Degradar un controlador de dominio con Windows Server 2016 desde la línea de comandos

ADDS ControllerYa aprendimos, hace unos días, cómo Degradar un controlador de dominio desde la interfaz gráfica de Windows Server 2016 (parte 1 y parte 2). Sin embargo, si tenemos instalado un servidor sin interfaz gráfica y necesitamos degradar un controlador de dominio, la forma más evidente de hacerlo es recurriendo a PowerShell.

Aunque te encuentres ejecutando Windows Server 2016 con interfaz gráfica, puede que te resulte más cómodo realizar la degradación del controlador desde la línea de comandos. En este caso, puedes abrir fácilmente la ventana de terminal usando la combinación de teclas Windows + R y, escribiendo el siguiente comando en la ventana que aparece:

cmd

 

Abrir la terminal

Igual que ocurrió cuando hicimos la degradación desde la interfaz gráfica, dividiremos la tarea en dos partes:

  • Lo primero será la degradación del controlador, propiamente dicha. Al final de esta etapa, el ordenador habrá dejado de actuar como controlador de dominio en la red.

  • A continuación, desinstalaremos los roles Servicios de dominio de Active Directory y DNS, ya que no tendrá sentido seguir ocupando espacio en el disco con componentes software que no estamos utilizando.

Finalmente, reiniciaremos el equipo para que todos los cambios tengan efecto.

Degradar el controlador de dominio

Para iniciar esta primera etapa, comenzaremos por ejecutar PowerShell.

Escribimos el nombre de la consola de comandos y pulsamos la tecla Intro.

Degradar-un-controlador-de-dominio-con-Windows-Server-2016-desde-la-línea-de-comandos-001

A continuación, importaremos el módulo ADDSDeployment a la sesión de trabajo actual para incorporar los cmdlets relacionados con los servicios de dominio de Active Directory.

Como en el apartado anterior, la sintaxis que usaremos es la siguiente:

Import-Module ADDSDeployment

De nuevo, escribimos el cmdlet y pulsamos la tecla Intro.

Degradar-un-controlador-de-dominio-con-Windows-Server-2016-desde-la-línea-de-comandos-002

Al importar el módulo ADDSDeployment hemos añadido a PowerShell el cmdlet Uninstall-ADDSDomainController que, como puedes deducir, sirve para degradar un controlador de dominio en Active Directory.

Para nuestros fines, lo utilizaremos con la siguiente sintaxis:

Uninstall-ADDSDomainController -DemoteOperationMasterRole:$true -ForceRemoval:$true -Force:$true

El argumento DemoteOperationMasterRole indica que la degradación debe continuar incluso si se trata del maestro de operaciones del directorio activo. El argumento ForceRemoval desinstalará AD DS aunque no haya conexión con ningún otro controlador de dominio en la red. Por último, para evitar que el cmdlet pueda interrumpir su ejecución, el argumento Force hace que no se tenga en cuenta ningún aviso que pueda aparecer durante el proceso.

Si necesitas más información sobre los argumentos que podemos utilizar con Uninstall-ADDSDomainController, puedes consultar la página http://technet.microsoft.com/en-us/library/hh974714.aspx

Como antes, escribimos (o compiamos) el cmdlet y pulsamos la tecla Intro.

Degradar-un-controlador-de-dominio-con-Windows-Server-2016-desde-la-línea-de-comandos-003

Antes de continuar, el comando nos solicita el nuevo valor que se asignará a la contraseña para la cuenta del Administrador local del equipo, una vez que haya dejado de hacer las funciones de controlador de dominio.

Como siempre, podemos utilizar para la nueva contraseña el mismo valor que estábamos usando como administrador del dominio pero, en cualquier caso, debemos seguir las pautas habituales para que la contraseña sea segura.

Como es habitual, la contraseña se solicita por duplicado.

Degradar-un-controlador-de-dominio-con-Windows-Server-2016-desde-la-línea-de-comandos-004

A partir de aquí comenzará el proceso de degradación propiamente dicho.

Sólo tenemos que esperar unos instantes.

Degradar-un-controlador-de-dominio-con-Windows-Server-2016-desde-la-línea-de-comandos-005

Poco después, el sistema comenzará su reinicio.

Hacemos clic sobre el botón Cerrar.

Degradar-un-controlador-de-dominio-con-Windows-Server-2016-desde-la-línea-de-comandos-006

Como es de esperar, comenzará el proceso de reinicio. Además, el sistema aprovecha para modificar su configuración y adaptarla a las nuevas circunstancias, por lo que el proceso puede tardar más de lo habitual.

Iniciar sesión y comprobar que la degradación ha sido correcta.

Cuando termine el reinicio, deberemos volver a identificarnos en el sistema.

Pulsamos la combinación de teclas Ctrl + Alt + Supr.

Degradar-un-controlador-de-dominio-con-Windows-Server-2016-desde-la-línea-de-comandos-007

Al hacerlo, el sistema nos pide la contraseña de Administrador.

La escribimos y pulsamos la tecla Intro.

Degradar-un-controlador-de-dominio-con-Windows-Server-2016-desde-la-línea-de-comandos-008

Cuando concluya el inicio de sesión, para comprobar que todo es correcto, podemos volver a utilizar el comando sconfig que ya conocemos del capítulo anterior.

… Y comprobamos que el equipo ya no pertenece al dominio

Degradar-un-controlador-de-dominio-con-Windows-Server-2016-desde-la-línea-de-comandos-009

Desinstalar los roles Servicios de dominio de Active Directory y DNS

El servidor DNS se instaló como requisito para implementar el dominio. Por este motivo, parece lógico desinstalarlo ahora.

Puede parecer que ya hemos terminado la tarea. Sin embargo, del mismo modo que tuvimos que añadir el rol AD-Domain-Services antes de promocionar el servidor a controlador de dominio. Ahora que hemos degradado el servidor, deberemos desinstalarlo. De este modo, liberaremos espacio de almacenamiento en disco.

Para lograrlo, usaremos el cmdlet Uninstall-WindowsFeature con la siguietne sintaxis:

Uninstall-WindowsFeature -Name AD-Domain-Services, DNS -Confirm:$false

Como habrás supuesto, el argumento Name permite indicar el componente o componentes que deseamos eliminar (en este caso, AD-Domain-Services y DNS). Por otro lado, el argumento Confirm, con el valor $false consigue que el cmdlet presuponga que todas nuestras respuestas van a ser afirmativas y no nos pregunte.

Si necesitas más información sobre los argumentos que podemos utilizar con Uninstall-WindowsFeature, puedes consultar la página http://technet.microsoft.com/en-us/library/jj205471.aspx

Escribimos el cmdlet y pulsamos la tecla Intro.

Degradar-un-controlador-de-dominio-con-Windows-Server-2016-desde-la-línea-de-comandos-010

Al momento, se mostrará una barra de progreso que nos indica el avance de la desinstalación.

Sólo tenemos que esperar unos instantes.

Degradar-un-controlador-de-dominio-con-Windows-Server-2016-desde-la-línea-de-comandos-011

Al terminar, aparece un pequeño resumen del resultado. En el ejemplo podemos ver que se ha completado satisfactoriamente (Success = True), que será necesario reiniciar (Restart Needed = Yes), que el cmdlet ha ofrecido un resultado satisfactorio, aunque con la necesidad de reiniciar (Exit Code = SuccessRestart) y que se han desinstalado los Servicios de dominio de Active Directory.

También se realiza una análisis del estado actual del servidor y, según los resultados obtenidos, pueden mostrarse algunas recomendaciones.

En este caso, sólo nos recomienda reiniciar el servidor para terminar el proceso de eliminación.

Degradar-un-controlador-de-dominio-con-Windows-Server-2016-desde-la-línea-de-comandos-012

Reiniciar el ordenador

Es frecuente reiniciar el ordenador desde la línea de comandos utilizando la orden shutdown. Sin embargo, aprovechando que estamos ejecutando PowerShell, comprobaremos que también podemos utilizar un cmdlet:

Restart-Computer

Lo escribimos y pulsamos la tecla Intro.

Degradar-un-controlador-de-dominio-con-Windows-Server-2016-desde-la-línea-de-comandos-013

El reinicio se producirá de forma inmediata.

Y con esto terminamos el artículo de hoy. Espero que te haya resultado interesante.