartados anteriores no podrán volver a recuperarse y, si fuesen datos importantes, deberíamos ponerlos a salvo antes de proseguir. Sin embargo, como sólo se trata de pruebas, seguiremos adelante.

12

Una vez que entendemos los riesgos, si todo es correcto, hacemos clic sobre el botón .

Una vez aceptado el punto anterior, el asistente nos muestra un resumen de los pasos anteriores para que nos aseguremos de que son correctos. Si vemos algún aspecto que no es correcto, podemos utilizar el botón Anterior para retroceder hasta el paso correspondiente.

Observa que se ha cambiado la etiqueta para identificar el volumen de forma adecuada. Esto significa que la etiqueta original (Nuevo vol) ha desaparecido definitivamente. Podemos encontrar el nuevo texto bajo la columna Etiqueta de la imagen siguiente.

Cuando se trate de un volumen externo, es una buena idea que tomemos nota para escribirla sobre el disco usado (podemos cambiar la anchura de la columna si es necesario para leerla completa).

13

Si todo es satisfactorio, haremos clic sobre el botón Finalizar.

Después de esto, el asistente realiza todas las comprobaciones oportunas para asegurarse de que todo es correcto y realiza la programación de la copia de seguridad.

14

Sólo tenemos que esperar unos instantes.

Por último, nos indica si la copia se ha programado correctamente, nos informa del momento en el que se realizará el próximo respaldo y nos recomienda que nos aseguremos de que el disco en el que se van a hacer las copias esté disponible en el momento de hacer la siguiente (recuerda que, aunque nosotros estamos utilizando un disco interno, lo más frecuente es que se utilice uno externo).

15

Después de leer la información de resumen, hacemos clic sobre el botón Cerrar.

Observa que ahora en la parte inferior del panel central de la ventana Copias de seguridad de Windows Server aparece la información relativa a las copias programadas. Puede que necesites las barras de desplazamiento laterales para poder verla.

16

Ya podemos cerrar la ventana Copias de seguridad de Windows Server.