Programar una tarea que apague Windows 8.1 automáticamente (modo avanzado)

Hace unos días, aprendimos a crear una tarea programada que fuese capaz el ordenador de forma automática, usando el asistente. El inconveniente de este método es que, al estar pensado para usuarios con poca experiencia, pretende ser sencillo de usar y no ofrece acceso a todos los aspectos que pueden controlarse en una tarea programada.

Para el ejemplo que nos ocupa, esto puede ser una limitación porque, para que se ejecute una tarea programada creada con el asistente, es imprescindible que hayamos iniciado sesión con la cuenta de usuario que la creó.

Además, solo admite un desencadenador, de manera que no podremos hacer que el ordenador se apague automáticamente a diferentes horas en función del día de la semana en el que nos encontremos (por ejemplo, que los días laborales se apague a una hora y los fines de semana a otra diferente). Aunque es cierto que este inconveniente puede soslayarse fácilmente creando varias tareas programadas.

Siempre puedes recurrir a la opción Panel de control en el menú Inicio y, después, elegir Herramientas administrativas y Programador de tareas en las ventanas sucesivas, tal y como aprendimos en el artículo anterior.

En cualquier caso, en el artículo de hoy vamos a aprender a crear tareas programadas sin recurrir al asistente.

Por otro lado, en lugar de ejecutar el Programador de tareas desde el Panel de control, hoy también aprenderemos a llegar a él de una forma más directa a través del siguiente comando:

Taskschd.msc

Así pues, comencemos…

1

Lo primero será hacer clic con el botón derecho del ratón sobre el botón Inicio y, en el menú que aparece, elegiremos Ejecutar.

Así conseguimos que aparezca el cuadro de diálogo Ejecutar. En él, hacemos clic sobre el cuadro de texto Abrir y escribimos la orden anterior.

2

Cuando hayamos terminado, hacemos clic sobre el botón Aceptar.

De esta forma tan sencilla, habremos conseguido que aparezca la ventana Programador de tareas. Ahora, comenzaremos a crear la tarea programada.

3

Lo primero será hacer clic sobre la opción Crear tarea…, en el panel derecho de la ventana

Al hacerlo, se abrirá la ventana Crear tarea. En ella, dispondremos de diferentes solapas que nos permitirán configurar cada aspecto de la tarea programada.

En la solapa General, comenzaremos por escribir un Nombre que nos permita identificar la tarea en el futuro. Además, tendremos la posibilidad de rellenar otros aspectos, como una Descripción que explique, más detalladamente, los objetivos de la tarea.

Aquí, en el apartado Opciones de seguridad, también podremos activar dos opciones que nos resultarán muy útiles:

  • Ejecutar tanto si el usuario inició sesión como si no (para resolver el problema que comentamos al principio)
  • Ejecutar con los privilegios más altos (para evitar que cualquier circunstancia impida que se realice la tarea).

4

Este es el aspecto de la solapa General, una vez incluidos los valores.

En la solapa Desencadenadores, podremos indicar los datos relativos a los criterios que deberán cumplirse para iniciar la ejecución de la tarea.

Podremos añadir un nuevo desencadenador haciendo clic sobre el botón Nuevo… Además, una vez que ya existan desencadenadores, podemos hacer clic sobre cualquiera de ellos y dispondremos de dos opciones:

  • Modificar sus características, haciendo clic sobre el botón Editar
  • Suprimirlo, usando el botón Eliminar.

Como ya hemos comentado, la ventaja de añadir más de un desencadenador para una tarea es que podremos hacer que ésta se inicie bajo una variedad de condiciones.

5

Hacemos clic sobre el botón Nuevo

Al hacerlo, se mostrará la ventana Nuevo desencadenador. Como puedes ver, su contenido se parece al que obteníamos en el Asistente para crear tareas básicas, que vimos en el artículo anterior, aunque con un mayor número de acciones.

Antes de nada, en la parte superior izquierda, debemos indicar el tipo de desencadenador, que puede ser:

  • Una vez: La acción sólo se realizará una vez, en el momento indicado
  • Diariamente: La acción se producirá todos los días, una o varias veces.
  • Semanalmente: La acción se ejecutará uno o varios días de cada semana
  • Mensualmente: La acción se lleva a cabo los meses indicados. También podremos indicar los días del mes

Como ya imaginas, para nuestro ejemplo elegiremos la opción Semanalmente.

La hora universal hace referencia a UTC (Universal Time Coordinated), la hora estándar que regula el tiempo para todo el planeta.

UTC permanece sincronizado con la hora media del meridiano de Greenwich, que depende de la duración del día solar.

A continuación, fijaremos el intervalo. Comenzamos por indicar la fecha a
partir de la que se ejecutará la tarea automática por primera vez.

En nuestro caso, la tarea se ejecutará, a partir de la fecha indicada, la primera vez que el día de la semana coincida
con alguno de los indicados debajo. En el ejemplo, la primera vez que se ejecute será el martes 15 de abril.

Además, elegiremos el intervalo. Si es 1, la ejecución será semanal; si es 2, se producirá en semanas alternas, etc.

También estableceremos la hora a la que debe iniciarse la ejecución de
la tarea. El valor para la hora puede ser local (la hora oficial del
país en el que se encuentre el servidor) o universal.

Por supuesto, si elegimos un desencadenador diferente, las opciones
que debemos establecer también cambiarán. Sin embargo, son tan fáciles
de interpretar como las que hemos visto en este ejemplo.

En cuanto a la Configuración avanzada (en la parte inferior de la ventana), nos ofrece varias opciones:

  • Retraso máx. (retraso aleatorio): Al elegirlo, nos permite indicar un intervalo de tiempo máximo. Así, conseguiremos que, una vez cumplida la condición del desencadenador, la tarea no se ejecute de manera inmediata. En lugar de eso, se producirá un retraso aleatorio entre ese momento y el tiempo máximo indicado.
    El objetivo es que podamos programar varias tareas para el mismo momento y que no coincidan en el tiempo generando un cuello de botella.
  • Repetir cada: Con ella podemos fijar un tiempo de duración de la tarea. Durante ese tiempo, la tarea se volverá a repetir con el intervalo que fijemos.
    Incluso podemos interrumpir la tarea que se estuviese ejecutando al terminal el plazo indicado.
  • Detener la tarea si se ejecuta durante más de: Se trata de una opción útil para tareas largas que se prolonguen más allá del tiempo esperado. En estos casos, podemos hacer que se interrumpan cuando se alcance una determinada duración.
  • Expiración: En la parte superior, hemos indicado la fecha y la hora a partir de la cual se iniciará el desencadenador. Aquí, indicaremos cuando caduca. Es decir, la fecha y la hora a partir de la cual dejará de iniciarse automáticamente la tarea que estamos programando.

Por último, el campo Habilitado nos permite habilitar o deshabilitar la tarea manualmente. Si la tarea no está habilitada (marcada su casilla de verificación), no se ejecutará aunque se cumpla su desencadenador.

6

Una vez completados todos los datos, hacemos clic sobre Aceptar.

Para crear un nuevo desencadenador para la misma tarea programada, sólo hay que volver a hacer clic sobre el botón Nuevo… y volver a rellenar los campos con valores diferentes.

De esta forma, podremos conseguir, por ejemplo, que la misma tarea se ejecute a horas diferentes según el día de la semana en el que nos encontremos.

7

Cuando completemos los valores del segundo desencadenador, volvemos a hacer clic sobre el botón Aceptar.

Cuando volvamos de nuevo a la ventana Crear tarea, veremos los diferentes desencadenadores que hayamos creado. Si hacemos clic sobre alguno de los desencadenadores existentes, dispondremos de dos opciones:

  • Modificar sus características, haciendo clic sobre el botón Editar
  • Suprimirlo, usando el botón Eliminar.

La ventaja de añadir más de un desencadenador para una tarea es que
podremos hacer que ésta se inicie bajo una variedad de condiciones.

8

Para nuestro ejemplo, lo dejamos como está.

La siguiente solapa contendrá las acciones asociadas a la tarea
programada. Como aún no tenemos ninguna, lo primero será crearla.

9

Hacemos clic sobre el botón Nueva

Al hacerlo, se abre una nueva ventana titulada Nueva acción.

En la parte superior aparece una lista donde debemos elegir entre:

  • Iniciar un programa
  • Enviar correo electrónico
  • Mostrar un mensaje

Aunque, como recordarás del artículo anterior, el segundo y el tercero se encuentran den desuso. En cualquier caso, nosotros necesitamos iniciar un programa, por lo que elegimos la primera.

Puedes consultar la sintaxis completa del comando shutdown en el siguiente enlace: https://technet.microsoft.com/en-us/library/cc732503.aspx

Debajo, indicaremos el programa que vamos a ejecutar. Podemos utilizar el botón Examinar
y buscarlo en el disco duro. Sin embargo, si nos sabemos la sintaxis,
lo más rápido será escribirlo en el cuadro de texto (aunque, si no es
un programa del sistema, debemos acordarnos también de incluir su
ubicación exacta).

Para nuestro ejemplo, la orden completa que queremos ejecutar es esta:

shutdown /s /t 0

Como ya dijimos, el argumento /s indica que queremos apagar el equipo (también podríamos, por ejemplo, reiniciar) y /t indica un tiempo de retardo, en segundos antes de hacer efectiva la tarea.

Aunque tendremos que escribir por separado el nombre del comando y sus argumentos.

En el caso de que la acción ingresada necesite interactuar con los
datos de alguna carpeta (por ejemplo, copiar archivos de una ubicación a
otra), en el cuadro Iniciar en (opcional) indicaríamos la carpeta predeterminada sobre la que actuará dicha acción.

10

Una vez completados los datos, hacemos clic sobre el botón Aceptar.

Al volver a la ventana Crear tarea, veremos que ya aparece la acción que acabamos de crear. Si necesitáramos asociar más de una acción a la tarea programada, bastaría con hacer clic, de nuevo, sobre el botón Nueva… y repetir el paso anterior.

Cuando tenemos más de una acción, éstas se ejecutarían en orden secuencial,
comenzando por la primera de la lista.

Además, si seleccionamos una acción (haciendo clic sobre ella), podremos alterarla de diferentes formas:

  • Cambiar su orden, con respecto al resto de acciones, usando los botones que aparecen a la derecha de la lista.
  • Modificar sus datos, usando el botón Editar
  • Suprimirla, haciendo clic sobre el botón Eliminar.

Como puedes ver en las imágenes anteriores, en la ventana Crear tarea, aún disponemos de dos solapas más: Condiciones y Configuración. No obstante, para los objetivos del artículo de hoy, las funciones que recogen no son necesarias y alargarían el documento de forma innecesaria.

11

Por consiguiente, hacemos clic sobre el botón Aceptar.

Como al principio indicamos que la tarea debía ejecutarse con los privilegios más elevados, al completar la programación de la tarea, el sistema nos pide que nos identifiquemos con el fin de autorizarla.

12

Sólo tenemos que escribir la contraseña y hacer clic sobre el botón Aceptar.

Cuando por fin volvamos a la ventana del Programador de tareas, bastará con hacer clic sobre la entrada Biblioteca del programador de tareas, en el panel izquierdo, para comprobar que nuestra tarea se ha añadido de forma satisfactoria.

13

Después de esto, ya podemos cerrar la ventana.

En el futuro, podrás volver a abrir el Programador de tareas, como hemos hecho al principio, y modificar cualquier tarea haciendo clic sobre so nombre con el botón derecho del ratón…

14

… y eligiendo Propiedades en el menú de contexto que aparece.

De esta forma volveríamos a obtener una ventana similar a la que hemos usado para crear la tarea, pero con sus valores ya rellenos. En ella podremos hacer todos los cambios que consideremos oportunos sobre la tarea en cuestión.

Un pequeño truco consiste usar el asistente para Crear tarea básica y, en el último paso, marcar la opción Abrir el diálogo Propiedades para esta tarea al hacer clic en Finalizar.

Así, obtendremos una ventana de propiedades de la tarea con las mismas opciones que hemos visto en este artículo, combinando las facilidades del asistente con la potencia del modo sin asistente.

Hasta aquí el artículo de hoy. Espero que te resulte útil

One more thing…

Recuerda que, hace unos días, ya aprendimos a Programar una tarea que apague Windows 8.1 automáticamente (modo básico).

Además, si te ha resultado interesante este artículo, quizás también pueda interesarte cómo Arrancar el ordenador automáticamente a una hora concreta.

Incluso le hemos dedicado otro artículo a Programar una tarea para apagar un ordenador con Ubuntu 14.04 LTS automáticamente.