Capítulo 1: ¿Qué es PowerShell?

Introducción

Desde los principios de MS-DOS, Microsoft ha incluido una línea de comandos muy básica que ha ido evolucionando, poco a poco, a lo largo del tiempo, sin perder su compatibilidad con las versiones anteriores.

La forma de automatizar acciones en la línea de comandos era crear archivos de procesos por lotes. Un mecanismo bastante rudimentario y muy limitado que ha ido mostrando sus carencias con el paso del tiempo.

Afortunadamente, en abril de 2006 Microsoft lanzó una nueva interfaz de consola, con un nutrido grupo de ordenes y la capacidad de crear scripts usando una sintaxis moderna, que comparte similitudes con el lenguaje Perl. Esta nueva interfaz comenzó denominándose Monad durante su periodo de desarrollo, pero terminó llamándose PowerShell en el momento de su lanzamiento.

Siempre ha sido una interfaz gratuita, pero antes de Windows 7 no se incluía con el sistema operativo y necesitaba instalarse a parte. En la actualidad, está incluida en todos los sistemas operativos de Microsoft, aunque requiere la presencia de .NET framework, en el que está basado y del que hereda sus características orientadas a objetos.

Además, en agosto de 2016, Microsoft publicó el código de PowerShell en GitHub para que pueda portarse a otros sistemas y actualmente se trabaja en el soporte para GNU/Linux y MAC OSX.

Las ordenes incluidas en PowerShell son muchas, y reciben el nombre de cmdlets (de command-let). Al principio, PowerShell tenía sólo 129 cmdlets básicos. Sin embargo, a lo largo de las versiones, este número se ha ido incrementando. Además, pueden incluirse conjuntos específicos para trabajar con Active Directory, Exchange, u otros roles de servidor.

Versiones de PowerShell

En la actualidad PowerShell es un entorno enorme, lleno de cmdlets para administrar casi cualquier característica de Windows y de otras aplicaciones que instalemos sobre él y, además, orientado a objetos.

Dicho así, puede que asuste un poco, pero aquí vamos a mostrarte las bases que te permitan crear tus primeros scripts de una forma sencilla y, como siempre, con multitud de ejemplos que te guiarán a lo largo del camino.

Durante nuestra explicación, utilizaremos Windows 10, pero no debes olvidar que PowerShell está disponible en todos los sistemas operativos de Microsoft desde Windows 7 y nuestras explicaciones serán válidas en todos ellos.