Desactivar la pantalla de bloqueo en Windows 8.1

A partir de Windows 8, en los sistemas operativos de escritorio de Microsoft se ha incluido un nuevo concepto: La pantalla de bloqueo.

Se trata de una pantalla que, de forma predeterminada, incluye una imagen de fondo, la fecha y la hora, y una serie iconos y notificaciones. Esta pantalla se muestra cuando iniciamos el ordenador o lo reactivamos después de ponerse en suspensión y “cubre” la pantalla de autenticación donde el sistema nos pide el usuario y la contraseña.

Pantalla de bloqueo

El motivo de que Microsoft haya incluido la pantalla de bloqueo es porque a partir de Windows 8, la interfaz del sistema operativo está pensada para incluirse en dispositivos táctiles. Con ella se evitan los inicios de sesión accidentales al tocar la pantalla.

Aunque no tengamos un dispositivo táctil, podemos explotar la parte estética de la pantalla de bloqueo, usando la imagen de fondo que queramos, o incluso podemos hacer que se comporte como un marco digital mientras no utilizamos el ordenador, como ya explicamos en el artículo Pantalla de bloqueo de Windows 8.1 con imágenes que cambian. Sin embargo, lo cierto es que, en dispositivos que no son táctiles, la pantalla de bloqueo nos obliga a hacer un clic extra cada vez que necesitemos autenticarnos en el sistema y puedes acabar considerándola un estorbo.

Si este es tu caso, la solución es muy sencilla: deshabilitar la pantalla de bloqueo. Y para lograrlo, sólo hay que seguir los sencillos pasos que vamos a explicar a continuación.

Comenzamos, en el escritorio, haciendo clic, con el botón derecho del ratón sobre el botón Inicio.

1

Después, en el menú de contexto que aparece, elegimos la opción Ejecutar.

Cuando aparezca la ventana Ejecutar, en el cuadro de texto escribimos la siguiente orden:

regedit.exe

2

… y hacemos clic sobre el botón Aceptar.

Al hacerlo, el Control de cuentas de usuario nos avisa de que se va a ejecutar un programa que puede realizar cambios en nuestro sistema.

3

Como eso es justo lo que queremos, hacemos clic sobre el botón .

El resultado es que se abre la ventana Editor de registro.

Puedes comprobar el lugar exacto en el que te encuentras observando la barra de estado, en la parte inferior de la ventana.

Como probablemente sabrás, el registro de los sistemas Microsoft está formado por una base de datos, cuyo contenido se estructura en forma de árbol, que contiene los valores de configuración de los diferentes aspectos del sistema operativo.

El área de trabajo de la ventana Editor de registro se divide en dos paneles fundamentales: La estructura jerárquica de sus diferentes entradas en el panel izquierdo y, los valores de la entrada seleccionada, en el panel derecho

En nuestro caso, iremos desplegando los diferentes niveles hasta llegar a extender por completo la siguiente rama:

Equipo\HKEY_LOCAL_MACHINE\SOFTWARE\Policies\Microsoft\Windows

Con el elemento Windows seleccionado en el panel izquierdo, hacemos clic con el botón derecho del ratón sobre cualquier espacio libre del panel derecho

4

En el menú de contexto que aparece elegimos Nuevo y, a continuación Clave.

Esto hará que, en el panel izquierdo, dentro de la categoría Windows, aparezca una subcarpeta con el nombre predeterminado Clave nueva #1.

5

El nombre de la carpeta aparece en modo edición, listo para que lo cambiemos según nuestras necesidades.

En nuestro caso, necesitamos que el nombre de la nueva categoría sea este:

Personalization

6

Por lo que nos limitamos a escribirlo

Con el elemento Personalization seleccionado en el panel izquierdo, hacemos clic con el botón derecho del ratón sobre cualquier espacio libre del panel derecho

7

En el menú de contexto que aparece elegimos Nuevo y, a continuación, Valor de DWORD (32 bits).

Así conseguiremos que, esta vez en el panel derecho, aparezca un nuevo valor con el nombre predeterminado Nuevo valor #1.

8

Como antes, el nombre de la variable aparece en modo edición, para que lo podamos cambiar fácilmente.

En este caso, necesitamos que el nombre de la variable sea:

NoLockScreen

9

Escribimos el nuevo nombre y pulsamos Intro.

Como puedes observar en la imagen anterior, el valor predeterminado de la variable es 0. Sin embargo, ese valor es el que ocasionará que la pantalla de bloqueo se muestre. Para ocultarla, debemos cambiar el valor por 1.

Comenzamos por hacer clic, con el botón derecho del ratón, sobre la variable nueva.

10

En el menú de contexto que aparece, elegimos la opción Modificar.

Así obtenemos la ventana Editar valor de DWORD (32 bits). Observa que, en el cuadro de texto debe aparecer el nombre de la variable (NoLockScreen). En el cuadro Base, nos aseguraremos de que se encuentre marcada la opción Hexadecimal y, por último, en el cuadro Información del valor, escribimos un 1.

11

Cuando acabemos, hacemos clic sobre el botón Aceptar.

Ya sólo queda reiniciar el equipo para comprobar si todo funciona correctamente.

Para lograrlo, comenzamos por desplazar el puntero del ratón hasta la esquina inferior derecha.

12

Cuando aparezca la barra de acceso (Charm Bar), hacemos clic sobre la opción Configuración.

Después, en el panel de Configuración, hacemos clic sobre Iniciar/Apagar.

13

… Y en el menú que aparece, elegimos Reiniciar.

14

Cuando termine el reinicio, comprobaremos que la pantalla de bloqueo ha desaparecido y, directamente, aparecen las opciones de autenticación.

One more thing…

Recuerda que si prefieres que la pantalla de bloqueo se comporte como un marco digital que muestre tus imágenes preferidas de forma aleatoria mientras no estés utilizando el ordenador, puedes consultar el artículo Pantalla de bloqueo de Windows 8.1 con imágenes que cambian.