Capítulo 5: Administración del servidor Ubuntu

Publicado por P. Ruiz en

5.4. Gestión de servicios

Los servicios, también llamados demonios en la terminología Unix, son programas que se ejecutan en segundo plano para ofrecer una función concreta de forma independiente del usuario que pueda iniciar sesión en el sistema.

Existen servicios que monitorizan el sistema, que comprueban si existen actualizaciones pendientes de instalar, que controlan el reloj del sistema y lo actualizan a través de la red cuando sea necesario, que gestionan la conexión de red y avisan cuando algo no va bien, etc.

En la siguiente tabla se incluyen algunos de los servicios más frecuentes en Linux:

También es frecuente encontrar servicios que no están relacionados con el funcionamiento del propio sistema, sino con la funcionalidad que este ofrece a equipos cliente. En esta categoría se encuentran los siguientes:

Aunque en un sistema Linux en funcionamiento existen multitud de servicios en ejecución, su administración es relativamente sencilla. Sólo habrá que saber dónde se encuentran y cómo gestionarlos (iniciarlos, reiniciarlos, pararlos, etc).

Gestionar los servicios

A lo largo del tiempo, Ubuntu ha ido modificando  el modo en el que maneja el proceso de arranque, y por lo tanto, la carga inicial de todos los servicios que gestionan el sistema operativo.

Al principio se utilizó SysVinit, el método basado en el tradicional Unix System V que usaban la mayoría de las distribuciones de GNU/Linux.

A partir de la versión Ubuntu 9.10 se implementó de forma nativa un nuevo método llamado Upstart (aunque se había venido integrando desde Ubuntu 6.10). Una característica de Upstart es que mantiene la compatibilidad con el método anterior, de modo que ambos podían convivir. Sin embargo, a diferencia de su predecesor, está basado en eventos. Esto le permite, por ejemplo, reaccionar de forma interactiva a procesos de conexión o desconexión de distintos tipos de dispositivos.

Sin embargo, a partir de Ubuntu 15.04 fue reemplazado, de nuevo, por  systemd. Este, además de ofrecer considerables mejoras sobre Upstart, aporta componentes complementarios que simplifican el trabajo de los desarrolladores y mejoran la integración con el sistema operativo.

Una peculiaridad de systemd es que ha cambiado la nomenclatura y llama Unidades (Units) a lo que antes llamábamos servicios aunque, en definitiva, estamos hablando del mismo concepto.

En cualquier caso, no debes preocuparte, porque en SomeBooks.es ya le hemos dedicado algunos artículos al control de los servicios del sistema de diferentes formas:

A pesar de todo, algunos algunas aplicaciones siguen utilizando scripts de inicio al estilo del antiguo SysVinit. Y systemd sigue manteniendo la compatibilidad con ellos cuando carezcan de un archivo de configuración actual.