Pantalla de bloqueo de Windows 8.1 con imágenes que cambian

Para acceder rápidamente a la pantalla de bloqueo, puedes usar la combinación de teclas Windows + L.

Son muchas las opciones de configuración que soporta Windows 8.1, y algunas de ellas muy llamativas desde el punto de vista visual.

Por ejemplo, imagina que un ordenador pase mucho tiempo sin
interactuar con el usuario porque está haciendo algún trabajo
repetitivo, descargando archivos de Internet o, sencillamente, estamos
esperando el momento de comenzar una presentación o una ponencia.

En todos esos casos, una opción interesante es que, mientras tanto,
el sistema operativo actúe como esos marcos digitales que muestran fotos
de forma cíclica e ininterrumpida. Para conseguirlo, sólo tienes que
seguir unos sencillos pasos:

Comenzaremos por llevar el puntero del ratón hasta la esquina inferior derecha de la pantalla, para mostrar la Barra de acceso

1

… y elegimos la opción Configuración.

Entre las opciones de Configuración, en la parte inferior, encontramos Cambiar configuración de PC.

2

Hacemos clic sobre ella

Al hacerlo, se mostrará una pantalla dividida en dos zonas. En la derecha, podremos personalizar varios aspectos del sistema: Pantalla de bloqueo, Contraseña de imagen o Imagen de cuenta.

3

Para este ejemplo, haremos clic sobre Pantalla de bloqueo.

La pantalla cambiará para mostrarnos las opciones de Pantalla de bloqueo.

En la parte superior, podremos elegir la imagen estática que utiliza el sistema cuando se muestra la pantalla de bloqueo. También será la primera imagen que se muestre cuando activemos el modo presentación, por lo que también podrías cambiarla si lo estimas necesario.

Nosotros, de momento nos centraremos en la parte inferior, donde aparece el texto Mostrar una presentación en la pantalla de bloqueo. Observa que, justo debajo, aparece un interruptor Desactivado.

4

Hacemos clic sobre el botón para activarlo

Al hacerlo, veremos que aparece un nuevo apartado titulado Usar las imágenes de.

Debajo del título, aparece una referencia a la carpeta Imágenes, que será la que se utilice como origen de las imágenes que se muestren en la pantalla de bloqueo.

5

En cualquier caso, nosotros podemos añadir otras carpetas haciendo clic sobre el enlace Agregar una carpeta.

De esta forma, el sistema nos muestra el contenido de la carpeta imágenes donde, en nuestro caso, tenemos una imagen y una nueva subcarpeta.

Podríamos usar el enlace Subir para ir navegando por el resto de las carpetas de nuestro disco. Sin embargo, yo voy a elegir la subcarpeta Wallpapers que tengo dentro de Imágenes.

6

Hacemos clic sobre la subcarpeta Wallpapers.

Así, obtenemos una previsualización de todas las imágenes contenidas en la carpeta. Incluso podremos obtener detalles sobre el tipo de imagen y su tamaño, sólo con dejar el puntero del ratón, durante un instante, sobre cualquiera de ellas

7

Una vez que hemos comprobado que se trata de la carpeta correcta, hacemos clic sobre el botón Elegir esta carpeta.

Al hacerlo, observaremos que aparece una miniatura en la parte inferior, que representa a la carpeta. Podríamos utilizar el enlace Subir y seguir navegando por nuestro disco para elegir más carpetas. Sin embargo, para nuestro ejemplo nos contentamos con esta.

8

Por lo tanto, hacemos clic sobre el botón Aceptar.

Esto nos llevará de vuelta a la pantalla de configuración. Ya podríamos dar el trabajo por concluido, pero nosotros también vamos a aprender cómo quitar una de las carpetas seleccionadas. En particular, la carpeta Imágenes, que aparecía de forma predeterminada.

Para conseguirlo, basta con hacer clic sobre ella…

9

… Y a continuación, hacer clic sobre el botón Quitar que habrá aparecido.

Para salir de la ventana de configuración de una forma rápida, basta con utilizar la combinación de teclas Alt + F4.

A partir de aquí, sólo nos queda esperar a que salte la pantalla de bloqueo para comprobar su funcionamiento… O utilizar la combinación de teclas Windows + L si eres tan impaciente como yo.

10

Al principio, se mostrará la imagen de bloqueo predeterminada (porque no la hemos cambiado)

 

11

… pero un instante después, se mostrará una imagen de nuestro repertorio

 

12

… y seguirá cambiando mientras no interactuemos con la pantalla

Espero que el pequeño truco de hoy te resulte útil.