Usar recursos de un grupo trabajo desde Ubuntu 14.04 LTS (parte 1)

Logo de SambaYa hemos comentado en algún artículo anterior que los grupos de trabajo son la solución para compartir datos en redes donde conviven sistemas operativos de la familia Microsoft antiguos y/o actuales con sistemas operativos de otros fabricantes.

De hecho, ya hemos explicado con anterioridad cómo Crear un grupo de trabajo en Windows 8.1. Sin embargo, hoy nos centraremos en el modo de usar los datos que compartimos entonces con un ordenador que ejecuta Ubuntu 14.04 LTS. En realidad, la tarea es parecida a la que explicábamos hace unos días en el artículo Usar recursos de un grupo en el hogar de Windows 8.1 desde Ubuntu 14.04 LTS, pero ahora veremos que no necesitamos las credenciales del usuario Windows. Además, en un artículo posterior explicaremos cómo compartir datos desde Ubuntu con los demás miembros del grupo de trabajo.

1

Para comenzar, haremos clic sobre el elemento Archivos que aparece en el Launcher (o lanzador).

Al hacerlo, obtendremos una nueva ventana con el Explorador de archivos de Ubuntu.

2

En el panel izquierdo, haremos un doble clic sobre la entrada Examinar red.

Así, el contenido de la ventana cambia para mostrarnos las distintas conexiones de red que tengamos activas. Aunque, de momento, sólo aparece un elemento titulado Red de Windows.

Si quieres, puedes hacer clic sobre el elemento Red de Windows, como en el artículo anterior.

3

Hacemos clic sobre el elemento Red de Windows.

… Pero recibirás un mensaje de error como el de la imagen siguiente. El motivo es que, de forma predeterminada, Ubuntu espera que el grupo de trabajo se llame WORKGROUP, que es el valor predeterminado.

4

Hacemos clic sobre Aceptar para continuar.

Si vas a acceder habitualmente, la solución pasará por cambiar el archivo de configuración de Samba (explicaremos más abajo cómo lograrlo). Sin embargo, para un acceso eventual, te basta con conocer la dirección IP del ordenador que comparte los datos. Veamos cómo…

smb:// hace referencia al protocolo que estamos utilizando.

Lo primero será hacer clic sobre la entrada Conectar al servidor en el panel izquierdo del Explorador de archivos.

En la ventana que aparece, dentro del cuadro Dirección del servidor escribimos lo siguiente (lógicamente, cambiando la dirección IP por la de tu ordenador con Windows.

smb://192.168.1.76

5

Cuando estemos listos, hacemos clic sobre el botón Conectar.

Al hacerlo, obtenemos una ventana donde escribir los datos de autenticación: La cuenta de usuario que usaremos, el grupo de trabajo al que nos unimos y la contraseña del usuario que hayamos indicado. En nuestro caso, el usuario que usemos es poco importante, porque al crear el grupo de trabajo lo compartimos con Todos.

También podemos elegir el tratamiento que dará Ubuntu a esta información:

  • Olvidar la contraseña inmediatamente.
  • Recordar la contraseña hasta salir de la sesión.
  • Recordar para siempre.

6

Una vez fijado nuestro criterio, haremos clic sobre el botón Conectar.

Esto hará que el contenido de la ventana principal cambie para mostrar los recursos compartidos por el ordenador con Windows.

Aquí probablemente esperabas encontrar sólo la carpeta pública compartida por el ordenador con Windows (recuerda que compartimos la carpeta Imágenes). Sin embargo, la familia de sistemas operativos derivados de Windows NT crean carpetas compartidas para usos administrativos. De esta forma, un administrador tendrá acceso a todos los volúmenes de los ordenadores conectados a la red.

Además, en cada ordenador de la red se crea una carpeta especial, llamada ADMIN$, que permite el acceso directo al directorio en el que se encuentra instalado Windows.

Si queremos que un recurso compartido permanezca oculto, aunque no sea para usos administrativos, sólo tenemos que acabar su nombre con un carácter $

Lógicamente, este tipo de recursos compartidos sólo pueden accederse mediante una cuenta de usuario que disponga de privilegios administrativos.

El carácter $ que se añade al final de estos recursos es para que los ordenadores con sistemas operativos Windows los mantengan ocultos. La intención es que sólo accedan a ellos los usuarios que conocen sus nombres.

En este caso, está claro que Ubuntu no está siguiendo el comportamiento estándar de Windows, porque nos está mostrando todos los recursos compartidos.

Si quieres comprobar lo dicho anteriormente, sólo tienes que hacer doble clic sobre el elemento que representa la unidad C, aunque el sistema te volverá a pedir las credenciales de una cuenta de usuario con privilegios sobre el recurso. De este modo, si no conocemos la contraseña adecuada, la única carpeta que realmente tendremos disponible es la pública que, en este caso, aparece bajo el nombre Pictures (que es el nombre real de la carpeta Imágenes que compartimos en Windows).

7

Hacemos doble clic sobre la carpeta Pictures.

En su interior, tendremos todos los archivos y subcarpetas que hubiese almacenadas en el equipo que la comparte.

8

En este caso, sólo tenemos un par de imágenes.

En cualquier caso, podemos comprobar que también tenemos permiso de escritura en la carpeta Imágenes guardando en ella un nuevo archivo.

9

En este caso, arrastramos un archivo local a la carpeta compartida.

 

10

Al soltarlo, observamos que queda almacenado en la carpeta de destino.

 

11

También podemos comprobarlo accediendo a la carpeta de forma local en el ordenador que la comparte.

Y hasta aquí el artículo de hoy. Dentro de unos días aprenderemos a modificar la configuración de Samba para simplificar el acceso a los catos compartidos.