Habilitar hibernación en Windows 8.1

Cuando necesitamos interrumpir nuestra sesión de trabajo durante un rato, podemos recurrir a la opción de suspender el ordenador. Al hacerlo, se detienen todos los procesos y se guarda el estado de todo el sistema en memoria RAM. Después, el ordenador se pone en modo ahorro de energía (aunque sigue dependiendo de la corriente eléctrica para alimentar la memoria RAM y otros elementos básicos). Cuando pulsemos el botón de encendido, o alguna otra tecla, todo volverá a la normalidad, con los programas que teníamos abiertos, los documentos sobre los que estábamos trabajando, etc.

Si lo que necesitas es ausentarte durante más tiempo, el estado suspendido puede acabar agotando la batería y será como si hubieses apagado el ordenador bruscamente, sin cerrar los programas abiertos. Para estos casos, puede ser más interesante la opción Hibernar. Es como si suspendiéramos el equipo, pero el contenido de la memoria se envía al archivo hiberfil.sys. Al final, se informa al gestor de arranque para el próximo inicio y apaga el ordenador.

La ventaja de hibernar es que apenas se consume energía. El inconveniente, es que se crea un nuevo archivo de grandes dimensiones con el estado del sistema (hiberfil.sys).

Pues bien, el problema es que, de forma predeterminada, la opción Hibernar se encuentra deshabilitada en Windows 8.1. Sin embargo, hoy te enseñamos cómo puedes activarla fácilmente.

Las opciones Suspender e Hibernar sólo suelen estar activas en ordenadores portátiles.

1

De forma predeterminada, aparece la opción Suspender, pero no Hibernar.

Lo primero será hacer clic, con el botón derecho del ratón sobre el botón Inicio del Escritorio.

2

Después, en el menú de contexto que aparece, elegimos Panel de control.

Al hacerlo, conseguiremos que se abra la ventana Panel de control, que incluye la mayoría de las opciones de configuración del sistema.

3

Para los ajustes de hoy, necesitamos hacer clic sobre la categoría Hardware y sonido.

Al hacerlo, el contenido de la ventana cambia para mostrarnos todas las opciones de la categoría Hardware y sonido.

4

En ella, hacemos clic sobre Opciones de energía.

La parte principal de la ventana Opciones de energía nos ayuda a elegir o definir un plan que establezca cómo usa nuestro ordenador la corriente eléctrica (por ejemplo, podemos definir que se reduzca el rendimiento, siempre que sea posible, para ahorrar energía).

Sin embargo, en este caso, a nosotros nos interesa un enlace, ubicado en el panel izquierdo de la ventana, con el título Elegir el comportamiento de los botones de inicio/apagado.

5

Hacemos clic sobre el enlace del panel izquierdo.

Cuando se muestren las opciones para Definir los botones de inicio/apagado y activar la protección con contraseña, ya encontraremos en la parte inferior de la ventana las opciones de configuración de apagado. Aquí podrás comprobar que la opción Suspender se encuentra seleccionada, mientras que la opción Hibernar no lo está.

También comprobarás que las opciones están desactivadas (se muestran en un tono gris) por lo que aún no podremos cambiar sus valores.

6

Para permitir la modificación de estas opciones, deberemos hacer clic sobre el enlace Cambiar la configuración actualmente no disponible que encontrarás en la parte superior de la ventana.

Ahora sí, en la parte inferior podemos marcar la opción Hibenar para habilitarla.

7

Por último, hacemos clic sobre el botón Guardar cambios.

Ahora, cuando intentemos apagar el ordenador…

8

… Ya tendremos disponible la opción Hibernar.

Espero que el artículo de hoy te resulte útil.