Importar una máquina virtual en VirtualBox

Hace unos días, aprendimos a Exportar una máquina virtual creada con VirtualBox. Hoy te vamos a explicar cómo realizar el camino inverso. Es decir, utilizar una máquina virtual exportada en otro equipo para importarla en el equipo en el que estamos trabajando.

Una de las ventajas de este mecanismo es que podemos obtener plantillas de máquinas virtuales (llamadas generalmente virtual appliances) y comenzar a utilizarlas de forma casi inmediata. De este modo, nos ahorramos la instalación y configuración del sistema operativo y de todas sus aplicaciones.

TurnKey logoUn sitio de Internet especializado en este tipo de soluciones es TurnKey Linux, un proyecto Open Source que ofrece servidores empaquetados como virtual appliances, debidamente revisados, actualizados y optimizados, que pueden ejecutarse en multitud de soluciones de virtualización. Entre las soluciones que nos ofrecen se encuentran servidores LAMP, ownCloud, OpenLDAP, Joomla, WordPress, Moodle, Drupal y un largo etcétera.

Windows logoAunque para el artículo de hoy usaremos una instalación de VirtualBox sobre Ubuntu, el proceso explicado será completamente equivalente si el sistema operativo en el que trabajas es Windows.

Importar una máquina virtual

Pues bien, una vez que tenemos la virtual appliances en nuestro equipo, basta con abrir VirtualBox y hacer clic sobre la opción Archivos del menú principal.

Después, en el menú que aparece, elegimos la opción Importar servicio virtualizado

importar-una-maquina-virtual-creada-con-virtualbox-001

Al hacerlo, aparece un asistente que nos guiará durante el proceso.

En su primera etapa, deberemos elegir el archivo que vamos a importar. Podemos escribir su nombre, con la ruta completa, en el cuadro de texto. Sin embargo, lo más normal es utilizar el botón contiguo (elegir nombre o ubicación) para localizarlo.

Hacemos clic sobre el botón.

importar-una-maquina-virtual-creada-con-virtualbox-002

Esto nos abrirá una nueva ventana donde podemos localizar la ruta donde se guarda el archivo.

Cuando lo encontremos, lo seleccionamos y hacemos clic sobre el botón Abrir.

importar-una-maquina-virtual-creada-con-virtualbox-003

De vuelta en la ventana del asistente, comprobamos que ya aparece el archivo en el cuadro de texto.

Hacemos clic sobre el botón Siguiente.

importar-una-maquina-virtual-creada-con-virtualbox-004

También podrías ahorrarte los pasos anteriores desplazándote, con el Explorador de archivos, hasta el lugar donde tengas almacenado el archivo y hacer doble clic sobre él.

Al hacerlo, el asistente nos muestra una lista con las características de la máquina virtual que estamos importando.

Sólo tenemos que hacer clic sobre el botón Importar.

importar-una-maquina-virtual-creada-con-virtualbox-005

Cuando termine la importación, se cerrará la ventana del asistente. Ahora, comprobaremos que ya tenemos disponible la nueva máquina virtual para comenzar a usarla.

Incluso aparece la categoría en la que se encontraba agrupada originalmente.

importar-una-maquina-virtual-creada-con-virtualbox-006

Y hasta aquí el artículo de hoy. Espero que te resulte útil.