Ventanas transparentes en Ubuntu 16.04 LTS

Compiz fussion logoUbuntu incorpora de forma predeterminada un gestor de ventanas que aprovecha las características de aceleración gráfica para dotar a xWindows de un gran número de efectos. Este gestor de ventanas se llama Compiz fusion.

Cuando instalamos el sistema sólo disponemos de Compiz básico que incluye los efectos más básicos, incluido el plugin para Unity y que consigue que los diferentes elementos gráficos del sistema aparezcan de un modo suave y elegante.

Sin embargo, si buscamos efectos más impactantes, podemos recurrir al Administrador de opciones de configuración de Compiz (compizconfig-settings-manager, o sencillamente ccsm) y al paquete de plugins extras (compiz-plugins-extra), que incorpora multitud de efectos interesantes.

A modo de ejemplo, hoy te vamos a explicar cómo conseguir que las ventanas de tu sistema operativo se muestren ligeramente transparentes, de modo que se vea el fondo a través de ellas cuando están abiertas.

Como digo, esto no es más que un ejemplo, y te animo a que, una vez instalados estos complementos, te animes a jugar con las diferentes opciones y a experimentar con sus resultados. Así pues, si estás preparado, comencemos…

Como hemos dicho, lo primero será instalar los paquetes mencionados más arriba. Algo tan sencillo como abrir una ventana de terminal (por ejemplo, usando la combinación de teclas Ctrl + Alt + T) y escribir lo siguiente.

sudo apt-get install compizconfig-settings-manager compiz-plugins-extra

1

Como de costumbre, tendremos que escribir nuestra contraseña.

Al resolver las dependencias, el sistema nos indica los paquetes complementarios que deberán añadirse para que la instalación se produzca con éxito.

2

Para continuar, pulsamos la tecla S .

 

Una vez instalados los componentes, necesitamos que el sistema operativo los cargue en memoria durante su arranque. Por lo tanto, deberemos reiniciar el equipo.

Por lo tanto, hacemos clic sobre el Indicador del menú de sesión (Session menu indicator) Control de configuración del sistema.

3

… Y en el menú de contexto que aparece, elegimos la opción Apagar.

4

Después, en la ventana Apagar, hacemos clic sobre el botón Reiniciar.

Puedes abrir el Dash haciendo clic sobre el primer icono del Launcher, Lanzador en español, o pulsando la techa Windows de tu teclado.

Cuando termine de reiniciar, ya tendremos CompizConfig Settings Manager listo para usarlo Bueno, en realidad, ya lo teníamos antes de reiniciar, pero los cambios que hubiésemos hecho no se habrían aplicado hasta que hubiésemos reiniciado. De esta forma, podremos comprobar inmediatamente los efectos de los cambios qeu realicemos.

Como es habitual, podemos recurrir al Dash para localizarlo. para lograrlo, basta con comenzar a escribir el nombre del programa.

5

Cuando aparezca el icono que lo representa, hacemos clic sobre él.

Al iniciar el programa, aparece una ventana de aviso indicando que, con él, se podrán realizar ajustes profundos en el funcionamiento de Compiz y que algunas opciones pueden ser incompatibles entre sí, por lo que, si no procedemos con precaución, el escritorio podría quedar inutilizable.

Esta es una precaución que deberíamos tener presente cada vez que ejecutemos el programa, por lo que deberíamos dejar que se muestre siempre. No obstante, si prefieres no volver a ver este aviso, puedes desmarcar la opción Show this warning next time?.

6

En cualquier caso, para continuar debemos hacer clic sobre el botón Aceptar.

Una vez en la pantalla principal del Gestor de configuración de CompizConfig podemos observar dos paneles: A la izquierda podremos filtrar las opciones que se muestran en el panel derecho, bien estableciendo un filtro, eligiendo una categoría, modificando las preferencias generales del programa, o realizando una búsqueda avanzada.

De todos modos, en nuestro caso no es necesario realizar ninguna de estas acciones, porque la opción que necesitaremos se encuentra en la segunda categoría, es decir, en Accesibilidad. Me refiero a la opción Opacidad, brillo y saturación.

7

Hacemos clic sobre Opacidad, brillo y saturación.

Esto hará que la ventana cambie para mostrarnos únicamente las opciones de la categoría elegida.

En el ejemplo que nos ocupa, podremos elegir la opacidad de cada tipo de elemento gráfico de forma independiente, es decir, las ventanas normales, los cuadros de diálogo, etc.

Lo primero será hacer clic, en el panel izquierdo de la ventana, sobre la casilla de verificación que hay junto al texto Activar Opacidad, brillo y saturación.

8

Después, para elegir los elementos sobre los que vamos a actuar, hacemos clic sobre el botón Nuevo.

Aparecerá un cuadro de diálogo llamado Editar donde debemos indicar el tipo de ventana y el grado de opacidad, entre 0 y 100, teniendo en cuenta que 0 es totalmente transparente y 100 completamente opaca (el aspecto predeterminado).

9

Para añadir un nuevo tipo de ventana, hacemos clic sobre el botón +.

Así, obtenemos una nueva ventana titulada Editar coincidencia.

En la parte superior disponemos de una lista desplegable que nos permite identificar el tipo de objeto sobre el que vamos a actuar. Podemos elegir entre:

  • Nombre de la ventana
  • Tipo de ventana
  • Clase de la ventana
  • Título de la ventana
  • Id. de la ventana
  • Rol de la ventana

Según la opción elegida, podremos ser más genéricos o más concretos en la selección. En nuestro caso, elegiremos la opción Tipo de ventana, para asignar la misma transparencia a todas las ventanas que pertenezcan al mismo tipo.

A continuación, deberemos rellenar el cuadro de texto Valor, que nos permitirá identificar a qué ventanas nos estamos refiriendo. La forma más sencilla de saber qué debemos escribir es hacer clic sobre el botón Tomar.

10

Hacemos clic sobre el botón Tomar.

Al hacerlo, el cursor se convierte en una cruz. Ahora, bastará con hacer clic sobre el área de la ventana deseada para que su tipo aparezca en el cuadro de texto Valor.

Por ejemplo, haciendo clic sobre la ventana principal de programa, aparecerá el texto Normal.

11

Para comprobar los efectos, hacemos clic sobre el botón Añadir.

Esto nos llevará de vuelta a la ventana Editar, pero ahora aparece el tipo de ventana relleno.

Lo siguiente será decidir el grado de opacidad que tendrá la ventana, modificando el campo Valores de las ventanas. Según cambiamos el valor, el efecto se irá reflejando inmediatamente en la pantalla. En mi caso, como puedes ver en la siguiente imagen, me he decantado por el valor 80.

12

Cuando estemos satisfechos, hacemos clic sobre el botón Cerrar.

Como es lógico, podemos repetir con el resto de elementos gráficos de la interfaz. Por ejemplo, en la siguiente imagen se muestra cómo cambiamos el aspecto de los cuadros de diálogo.

3

Aunque también seleccionamos el valor 80, éste puede ser diferente para cada elemento.

Observa en la siguiente imagen cómo, a partir de este momento, todas las ventanas se muestran con el mismo grado de transparencia

14

… Por ejemplo, la ventana del navegador

… Y hasta aquí el artículo de hoy. Espero que te haya parecido interesante.