Realizar ajustes en la configuración de una máquina virtual de Hyper-V Server 2012 R2

Si, en el artículo anterior (Crear la primera máquina virtual sobre Hyper-V Server 2012 R2), has añadido una imagen ISO desde la que iniciar la instalación, puede que no necesites revisar las opciones de configuración antes de instalar un sistema operativo.

Sin embargo, es interesante que le echemos un vistazo porque dichas opciones de configuración no sólo son útiles cuando creamos una máquina virtual, sino que podremos usarlas para realizar modificaciones sobre sus características en cualquier momento.

Por ese motivo, yo me he dejado pendiente, para este momento, la asignación de una imagen ISO que actúe como unidad óptica desde la que instalar el sistema.

Para acceder a las opciones de configuración, sólo tienes ejecutar el Administrador de Hyper-V y, en su panel central, hacer clic sobre la máquina virtual con el botón derecho del ratón.

En el menú de contexto que aparece, elegimos la opción Configuración.

img001

Al hacerlo, aparece la ventana Configuración para Windows 8.1 en SOMEBOOKS-HV (como cabe esperar, el nombre de la máquina virtual y del servidor cambiarán según tu implementación). En ella, hacemos clic sobre la opción Agregar hardware en el panel izquierdo. Después, a la derecha, elegimos Controladora SCSI

… y por último, hacemos clic sobre el botón Agregar.

img002

La ventana cambiará para solicitarnos la información relativa a la unidad que pretendemos añadir. Podremos escoger entre crear un disco duro virtual o una unidad de DVD.

Como puedes ver, desde esta opción también podríamos desconectar de la máquina cualquier controladora SCSI virtual que hayamos definido previamente. Esto no eliminará el archivo físico que representa a la unidad de almacenamiento virtual.

En nuestro caso, elegimos Unidad de DVD y hacemos clic sobre el botón Agregar.

img003

En el siguiente paso, identificaremos el archivo de imagen ISO que queremos usar para la instalación.

Para lograrlo, comenzamos por hacer clic sobre el botón Examinar.

img004

De esta forma, obtenemos una ventana de las que utiliza el sistema operativo para navegar por la estructura de archivo y elegir el que nos interese. Observa que estamos accediendo al árbol de directorios del servidor, no del equipo cliente que estamos usando para administrarlo.

Seleccionamos el archivo y hacemos clic sobre el botón Abrir.

img005

De vuelta en la ventana de configuración, comprobamos que el archivo ya se encuentra seleccionado.

Ya podemos hacer clic sobre el botón Aplicar.

img006

Ya sólo nos queda establecer el orden de arranque de la unidad que acabamos de crear. Para conseguirlo, tendremos que elegir la categoría Firmware en el panel izquierdo.

Después, a la derecha, seleccionaremos las unidades y usaremos los botones Subir o Bajar para ordenarlas.

img007

Cuando estemos listos, sólo quedará guardar los cambios.

Hacemos clic sobre el botón Aceptar.

img008

Y hasta aquí el artículo de hoy. Espero que te haya resultado interesante.