Crear un acceso directo a un elemento del sistema en Windows 8.1

Si has puesto en práctica lo que te explicábamos en los artículos Habilitar la cuenta Administrador en Windows 8.1 y Crear un usuario desde la administración avanzada de cuentas de Windows 8.1, seguramente pienses que puede resultar cansado estar escribiendo el nombre de los comandos en la ventana Ejecutar por dos motivos:

  • Si necesitas utilizar a menudo una herramienta que se lanza desde la línea de comandos, tendrás la sensación de que no paras de escribirla.
  • Por el contrario, si la utilizas sólo de vez en cuando, puede que te resulte complicado recordar su nombre exacto.

En cualquier caso, hoy te vamos a ofrecer una solución que puede ayudarte: Te vamos a explicar cómo crear un acceso directo a cualquier programa o comando que necesites ejecutar, de modo que sólo haya hacer doble clic sobre el icono que lo represente. Además, comprobarás que es una tarea muy sencilla.

En nuestro caso, crearemos el acceso directo en el escritorio, para que quede muy visible, pero tú puedes crearlo dentro de cualquier carpeta. De esta forma, puedes crear varios, para diferentes herramientas, y tenerlos todos organizados. También puedes crearlo en el Escritorio y moverlo después a la ubicación que prefieras.

Para comenzar, haremos clic, con el botón derecho del ratón, sobre cualquier espacio libre en el Escritorio.

1

En el menú de contexto que aparece, elegimos Nuevo y, después, Acceso directo.

Al hacerlo, conseguimos que aparezca el asistente para Crear acceso directo y, en su primera etapa nos pregunta por el elemento al que queremos hacer referencia. Observa que puedes incluir cualquier programa, archivo, carpeta o dirección de Internet.

También habrás observado que ya ha aparecido un nuevo icono sobre el Escritorio con el título Nuevo acceso directo.

En nuestro caso, a modo de ejemplo, lo configuraremos para ejecutar la herramienta Usuarios y grupos locales, por lo que, en el cuadro de texto, escribimos el siguiente comando:

lusrmgr.msc

Ten en cuenta que, como se trata de una herramienta del sistema, su ubicación es conocida por éste y no será preciso indicarla. Si se tratara de un archivo, una carpeta, o un programa que no pertenezca al propio sistema operativo, habría que incluir la ruta completa, o utilizar el botón Examinar… para localizarlo.

2

Cuando hayamos terminado, hacemos clic sobre el botón Siguiente.

A continuación, escribiremos un título para el acceso directo, ya que el que el sistema le otorga de forma predeterminada (Nuevo acceso directo) no es muy descriptivo. Como cabe esperar, para este ejemplo escribiremos Usuarios y grupos locales.

3

A continuación, hacemos clic sobre el botón Finalizar.

Poco después veremos que, tanto el icono del escritorio como su título, han cambiado para adecuarse a los datos que hemos introducido.

4

Para comprobar que funciona correctamente, sólo tienes que hacer doble clic sobre el icono

 

5

Al momento verás aparecer la ventana del programa Usuarios y grupos locales.

Como puedes ver, hemos cumplido nuestra palabra: se trata de una forma muy sencilla de tener a la mano las cosas que utilizamos más frecuentemente.

Espero que te resulte útil.