Crear una consola con las herramientas más usadas en Windows Server 2012 R2

msc iconLa herramienta Microsoft Management Console (MMC) nos permite crear grupos de herramientas que reciben el nombre de Consolas. Creando una consola, podremos tener más a mano las características de Windows Server 2012 R2 que utilizamos con más frecuencia.

En definitiva, una consola no es más que un archivo con extensión .msc. Esto significa que podremos manipularlo como cualquier otro archivo del sistema (compartirlos con otros usuarios mediante una carpeta de red, enviarlos por e-mail, etc).

Como cualquier otro archivo, se pueden asignar privilegios sobre él a determinados usuarios o grupos, de forma que podamos delegar sobre ellos algunas tareas administrativas particulares (lógicamente, los usuarios o grupos implicados deberán tener también privilegios para realizar las tareas contenidas en la consola).

Veamos a continuación cómo podemos crear una nueva Consola.

Abrir el complemento MMC

Para comenzar, hacemos clic, con el botón derecho del ratón, sobre el botón Inicio.

En el menú que aparece, elegimos la opción Ejecutar

A continuación, en la ventana Ejecutar, escribimos la orden mmc.

… Y hacemos clic sobre el botón Aceptar.

Veremos que aparece una ventana con el título Consola 1 – [Raíz de consola].

De momento, el área de trabajo se encuentra vacía.

Crear una consola

Para crear una nueva consola, comenzaremos por hacer clic en el menú Archivo.

Y elegir la opción Agregar o quitar complemento

Observaremos que se abre la ventana Agregar o quitar complementos. Esta ventana se divide, básicamente, en dos paneles de complementos (disponibles y seleccionados) y un grupo de botones a la derecha.

El funcionamiento básico consiste en seleccionar uno o varios de los complementos de la lista de la izquierda y hacer clic sobre el botón Agregar para pasarlos a la lista de la derecha.

Los complementos que incluyamos en la lista de la derecha serán los que formen parte de la Consola que estamos creando

Puede que al añadir alguna de las herramientas, como ocurre con las Copias de seguridad de Windows, sea necesaria alguna configuración complementaria. En ese caso, será suficiente con seguir las indicaciones del asistente que aparece.

En el caso de las Copias de seguridad de Windows, habrá que indicar si se utilizará para hacer copias de seguridad de este equipo o de otro equipo de la red.

Entre otras cosas, los botones de la derecha nos van a permitir eliminar de la Consola algún componente que hayamos añadido por error, o modificar el orden en el que se muestran.

Cuando hayamos concluido, haremos clic sobre el botón Aceptar.

Esto hará que se cierre la ventana Agregar o quitar complementos y volvamos a la ventana principal.

… Y comprobaremos que ya se han incluido todas las herramientas elegidas.

Guardar la consola

Ya hemos creado nuestra primera consola. Para volver a utilizarla en el futuro, sólo tenemos que guardarla en un lugar que resulte fácilmente accesible. Recuerda que se creará un archivo con el nombre que nosotros elijamos y la extensión .msc.

Nos dirigimos al menú Archivo y elegimos Guardar como

Elegimos una ubicación, por ejemplo en el Escritorio, y escribimos el nombre que queremos darle a la Consola.

… En este caso, Herramientas comunes, aunque puedes elegir el nombre que prefieras.

Al hacer clic sobre el botón Guardar, comprobaremos que aparece un nuevo icono en el Escritorio. Ya podemos cerrar la ventana, que ahora se titulará Herramientas comunes [Raíz de consola].

Volver a usar la consola

Como en realidad la consola no es más que un archivo, podremos copiarlo a otra ubicación o, incluso, transportarlo en una memoria USB a un equipo diferente.

Lógicamente, cuando queramos volver a utilizar la Consola, sólo tenemos que hacer doble clic sobre su icono…

… y volverá a abrirse la ventana Herramientas comunes [Raíz de consola].

Como cabía esperar, la ventana contiene la mismas  herramientas que habíamos reunido.

Ahora, sólo tendremos que desplegar las diferentes opciones en el panel de la izquierda, para comenzar a trabajar con las herramientas elegidas.

Por ejemplo, podemos usarla para administrar los usuarios y grupos del dominio.

Y hasta aquí el artículo de hoy. Espero que te haya resultado interesante.