Crear una imagen de disco en Ubuntu 14.04 LTS

En artículos anteriores hemos visto cómo podemos crear imágenes de disco en los sistemas operativos de Microsoft, con el fin de preservar el contenido de todo el disco del sistema (o de cualquier otro) y recuperar el estado exacto en el que se encontraba la instalación en el momento en el que se creó dicha imagen. Pues bien, en GNU/Linux podemos hacer algo equivalente. Además, podemos conseguirlo de diferentes formas.

Hoy aprenderemos a crear una imagen del disco del sistema utilizando un disco de instalación de Ubuntu. Así, no necesitaremos tener el disco principal montado (donde se encuentra instalado el sistema operativo del equipo) y estaremos seguros de que no cambia ninguno de sus archivos mientras realizamos la operación. También necesitaremos disponer de un segundo disco (interno o externo), donde guardar el archivo de imagen. Este disco deberá tener un espacio de almacenamiento disponible que sea igual o superior al tamaño completo del disco principal. En nuestro ejemplo, el disco duro principal tiene un tamaño de 27 GB mientras que el tamaño del disco donde guardaremos la imagen es de 54 GB (y está completamente vacío).

Una vez que tenemos claro el objetivo, sólo será necesario seguir los siguientes pasos…

Comenzaremos por iniciar el ordenador con el disco de instalación de Ubuntu.

1

En la pantalla de bienvenida del asistente de instalación, elegimos el idioma Español y, a continuación, hacemos clic sobre el botón Probar Ubuntu.

Después de esto, se producirá un arranque normal del sistema, pero desde el disco de instalación (lo que se conoce como arrancar en modo LiveCD).

Cuando haya terminado el arranque, usamos el Dash para ejecutar la herramienta Discos del sistema operativo.

Una forma rápida de abrir el Dash consiste en pulsar la tecla con el logotipo de Windows en tu teclado.

2

Comenzamos a escribir el nombre de la herramienta y, cuando aparezca, hacemos clic sobre ella (o pulsamos la tecla Intro si se encuentra en la primera posición de la lista).

Cuando se ejecute, veremos una ventana dividida verticalmente en dos paneles. A la izquierda tenemos los diferentes dispositivos de almacenamiento conectados a nuestro equipo y a la derecha la información relativa al dispositivo que tengamos seleccionado en el panel izquierdo.

Una vez aquí, lo primero que haremos será montar el disco donde guardaremos la imagen que estamos a punto de crear (el de 54 GB). Para lograrlo, hacemos clic sobre el disco para seleccionarlo.

3

Después, en el panel derecho, hacemos clic sobre el botón con forma de triángulo.

A continuación, seleccionamos el disco principal (el de 27 GB), en el panel izquierdo.

En el panel derecho hacemos clic sobre el botón que contiene unos engranajes.

4

… Y en el menú que aparece elegimos la opción Crear imagen de disco

Al hacerlo, aparece una nueva ventana donde debemos indicar el nombre del archivo de imagen y el lugar donde pensamos guardarla.

5

Para nuestro ejemplo, dejaremos el nombre predeterminado, ya que nos parece suficientemente descriptivo.

Para elegir dónde guardarla, desplegamos la lista con las posibles ubicaciones

6

… Y elegimos el segundo disco.

En la lista no se muestra el tamaño, pero sí el nombre que, en este caso, sabemos que es BACKUP.

7

Cuando estemos listos, hacemos clic sobre el botón Empezar a crear

Al hacerlo, la ventana secundaria desaparece y, en la ventana principal, aparece una barra de progreso que nos indica el avance de la operación. También se muestra la cantidad de información que ya se ha copiado y el total a copiar. Incluso vemos una estimación del tiempo que va a emplearse y la velocidad (en MB/sec) a la que se está creando.

8

Sólo tenemos que esperar el tiempo necesario.

9

Cuando termine, simplemente desaparecerá la barra de progreso.

Si quieres, ya puedes cerrar la ventana.

10

También podemos usar el explorador de archivos para comprobar que la imagen se ha creado satisfactoriamente.

Como has visto, el proceso es muy sencillo, aunque, puestos a buscar inconvenientes, debemos hacer notar que se ha hecho un duplicado byte a byte de todo el disco. Incluso se ha copiado el espacio del disco que aún se encuentra sin ocupar.

… Y hasta aquí el artículo de hoy. En una próxima entrega aprenderemos a utilizar el disco de instalación para recuperar la imagen que hemos creado hoy.

Espero que te haya parecido interesante.