SSH (parte II): Acceder desde otro equipo con Ubuntu 16.04 LTS

Hace unos días, en la primera parte de este artículo, te explicábamos cómo instalar OpenSSH en un ordenador con Ubuntu para poder administrarlo de forma segura a través de una terminal de texto remota.

Si en el archivo sshd_config limitaste la dirección IP desde la que podrían iniciarse conexiones, el contenido de este artículo sólo te funcionará desde dichos ordenadores.

Hicimos la instalación sobre un ordenador que ejecutaba Ubuntu Mate 16.04 LTS, con la intención de que pudieras aplicarlo sobre tu Raspberry Pi. Así, podrías comenzar a verle las ventajas al contenido de nuestros artículos previos Crear una imagen de instalación de Ubuntu Mate para Raspberry Pi desde Ubuntu o desde Windows. Sin embargo, te recuerdo que los pasos son idénticos para cualquier otro sabor de Ubuntu.

Pues bien, si ya has seguido los pasos del primer artículo, hoy te enseñamos a acceder de forma remota desde cualquier otro ordenador de la red. En este caso un ordenador que ejecute Ubuntu 16.04 LTS, aunque, también en este caso, sería prácticamente igual desde cualquier otro Ubuntu.

Es importante decir que, la mayoría de las distribuciones Linux ya incorporan de forma predeterminada el cliente SSH, por lo que no es frecuente que necesitemos instalarlo.

Por lo tanto, para utilizarlo, sólo tenemos que escribir algo como esto:

ssh -p 5000 usuario@192.168.1.10

Como se puede suponer, el argumento -p se utiliza para indicar el número del puerto que utiliza el servidor para escuchar solicitudes de conexión SSH (recuerda que lo configuramos así en el archivo sshd_config).

Después, indicaremos la cuenta de usuario que queremos utilizar para autenticarnos y la dirección IP del equipo al que accederemos (ambos separados por un carácter @).

Como es lógico, la cuenta que indiquemos debe estar definida con anterioridad en el ordenador al que queremos acceder y, en su caso, incluida en la variable Allowusers, en el archivo sshd_config de dicho ordenador.

1

Escribimos el comando ssh anterior.

De forma predeterminada, SSH utiliza un método de cifrado basado en clave pública. Como es la primera vez que nos conectamos, el cliente SSH nos informa de que no conoce la clave pública que le está ofreciendo el servidor y la muestra para que podamos validarla.

Dado que estamos en un entrono de red controlado y sí estamos seguros de que el servidor al que nos estamos conectando es confiable, contestamos Sí (yes) a la pregunta de si queremos continuar con la conexión.

Al aceptar la conexión, el cliente SSH guarda esta clave pública en el archivo known_hosts, que se encuentra dentro de la carpeta .ssh en el perfil del usuario con el que estamos iniciando la conexión (en este caso, /home/usuario/.ssh/known_hosts). De esta forma, la próxima vez que iniciemos sesión en el mismo servidor, ya no volverá a preguntarnos.

2

A continuación, ya podemos identificarnos en el servidor.

Obviamente, para la autenticación usaremos la contraseña que corresponda con la cuenta a la que nos estamos conectando en el equipo remoto.

3

Si todo es correcto, el sistema nos da la bienvenida y nos ofrece el prompt listo para que comencemos a escribir comandos.

Observa que el prompt ha cambiado: En las primeras imágenes se mostraba el prompt del equipo desde el que accedíamos porque es ahí donde ejecutamos el cliente SSH (en nuestro ejemplo, usuario@SomeBooks-lnx), mientras que al final de esta última imagen se muestra el prompt del ordenador al que estamos accediendo (en nuestro caso, usuario@rbp:~). Esto nos muestra claramente que la conexión está activa (aunque en ambos casos estemos usando una cuenta llamada usuario, pero esto es una simple  coincidencia).

A partir de aquí, podremos escribir ordenes en el ordenador remoto, desde el ordenador local, como si estuviésemos físicamente delante del ordenador remoto. Por ejemplo, en la siguiente imagen hemos utilizado el comando ls para ver el contenido de la carpeta del usuario.

4

Cuando queramos cerrar la conexión, sólo tenemos que escribir la orden exit.

Usando esta sencilla técnica, puedes tener un ordenador en un lugar poco accesible y administrarlo de forma remota y cómoda desde un ordenador diferente. Por ejemplo, puedes usarlo para administrar la Raspberry Pi que tienes conectada al televisor de tu salón, desde tu ordenador de sobremesa o tu portátil.

Espero que te resulte útil.

Todos los artículos de la serie…

  1. SSH (parte I): Administrar Ubuntu desde un equipo diferente.
  2. SSH (parte II): Acceder desde otro equipo con Ubuntu 16.04 LTS.
  3. SSH (parte III): Acceder desde otro equipo con Windows 10.
  4. SSH (parte IV): Ejecutar aplicaciones gráficas de forma remota desde otro equipo con Ubuntu 16.04 LTS.
  5. SSH (parte V): Ejecutar aplicaciones remotas mediante un script de Ubuntu.
  6. SSH (parte VI): Ejecutar aplicaciones gráficas de forma remota desde otro equipo con Windows 10.
  7. SSH (parteVII): Asegurar las conexiones xRDP entre Ubuntu Mate 16.04 y Windows 10.