Instalar Windows 10 sobre VirtualBox desde cero

logo de windows 10

Desde el pasado 29 de julio de 2015, tenemos entre nosotros la última versión del sistema operativo de Microsoft, que ha sido bautizada como Windows 10.

Si ya eres usuario de Windows y estás pensando en actualizarte a la nueva versión, o actualmente utilizas otro sistema operativo, pero quieres saber las ventajas que incorpora este nuevo Windows, te puede resultar interesante su instalación en una máquina virtual, donde probarlo durante un tiempo antes de dar el paso definitivo.

Una cuenta Microsoft permite usar dispositivos y servicios de la empresa y consta de una dirección de correo electrónico y una contraseña.

Con este objetivo, la empresa Microsoft ofrece versiones de evaluación en formato ISO, totalmente gratuitas y completamente funcionales durante 90 días.

En concreto, para obtener el archivo ISO de Windows 10, sólo tienes que ir hasta la página de descarga (https://technet.microsoft.com/es-es/evalcenter/dn781239.aspx) e iniciar sesión con tu cuenta Microsoft. Si no dispones de una, podrás crearla sobre la marcha.

En este artículo te mostraremos cómo instalarlo sobre VirtualBox.

Todo el proceso ocupa aproximadamente media hora (aunque, como es lógico, esto dependerá de la potencia del ordenador que estés utilizando) y comienza por crear y configurar adecuadamente una nueva máquina virtual. Después, bastará con iniciar el sistema y seguir los pasos del asistente de instalación que, como veremos, tiene un gran parecido con los que te explicamos en el artículo Instalar Windows 10 Technical Preview sobre VirtualBox (aunque también algunas notables diferencias).

Configurar la nueva máquina virtual

El proceso de creación de la máquina virtual es idéntico al de cualquier otra. Sin embargo, debes asegurarte de tener una versión de VirtualBox que sea suficientemente moderna para dar soporte a la última versión de Windows (si no lo es, el sistema no aparecerá en la lista).

1

Para este ejemplo, yo he elegido la versión de 64 bits.

Además, debemos asegurarnos de asignar la cantidad de memoria suficiente para que el sistema funcione de forma correcta.

2

Con 2 GB será suficiente.

Instalar Windows 10 Enterprise Evaluation

Al hacer clic en el botón Iniciar de VirtualBox, se abrirá una nueva ventana y, dentro de ella, veremos lo mismo que veríamos en un ordenador de verdad, en el que estemos instalando Windows 10 Enterprise Evaluation.

Por supuesto, podríamos hacer lo mismo en una máquina real, grabando la imagen ISO en un DVD e insertándolo en la unidad óptica inmediatamente después de poner en marcha el ordenador.

Lo primero que veremos es el icono de las nuevas versiones de Windows. Mientras, en la trastienda, se irán cargando los archivos que necesita Windows 10 Enterprise Evaluation para iniciar la instalación.De momento, no aparece el típico círculo de puntos en movimiento que nos indican que hay actividad, pero no debes desesperarte, la instalación sigue avanzando.

1

Nos limitaremos a esperar unos segundos.

Poco tiempo después, veremos como comienza a cargarse la interfaz del asistente de instalación: aparecerá la primera pantalla donde tenemos que introducir información.

Se trata de la configuración del idioma, aunque en realidad se establecen tres parámetros: El propio idioma, el formato de hora, fecha y moneda, y el tipo de teclado que vamos a utilizar.

2

Establecemos los valores adecuados y hacemos clic sobre el botón Siguiente.

Con esta sencilla operación, el asistente está listo para comenzar la instalación del sistema operativo.

Aunque por el momento nos centraremos en realizar una instalación básica, es interesante que observemos también el enlace Reparar el equipo, que puedes ver en la parte inferior izquierda de la siguiente ventana. Podremos recurrir a él cuando Windows 10 Enterprise Evaluation presente un comportamiento erróneo.

3

Para continuar, hacemos clic sobre Instalar ahora.

El sistema comienza a cargar archivos para la instalación.

4

Nos limitamos a esperar unos instantes.

Poco después, el asistente nos muestra el contrato de licencia. Es conveniente leer
atentamente las condiciones.

5

Si estamos de acuerdo con los términos de la licencia, elegimos Acepto los términos de licencia y hacemos clic en Siguiente.

En el siguiente paso, debemos indicar el tipo de instalación que realizaremos, aunque, si hemos iniciado la instalación desde el DVD de instalación (como es el caso), sólo podremos elegir la opción Personalizada: instalar solo Windows (avanzado), ya que, si lo que pretendemos es actualizar una instalación existente, deberíamos iniciar la instalación insertando el DVD con el sistema antiguo en funcionamiento. De este modo, se conservarán todos los archivos, los programas y la configuración que ya teníamos, ahorrándonos una buena cantidad de trabajo.

En cualquier caso, si vamos a actualizar, deberemos realizar una copia de seguridad de todos los datos importantes antes de iniciar el proceso, ya que si hubiese algún problema durante la actualización, podríamos perder todos los datos anteriores.

6

Para nuestro ejemplo, hacemos clic en la segunda opción: Personalizada: instalar solo Windows (avanzado)

A continuación, podemos optar por asignar todo el espacio del disco duro para la instalación de Windows 10 Enterprise Evaluation. Para ello, sólo habría que hacer clic sobre el botón Siguiente. No obstante, también tenemos diferentes opciones  para configurar, a nuestro gusto, el disco (o los discos) que tengamos en el ordenador.

7

En nuestro caso, continuamos haciendo clic sobre el botón Siguiente.

A partir de aquí, el proceso se vuelve un tanto aburrido, ya que consiste en copiar una serie de archivos desde el DVD de instalación al disco duro del equipo, descomprimirlos e instalar diferentes componentes de forma automatizada. Además, durante el proceso, el sistema se reiniciará varias veces.

8

Nos limitamos a esperar…

Cuando se completen los pasos de la ventana anterior, se producirá el primer reinicio.

9

Si no queremos esperar la cuenta atrás del reinicio, podemos hacer clic sobre Reiniciar ahora.

Poco después, volverá a aparecer la pantalla en negro con el nuevo logotipo de Windows. Observa que ahora sí aparece el círculo de puntos en movimiento que nos indican que hay actividad.

10

Nos limitamos a esperar…

Después, aparece un mensaje que nos informa de que se están preparando los diferentes dispositivos

11

Seguimos esperando…

Y por último, se prepara el sistema para su primer arranque.

12

… Y seguimos esperando.

Cuando concluya este proceso se producirá un nuevo reinicio y la instalación habrá concluido.

Después, el asistente nos muestra una pantalla donde nos da a elegir entre configurar el sistema usando una serie de valores preestablecidos, o si preferimos realizar una configuración personalizada de la instalación.

Después de leer con atención la pantalla que tienes en la imagen siguiente, nos ha parecido suficientemente inquietante como para preferir establecer los valores de la instalación de forma personalizada.

13

Por lo tanto, hacemos clic sobre Personalizar configuración.

En la primera pantalla de personalización, disponemos de las siguientes opciones:

  • Personalizar tu voz. escritura y entrada de lápiz al enviar a Microsoft los detalles de contactos y calendarios, junto con otra información de entrada asociada
  • Enviar a Microsoft datos de escritura y entrada de lápiz para mejorar el reconocimiento y la plataforma de sugerencias.
  • Permitir que las aplicaciones usen tu indentificador de publicidad para las experiencias entre aplicaciones.
  • Permitir que Windows y las aplicaciones soliciten conocer tu ubicación, con el historial de ubicaciones, y enviar a Microsoft y partners de confianza algunos datos de ubicación para mejorar los servicios de ubicación.

En cada una de las entradas dispones de un interruptor que te permite Activarla o Desactivarla. Te recomiendo que las leas atentamente y valores las ventajas y los inconvenientes de ceder a Microsoft la información sobre el uso que realizas de su sistema.

14

Una vez desactivadas las opciones que consideremos oportunas, hacemos clic sobre el botón Siguiente.

En la segunda pantalla sobre personalización, el panorama es bastante parecido al anterior. Nos encontramos con las siguientes opciones:

  • Usar los servicios en línea SmartScreen para ayudar a proteger contra contenido y descargas malintencionadas en sitios web que carguen los exploradores de Windows y las aplicaciones de la Tienda.
  • Usa la predicción de páginas para mejorar la lectura, acelerar la exploración y mejorar la experiencia global a la hora de usar los exploradores de Windows. Tus datos de exploración se enviarán a Micorsoft.
  • Conectarse automáticamente a las zonas de cobertura inalámbrica públicas sugeridas. No todas las redes son seguras.
  • Conectarse automáticamente a las redes que tus contactos comparten.
  • Enviar información de errores y diagnóstico a Microsoft.

Como antes, disponemos en cada entrada de un interruptor que nos permite Activarla o Desactivarla. De nuevo, te recomiendo que las leas atentamente y valores sus ventajas e inconvenientes.

15

Una vez desactivadas las opciones que consideremos oportunas, hacemos clic sobre el botón Siguiente.

A continuación, el sistema comienza a aplicar las configuraciones que hemos indicado.

16

… Y nosotros esperamos unos instantes.

Durante el proceso, el sistema se reinicia y, después de otra breve espera, nos pregunta cómo iniciaremos sesión en el sistema y nos ofrece dos opicones:



  • Unirse a Azure AD: Windows Azure es un servicio en la nube que ofrece diferentes prestaciones, como la comunicación segura entre usuarios, el acceso de inicio de sesión único o el alojamiento de aplicaciones, entre otras. Lógicamente, para elegir esta opción, debemos tener una cuenta de Azure Active Directory u Office 365.
  • Unirse a un dominio: Aunque el nombre es un poco engañoso, esta opción lo que nos permite es la creación de una cuenta de usuario local. Sí es cierto que, una vez que iniciemos sesión en el equipo, podremos unirlo a un dominio ADDS (Active Directory Domain Services), en el caso de que lo necesitemos (como ya ocurría con las versiones anteriores de Windows.

Para este artículo, elegiremos la segunda opción.

17

Hacemos clic sobre la opción Unirse a un dominio.

Al hacer clic sobre la opción, comprobamos que, en realidad, se refería a la creación de una cuenta local.

18

Para seguir, hacemos clic sobre el botón Sioguiente.

En la siguiente etapa, el asistente nos pide los datos de la cuenta que actuará en el sistema con privilegios de administración.

Lo primero será elegir un nombre de usuario (puedes usar el que prefieras).

En cuanto a la contraseña, se solicita por duplicado para asegurarse de que no
cometemos errores tipográficos. Piensa que, si después no somos capaces
de volver a escribirla, no podremos iniciar sesión en el equipo y nos encontraremos en un aprieto.

En el campo Indicio de contraseña debes escribir algo que te ayude a recordarla en caso de que la olvides (pero que sólo tenga sentido para ti, si no, lo estarás poniendo realmente fácil a quien intente usar tu ordenador sin permiso).

19

Cuando hayamos completado los datos, hacemos clic sobre el botón Siguiente.

A partir de aquí, aparecerán algunos mensajes indicado que se está completando la instalación.

20

De nuevo, esperamos unos instantes.

Poco después, estaremos, por primera vez, ante el nuevo escritorio de Windows. Sin embargo, aún nos queda realizar un último ajuste: indicar si queremos que otros usuarios de nuestra red puedan tener conocimiento de la existencia de nuestro equipo.

El propio sistema nos recomienda que, si vamos a conectarnos a redes públicas, contestemos No.

21

Sin embargo, en nuestro caso, usaremos el ordenador en un ámbito doméstico, por lo que la respuesta será .

Como puedes comprobar, el escritorio tiene un aspecto bastante convencional, sin rastro, a primera vista, de la Pantalla de inicio y sus tiles.

22

Aspecto predeterminado del escritorio de Windows 10.

Una de las primeras cosas que sorprende es la vuelta del botón Inicio, con una funcionalidad parecida a la que tenía en Windows 7. Incluso dispone de una opción de apagado.

23

… Aunque, ahora sí, encontramos un innegable sabor a Windows 8.1.

Espero que el artículo de hoy te haya parecido interesante y que te ayude a valorar el nuevo vástago de Microsoft.