Unir un cliente Windows 7 al dominio Windows Server 2012 R2

Si añadimos al dominio un cliente que aún no dispone de cuenta de equipo, ésta se creará en el momento de unir el equipo al dominio.

Un cliente equipado con un sistema operativo Windows 7 se une a un dominio de forma casi idéntica a como lo hace un equipo que incorpore Windows 8.1 (puedes consultar nuestro artículo Unir un cliente Windows 8.1 a un dominio Windows Server 2012 R2). Sin embargo, existe algún pequeño matiz que merece que le dediquemos hoy nuestra atención a este proceso.

Básicamente, el trabajo consistirá en establecer las características de red, para que coincidan con las necesidades del dominio, ajustar el nombre del equipo cliente, unir el equipo al dominio y, finalmente, iniciar sesión utilizando una cuenta de usuario de las que ya tenemos definidas en el dominio.

Si no dispones de una licencia de Windows 7 para poner en práctica los contenidos de este apartado, puedes obtener, de forma totalmente gratuita, una versión de evaluación plenamente funcional durante un periodo de 90 días en la siguiente dirección: http://technet.microsoft.com/es-ES/evalcenter/dn407368

Configurar la red en el equipo cliente

Para asegurarnos de que la configuración de la red del equipo cliente coincide con las necesidades de conexión del dominio, seguiremos los siguientes pasos:

Hacemos clic en el botón Inicio y, cuando aparezca el menú, elegimos Panel de control.

La ventana del Panel de Control contiene las diferentes herramientas de configuración de Windows 7.

Hacemos clic sobre Redes e Internet.

Las opciones de la ventana cambiarán para ofrecernos las herramientas solicitadas.

Elegimos Centro de redes y recursos compartidos.

Aquí disponemos de multitud de opciones de configuración de la red. En particular, a la izquierda encontramos la opción Cambiar configuración del adaptador.

Hacemos clic sobre ella.

En la ventana Conexiones de red encontramos un elemento llamado Conexión de área local.

Hacemos clic con el botón derecho del ratón sobre él y, en el menú de contexto que aparece elegimos Propiedades.

A continuación veremos que se abre una ventana con las Propiedades de la conexión de área local. En este momento nos debemos plantear qué versión del protocolo de Internet utiliza nuestra red. En mi caso, utiliza la versión 4 (TCP/IPv4), por lo que deshabilitaré la versión 6 (TCP/IPv6), con el objetivo de ahorrar recursos en el sistema.

Después, selecciono la versión 4 y hago clic en Propiedades para configurarla.

En la ventana que aparece, me aseguro de que se encuentra marcada la opción Obtener una dirección IP automáticamente. Lo cierto es que si no dispongo de servidor DHCP en la red, también podría asignar las direcciones IP manualmente, pero creo que hoy en día, esta situación es bastante infrecuente.

Otra cuestión que debemos tener en cuenta en este punto es que la dirección IP del servidor DNS preferido debe coincidir con la del servidor DNS de nuestra red. En nuestro caso, lo instalamos a la vez que el Dominio (ver el capítulo 3 del libro Sistemas Operativos en Red (2ª edición)), por lo que la dirección IP será la del propio controlador de dominio, que debe estar asignada manualmente y ser fija.

Una vez establecidos los valores, hacemos clic sobre el botón Aceptar.

Comprobar que la configuración de red es correcta.

Después de cerrar todas las ventanas, debemos comprobar que no hemos cometido ningún error. Esto es tan sencillo como abrir una ventana de comandos y hacer un ping al Servidor. Si responde, la configuración es correcta. Si no lo hace, deberemos repasar nuestras últimas acciones.

Hacemos clic sobre el botón Inicio y, en el cuadro Buscar programas y archivos, escribimos el texto cmd.

Cuando aparezca el programa en la parte superior, hacemos clic sobre él.

Después, se abrirá la ventana de comandos. Escribimos la orden ping server-2012-a (que es como se llama el servidor) y pulsamos la tecla Intro.

Si el servidor responde, la salida será como en la imagen.

Con esto hemos terminado el primer paso.

Cambiar el nombre del equipo y unirlo al dominio

El segundo y el tercer paso se harán seguidos y consistirán en ajustar el nombre del equipo cliente, para que coincida con el que debe tener en el dominio.

Ya sabes que, si la cuenta existe previamente en el dominio, al unir el cliente se establecerá un vínculo entre ambos. Si no existe, se crea una nueva cuenta de equipo en ese instante.

Volvemos a hacer clic sobre el botón Inicio y después sobre Equipo, pero esta segunda vez, con el botón derecho del ratón.

En el menú de contexto que aparece, elegimos Propiedades.

Aparece una ventana con información del sistema. En la parte inferior, además de algunos detalles sobre el hardware del equipo, podemos encontrar su nombre (tanto el nombre NetBIOS como el nombre DNS), la descripción y el nombre del grupo de trabajo o dominio al que pertenece.

Para cambiar estos datos, sólo tenemos que hacer clic en el enlace Cambiar configuración.

En la solapa Nombre de equipo de la ventana Propiedades del sistema, que aparece a continuación, podríamos escribir un texto para la descripción (si te fijas, en la imagen anterior aparecía en blanco). Sin embargo, lo dejaremos así.

Lo que sí haremos será un clic sobre el botón Cambiar, para escribir el nuevo nombre del equipo y nombre del dominio.

Lo haremos en la ventana que aparece a continuación.

Cuando los datos sean correctos, hacemos clic en Aceptar.

En ese momento, Windows 7 busca en la red el dominio especificado. Si no lo encuentra, aparecerá un mensaje de aviso (probablemente habremos cometido algún error en los datos introducidos).

Si lo encuentra, deberemos escribir un nombre de usuario y una contraseña, perteneciente al dominio, que tenga privilegios suficientes para unir el equipo cliente (observa que, aunque en la imagen anterior hemos usado el nombre DNS, en la ventana de autenticación de la imagen siguiente aparece el nombre NetBIOS.

Una vez introducidos los datos, hacemos clic en Aceptar.

La ventana de autenticación se cierra y en su lugar aparece un mensaje indicando que el equipo se ha unido correctamente al dominio. Si cometemos algún error en el nombre de usuario o en la contraseña, en lugar del mensaje siguiente, aparecerá uno de error y tendremos que volver a intentarlo.

Hacemos clic sobre Aceptar.

A continuación, aparece una nueva ventana informativa indicando que deberemos reiniciar el equipo para que se apliquen los cambios, pero que antes deberemos cerrar todos los programas y guardar todos los archivos que tengamos abiertos.

Hacemos clic sobre Aceptar.

Cuando cerremos la ventana de Propiedades del sistema, detectará que ya no hay programas en ejecución y nos dará la oportunidad de reiniciar en ese momento.

Hacemos clic sobre Reiniciar ahora.

Iniciar sesión en el dominio

Cuando haya concluido el reinicio, procederemos a iniciar sesión con una de las cuentas de usuario del dominio (por ejemplo, con fulanito)

Pulsamos las teclas Ctrl, Alt y Supr de forma simultánea para iniciar sesión con un usuario.

De forma predeterminada, nos ofrece iniciar sesión con el último usuario con el que hayamos trabajado, pero en este caso se trata del usuario local (que casualmente se llama usuario). Sabemos que es una cuenta local porque, antes del nombre de usuario, aparece el nombre del equipo.

Para iniciar sesión con un usuario diferente, hacemos clic sobre Cambiar de usuario.

A continuación, nos mostrará todos los usuarios que el sistema conoce hasta la fecha y un icono que nos permitirá iniciar sesión con cualquier otro usuario. Elegimos esta opción.

Hacemos clic en Otro usuario.

Seguidamente, el sistema nos pide el nombre de usuario y la contraseña de una cuenta del dominio. Para este ejemplo, usamos la cuenta Walt con la que estamos haciendo la mayoría de las pruebas (observa que, de forma predeterminada, ya nos ofrece el dominio al que nos hemos unido más arriba). Si quisiéramos iniciar sesión en otro dominio de la red, usaríamos el enlace ¿Cómo puedo iniciar sesión en otro dominio?, pero de momento, este no es el caso.

Para terminar, pulsamos la tecla Intro o hacemos clic en el botón con la flecha.

Después de esto, se iniciará la sesión de la forma estándar, aunque notarás que tarda un poco más, debido a que se está creando la información de perfil del nuevo usuario.

Cuando se inicie la sesión, bastará con hacer clic en el botón Inicio para comprobar que hemos iniciado sesión con la cuenta del dominio.

También podremos hacer clic sobre Equipo y, en el menú de contexto, elegir Propiedades.

Obtendremos la ventana con información sobre el sistema que vimos más arriba, pero ahora los datos se corresponden con los parámetros introducidos en este apartado.

Después de hacer las comprobaciones pertinentes, podemos cerrar la ventana.

Y hasta aquí el artículo de hoy. Espero que te resulte útil.