Capítulo 1: Estructura física de una red

Topologías de red.

Llamamos topología de red al diseño que se utiliza para desplegar una red. Los tipos más frecuentes son estos:

  • Bus

  • Anillo

  • Estrella

  • Malla

  • Híbrida

Topología en Bus

La topología en bus se caracteriza por su sencillez y su facilidad de configuración. Dispone de un único enlace físico que une a todos los dispositivos de la red. Después de conectar los dispositivos, sólo tendremos que instalar en ellos el software de red para que los demás dispositivos estén accesibles.

Topología en Bus

Su principal ventaja es que podemos añadir o quitar dispositivos con mucha facilidad. Sin embargo, entre sus inconvenientes destacan su baja velocidad de transmisión y el hecho de que si falla el enlace entre dos hosts, dejará de funcionar toda la red.

Topología en Anillo

La topología en anillo utiliza un único cable que conecta de forma secuencial todos los nodos formando un circuito cerrado. Así, cada host se encontrará conectado a otros dos, uno a cada lado. Los mensajes irán pasando de un host a otro. Cada host lo examinará y, si no es su destinatario, el mensaje se regenera y se envía al siguiente host. Los mensajes viajan identificados por un testigo (token) en el sentido de las agujas de un reloj.

Topología en anillo

Los hosts pueden estar conectados directamente al anillo o a un dispositivo llamado MAU (del inglés Multi-station Access Unit), que permite unir varios hosts a un solo punto del anillo, concentrando el tráfico de todos ellos y disminuyendo la necesidad de conexiones en éste.

Topología en anillo

Como en el caso anterior, el tráfico generado por un host repercutirá en el rendimiento de toda la red y el fallo en la conexión de un host (o una MAU) puede hacer que se interrumpa todo el tráfico.

Topología en Estrella

En este tipo de estructuras se utiliza un dispositivo que actúa como conmutador, de modo que todos los dispositivos se conecten a él. Como vimos más arriba, este dispositivo puede ser un Hub o un Switch y será el responsable de la comunicación entre los distintos hosts.

Topología en estrella

Esta topología permite conectar o desconectar dispositivos sin perjudicar al resto de la red y la red completa sólo fallará si deja de funcionar el conmutador.

Esta es la topología más utilizada en la actualidad.

Topología en Malla

Se trata de un diseño en el que cada uno de los dispositivos que intervienen se encuentra conectado de forma directa a todos los demás, facilitando que la mayoría de las comunicaciones se realicen de forma distribuida, incluso cuando deje de funcionar alguna de las conexiones.

Topología en malla

Es fácil de suponer que se trata del diseño con un mayor rendimiento en la transferencia de datos, sin embargo, no suele utilizarse de forma habitual en la mayoría de las redes cableadas, por la dificultad y el coste de su implementación. Aún así, es común en redes inalámbricas, donde desaparecen sus inconvenientes, y en las redes WAN donde los routers hacen las veces de nodos.

Topología Híbrida

Se dice que se emplea una topología híbrida cuando el diseño de la red incluye dos o más topologías de red de las mencionadas más arriba.

Topología híbrida