Desactivar la pantalla de bloqueo en Windows 8.1 (modo 2)

En los sistemas operativos de Microsoft, el registro está formado por una base de datos con los valores de configuración de los diferentes aspectos del sistema. Su organización es jerárquica.

Hace unos días, hablamos de cómo Desactivar la pantalla de bloqueo en Windows 8.1 (aunque el artículo es completamente válido para Windows 8).

La solución que aportamos en aquél momento consistió en acceder directamente al registro, pero a algunos usuarios puede no gustarles porque el registro es un área sensible del sistema operativo.

La buena noticia, es que existe otra forma de hacerlo que es igual de sencilla, o incluso más, y que consiste en modificar las políticas de grupo.

Este es el modo en el que vamos a resolverlo en esta ocasión.

Para comenzar, necesitaremos ejecutar el Editor de políticas de grupo. Se trata de un complemento, incluido dentro de Microsoft Management Console (MMC), desde el que podemos administrar todos los objetos que forman la directiva de grupo local. Lo abriremos haciendo clic, con el botón derecho del ratón, sobre el botón Inicio.

1

…Y en el menú de contexto que aparece, elegir Ejecutar.

Cuando aparezca la ventana Ejecutar, en el cuadro de texto escribimos la orden que nos permite ejecutar el Editor de políticas de grupo:

gpedit.msc

2

… y hacemos clic sobre el botón Aceptar.

De esta forma, conseguiremos que se abra la ventana Editor de directivas de grupo local.

Puedes abrir rápidamente la ventana Ejecutar usando la combinación de teclas Windows + R.

Como en otras ocasiones, el área principal de la ventana de divide en dos paneles verticales. En el de la izquierda, se muestran ordenadas de forma jerárquica todas las directivas del equipo.

Para nuestro ejemplo, tenemos que desplegar las categorías Configuración de equipo > Plantillas administrativas > Panel de control.

3

Finalmente, dentro de Panel de control, hacemos clic sobre Personalización.

En ese momento, en el panel derecho se muestran los distintos elementos que forman parte de la categoría Personalización.

Como podrás observar, una de ellas se titula No mostrar la pantalla de bloqueo. Para modificar su valor, hacemos clic sobre ella con el botón derecho del ratón.

Al hacerlo, se muestra a la izquierda una breve explicación del cometido que tiene la directiva que acabamos de seleccionar (así podemos comprobar que la elección es correcta). También aparece un  menú de contexto con varias opciones.

4

En el menú de contexto, hacemos clic sobre la opción Editar.

De esta forma, conseguiremos que se abra una ventana titulada No mostrar la pantalla de bloqueo, que contiene todos los aspectos de configuración de la directiva. Si te fijas, en la parte superior disponemos de tres opciones:

  • No configurada
  • Habilitada
  • Deshabilitada

Lo normal es que, de forma predeterminada, el valor elegido sea No configurada.

5

Nosotros nos limitamos a hacer clic sobre la opción Habilitada y, a continuación, hacemos clic sobre el botón Aceptar.

A diferencia de lo que ocurría en el primer modo que explicamos para Desactivar la pantalla de bloqueo en Windows 8.1, con esta solución, no necesitamos reiniciar el ordenador para comprobar su funcionamiento. Basta con pulsar la combinación de teclas Windows + L para bloquear la pantalla.

6

En lugar de mostrarse la pantalla de bloqueo, se mostrará directamente la de autenticación.

One more thing…

Recuerda que si prefieres realizar esta tarea accediendo al registro de Windows, puedes consultar nuestro artículo Desactivar la pantalla de bloqueo en Windows 8.1.

En lugar de deshabilitarla, también puedes conseguir que la pantalla de bloqueo se comporte como un marco de fotos digital para que muestre tus imágenes preferidas de forma aleatoria mientras no estés utilizando el ordenador. Para lograrlo, puedes consultar nuestro artículo Pantalla de bloqueo de Windows 8.1 con imágenes que cambian.