Capítulo 5: Administración del servidor Ubuntu

Publicado por P. Ruiz en

5.6. Cuotas de disco

Uno de los problemas más inmediatos que puede tener un administrador de red cuando debe administrar un número considerable de usuarios es el uso racional de los dispositivos de almacenamiento.

Si no se ponen límites, cada usuario tenderá a almacenar una cantidad considerable de información y, probablemente, buena parte de ella no esté relacionada con su actividad laboral. La consecuencia inmediata es que se desborda la previsión de necesidades para la red, sobre todo cuando establecemos un almacenamiento de datos centralizado.

Por otra parte, un usuario malintencionado podría impedir el uso normal del sistema informático simplemente saturando la capacidad de su almacenamiento de red.

En este contexto, cualquier administrador tendrá dos inquietudes: poder consultar el espacio ocupado por los usuarios de forma individual y poder establecer límites a la capacidad máxima de almacenamiento que puedan utilizar los usuarios.

En GNU/Linux, el administrador puede establecer límites de forma individual a cada usuario o puede hacerlo para todo un grupo. Además, existen dos enfoques diferentes en el momento de establecer cuotas:

  • Limitar el número de bloques de disco, con lo que se restringe el tamaño máximo que se puede ocupar.

  • Limitar el número de i-nodos, que restringe el número máximo de archivos que pueden crearse. Un i-nodo guarda las características de un objeto del sistema de archivos (un archivo, un directorio, etc,). Por lo tanto, limitando su número limitamos la cantidad máxima de objetos.

Además, cuando un administrador establece cuotas, puede fijar dos tipos de límites:

  • Rígido (hard): El sistema operativo impedirá que el límite sea sobrepasado.

  • Flexible (soft): El sistema operativo avisará cuando el límite sea sobrepasado.

En cualquier caso, en SomeBooks.es ya hemos dedicado algunos artículos la instalación y configuración de las cuotas de disco: