Crear un usuario desde la administración avanzada de cuentas de Windows 8.1

Hace unos días aprendimos a Habilitar la cuenta Administrador en Windows 8.1 y, para lograrlo, utilizamos la herramienta Usuarios y grupos locales. Un modo avanzado de trabajar con cuentas de usuario y grupos, que no está disponible desde el Panel de control y que permite trabajar con este tipo de objetos de una forma muy parecida a como lo hacen las versiones de Windows para servidores.

Pues bien, hoy vamos a ver lo fácil que resulta crear un nueva nueva cuenta de usuario usando la herramienta Usuarios y grupos locales. Para iniciarla, debemos abrir la ventana Ejecutar (algo que podemos conseguir fácilmente, por ejemplo, con la combinación e teclas Windows + R).

Una vez abierta, escribimos el siguiente comando:

lusrmgr.msc

1

… Y pulsamos la tecla Intro (o hacemos clic sobre el botón Aceptar).

Al hacerlo, aparece la ventana Usuarios y grupos locales, dividida verticalmente en tres paneles. En el izquierdo, aparecerá una carpeta para Usuarios y otra para Grupos. Seleccionando cualquiera de ellas, veremos su contenido en el panel central. El panel derecho, contendrá las acciones disponibles para el elemento elegido en el panel central.

En nuestro caso, debemos asegurarnos de que se encuentra seleccionada, a la izquierda, la carpeta Usuarios.

Para iniciar la creación de la nueva cuenta, sólo tenemos que hacer clic con el botón derecho del ratón sobre cualquier espacio libre del panel central.

2

En el menú de contexto que aparece, elegimos Usuario nuevo

Veremos que aparece la ventana Usuario nuevo. En ella, rellenaremos los datos relativos a la cuenta de usuario que estamos creando:

  • El nombre de la cuenta
  • El nombre completo del usuario
  • Una descripción, cuando lo consideremos necesario
  • El valor que tendrá inicialmente la contraseña (como siempre, por duplicado, para evitar que cometamos errores tipográficos al escribirla)

Además, en la parte inferior de la ventana disponemos de cuatro opciones:

  • El usuario debe cambiar la contraseña en el siguiente inicio de sesión:
    Si lo marcamos (opción por defecto), obligaremos al usuario a cambiar
    la contraseña que estamos escribiendo, la próxima vez que inicie sesión
    en el equipo. De esta forma, el usuario estará seguro de que nadie más
    conoce su contraseña.
  • El usuario no puede cambiar la contraseña: Al contrario que
    la anterior, esta opción impide que el usuario pueda cambiar su
    contraseña en ningún momento. Esta opción puede resultar interesante
    para que el administrador mantenga el control total sobre alguna cuenta
    temporal o de invitado. Observa que, como es incompatible con la anterior, aparece inactiva mientras aquella esté seleccionada.
  • La contraseña nunca expira: hace que la contraseña no expire en el plazo que establezca el sistema operativo. Microsoft recomienda que las cuentas de servicio tengan esta opción habilitada y usen contraseñas seguras. Igual que en el caso anterior, esta opción es incompatible con la primera y aparece inactiva mientras aquella esté seleccionada.
  • La cuenta está deshabilitada: Mientras esta opción esté habilitada, el usuario no podrá iniciar sesión en el sistema.

3

Cuando hayamos completado los datos, haremos clic sobre el botón Crear.

Al hacerlo, los datos se borran por si queremos crear un nuevo usuario. Bastará con escribir unos nuevos datos y volver a hacer clic sobre el botón Crear. Y así tantas veces como sea necesario.

4

Si hemos terminado, podemos hacer clic sobre el botón Cerrar.

Veremos que en la ventana principal de Usuarios y grupos locales, aparece el usuario (o los usuarios) que hayamos creado en el apartado anterior.

En cualquier momento, podrás volver a esta ventana para modificar los datos de cualquier cuenta. Bastará con hacer clic, con el botón derecho del ratón sobre el usuario que queremos modificar

5

En el menú de contexto que aparece elegimos Propiedades.

Verás que aparece una ventana titulada Propiedades:, seguido del nombre del usuario que estamos editando.

De forma predeterminada, estaremos situados sobre la solapa General, que contiene los datos que introdujimos cuando la creamos, aunque ahora aparece una opción más que nos permite bloquear la cuenta.

También tenemos dos nuevas solapas que nos permitirán ajustar las características de perfil de la cuenta de usuario y consultar los grupos a los que pertenece, pero su explicación quedará para otro artículo.

6

Después de ajustar los datos a nuestro gusto, podemos hacer clic sobre Aceptar.

En el próximo inicio, como es costumbre en Windows, el sistema nos ofrecerá la última cuenta con la que hayamos trabajado para que nos autentiquemos. Sin embargo, en este caso necesitamos cambiarla.

7

Para lograrlo, hacemos clic sobre la flecha que hay junto a la imagen del usuario.

La pantalla cambiará para mostrarnos los usuarios que se encuentran registrados en estos momentos.

8

Como cabe esperar, hacemos clic sobre la imagen que representa a la nueva cuenta.

A continuación, el sistema nos pide que nos autentiquemos.

9

Escribimos la contraseña que hemos introducido más arriba y pulsamos la tecla Intro.

Si dejamos marcada la opción El usuario debe cambiar la contraseña en el siguiente inicio de sesión, tendremos que actualizar la contraseña antes de seguir. Además, como es la primera vez que iniciamos sesión con la cuenta, el sistema operativo tiene que crear toda la información de su perfil, por lo que tardará algo más de lo normal. Nos limitamos a esperar unos instantes.

Poco después, la cuenta estará lista para comenzar a trabajar.

Hasta aquí el artículo de hoy. Espero que te haya resultado interesante.