Capítulo 1: ¿Qué es la virtualización?

Introducción

Una aplicación de virtualización es un software que utiliza una serie de técnicas avanzadas para abstraer las características físicas del ordenador donde se instala y crear máquinas virtuales que producen la ilusión de ser plataformas hardware independientes.

Por consiguiente, cada máquina virtual actúa como un ordenador independiente, sobre el que podremos instalar un nuevo sistema operativo con sus correspondientes aplicaciones y configuraciones.

Las distintas máquinas virtuales que definamos sobre la misma máquina física, podrán ejecutar diferentes sistemas operativos, compartiendo todas ellas los recursos existentes. De esta forma, podremos disponer de varios ordenadores virtuales ejecutándose, a la vez, en el mismo ordenador físico.

Lógicamente, el número máximo de máquinas virtuales que podremos ejecutar de forma paralela estará limitado por los recursos disponibles en la máquina real.

El ordenador físico suele llamarse también anfitrión (host), hypervisor o monitor de la máquina virtual (VMMVirtual Machine Monitor), mientras que también podemos referirnos a las máquinas virtuales como sistemas invitados (guest).

Dada la excelente relación entre el precio y las prestaciones de los ordenadores actuales, es relativamente frecuente que el sistema operativo del ordenador anfitrión no sea capaz de aprovechar por sí mismo todas la capacidad del hardware donde está instalado, de forma que éste puede quedar infrautilizado. La tecnología de virtualización puede conseguir que mejore el aprovechamiento que hacemos de los recursos disponibles.