Crear un grupo de trabajo en Windows 8.1

Aunque la aparición de los Grupos en el hogar ha simplificado mucho el trabajo de compartir recursos entre varios ordenadores de una red local, se trata de una solución que sólo es válida con sistemas operativos de la familia Microsoft a partir de Windows 7.

Sin embargo, cuando tenemos una configuración mixta con sistemas operativos Microsoft más antiguos o sistemas operativos de otros fabricantes, aún suele ser más recomendable utilizar los clásicos Grupos de trabajo.

Además, aunque es algo más complicado de configurar, hoy vamos a demostrar que tampoco es tan difícil como para que desistamos de su uso… Y si quieres comprobarlo, sólo tienes que seguir leyendo

Antes de nada, deberás saber si tu sistema operativo tiene habilitado el uso compartido de archivos.

Lo normal es que, tras la instalación de Windows 8.1 en el ordenador que va a compartir sus archivos, la primera vez que iniciaste sesión, el sistema te preguntara si querías buscar equipos, dispositivos y contenido en la red.

1

Si la respuesta fue afirmativa, tu equipo está listo para comenzar.

De lo contrario, antes de continuar, probablemente deberás seguir las indicaciones que incluíamos en el artículo Activar el uso compartido de archivos y dispositivos en una red con Windows 8.1.

Darle nombre al Grupo de trabajo

De forma predeterminada, todos los sistemas operativos de Microsoft traen configurado WORKGROUP como nombre predeterminado del grupo de trabajo. En este apartado, vamos a aprender a personalizarlo según nuestro gusto o necesidad, pero si no lo crees conveniente, puedes saltar directamente al apartado siguiente.

Comenzaremos por hacer clic, con el botón derecho del ratón, sobre el icono del menú Inicio en la barra de tareas.

1

En el menú de contexto que aparece, haremos clic sobre la opción Sistema.

Al hacerlo, aparecerá una ventana con información del sistema. En la parte inferior, además de algunos detalles sobre el hardware del equipo, podemos encontrar el nombre del equipo, la descripción y el nombre del grupo de trabajo o dominio al que pertenece. Observa que ya aparece el nombre predeterminado.

2

Para cambiarlo, sólo tenemos que hacer clic en el enlace Cambiar configuración.

En la ventana Propiedades del sistema, que aparece a continuación, podríamos escribir un texto para la descripción (si te fijas, en la imagen anterior aparecía en blanco). Sin embargo, lo dejaremos como está.

3

Lo que sí haremos será un clic sobre el botón Cambiar, para escribir el nuevo nombre del grupo de trabajo y, si lo consideramos oportuno, un nuevo nombre de equipo.

Lo haremos en la ventana que aparece a continuación.

4

Cuando los datos sean correctos, hacemos clic en Aceptar.

En ese momento, Windows 8.1 busca en la red algún equipo (o equipos) que tengan el mismo nombre de grupo de trabajo. Si los encuentra, considerará que es miembro del grupo. Si no, considerará que se trata de un grupo nuevo. Además, si en el momento de unirse al grupo de trabajo, el equipo hubiese sido miembro de un dominio, se daría de baja del dominio de forma automática y se deshabilitaría su cuenta del equipo en dicho dominio.

En cualquier caso, aparecerá un mensaje indicando que se ha unido satisfactoriamente al grupo de trabajo.

5

Sólo tendremos que hacer clic sobre el botón Aceptar.

A continuación, aparece una nueva ventana informativa indicando que deberemos reiniciar el equipo para que se apliquen los cambios, pero que antes deberemos cerrar todos los programas y guardar todos los archivos que tengamos abiertos.

6

De nuevo, hacemos clic sobre Aceptar.

Cuando cerremos la ventana de Propiedades del sistema, detectará que ya no hay programas en ejecución y nos dará la oportunidad de reiniciar en ese momento.

7

Hacemos clic sobre Reiniciar ahora.

Compartir una carpeta

Con las modificaciones anteriores no se ha configurado ningún recurso compartido. Pero sí que estamos listo para hacerlo.

1

Lo primero será abrir el Explorador de archivos para localizar la carpeta deseada.

En nuestro caso, hemos decidido compartir la carpeta Imágenes, así es que nos desplazamos hasta ella. Una vez ahí, hacemos clic con el botón derecho del ratón sobre cualquier espacio libre del área de trabajo de la ventana.

2

En el menú de contexto que aparece, elegimos la opción Propiedades.

Esto hará que se abra la ventana Propiedades: Imágenes (lógicamente, el nombre depende de la carpeta que vayamos a compartir). En ella, hacemos clic sobre la solapa Compartir.

3

… Y, a continuación, sobre el botón Uso compartido avanzado.

Cuando se muestre la ventana Uso compartido avanzado, hacemos clic sobre la casilla de verificación Compartir esta carpeta.

Debajo, podremos indicar el nombre que tendrá en la red la carpeta que estamos compartiendo, establecer el número de usuarios que podrán acceder al mismo tiempo y, sobre todo, indicar los permisos que tendrán los usuarios sobre los archivos que tengamos guardados en la carpeta.

4

En nuestro ejemplo, sólo hacemos clic sobre el botón Permisos.

En la ventana Permisos de Pictures (que es como se llama en realidad la carpeta Imágenes) elegiremos, en la parte superior los usuarios o grupos a los que asignaremos permisos y, en la parte inferior, las acciones que permitimos o denegamos.

Si necesitáramos incluir algún usuario o grupo en particular, usaríamos el botón Agregar. Sin embargo, nosotros aquí nos limitaremos a asignar permisos de forma general para todos los usuarios.

Para lograrlo, hacemos clic en la parte superior sobre Todos y, en la parte inferior establecemos qué cosas podrán hacer. En nuestro caso, además de Leer, que es el valor predeterminado, permitiremos también Cambiar. Así, los usuarios que accedan a nuestros archivos, podrán hacer también modificaciones.

5

Una vez elegidos los permisos, hacemos clic sobre el botón Aceptar.

 

6

De vuelta en la ventana Uso compartido avanzado, sólo nos queda hacer clic sobre el botón Aceptar.

Una vez que hayamos regresado a la ventana Propiedades: Imágenes, iniciamos la segunda fase del procedimiento.

7

Hacemos clic sobre el botón Compartir

Esto nos llevará a la ventana Archivos compartidos. Aquí, de nuevo, deberemos indicar los usuarios con los que queremos compartir la carpeta.

8

En la lista desplegable, elegimos Todos.

 

9

A continuación, hacemos clic sobre el botón Agregar.

Una vez que aparezca Todos en la lista de nombres, desplegamos su lista de permisos…

10

… Y elegimos Lectura y escritura.

 

11

Después, sólo queda hacer clic sobre el botón Compartir.

Esto nos devolverá a la ventana Archivos compartidos, pero ahora comprobamos que aparece la carpeta que acabamos de compartir

12

Ya sólo queda hacer clic sobre el botón Listo.

Aunque el trabajo está terminado, para que el recurso compartido esté disponible para el resto de participantes en el grupo de trabajo, necesitaremos reiniciar el equipo.

Una forma sencilla consiste en pulsar la combinación de teclas Alt + F4 con el escritorio vacío. Esto hará que aparezca la ventana Cerrar Windows. En ella, dentro de la lista que aparece bajo el texto ¿Qué quieres que haga tu equipo?, elegimos el valor Reiniciar.

13

Por último, hacemos clic sobre el botón Aceptar.

Con esto, estarás listo para que otros usuarios puedan acceder, desde diferentes equipos de la red local, a los archivos compartidos por este equipo. Algo que aprenderemos a hacer en unos días.

Espero que el artículo de hoy te haya resultado interesante.