Cómo impedir que otro usuario acceda a tus archivos en Ubuntu 14.04 LTS

En Ubuntu, de forma predeterminada, todos los usuarios tienen permiso para acceder a los archivos y carpetas almacenados en las carpetas de perfil de resto de usuarios.

Esto, en principio, si te encuentras en un entorno confiable, no tiene que ser preocupante. Sin embargo, cuando compartes el ordenador con otros usuarios y quieres mantener tus archivos alejados de su curiosidad, puede resultar una situación incómoda.

Afortunadamente, la solución es muy sencilla, como verás en la explicación que incluimos más abajo.

Antes de seguir, debo aclararte que la solución que te ofrecemos a continuación sólo es válida con otros usuarios que ejecuten el mismo sistema operativo. Sin embargo, es muy sencillo saltarse esta restricción si, por ejemplo, otra persona inicia el ordenador usando un Live CD, para lo que puede servir el propio disco de instalación de Ubuntu.

En un artículo futuro te explicaremos cómo puedes cifrar tu carpeta personal, para que puedas ponerla a salvo de miradas indiscretas de una forma más segura.

También publicamos hace un tiempo una serie de artículos  sobre cómo Ocultar archivos personales en Ubuntu 14.04 LTS con VeraCrypt (parte 1, parte 2 y parte 3).

 
En cualquier caso, hoy nos centraremos únicamente en cómo podemos cambiar los permisos de acceso a nuestra carpeta personal. Y para comenzar, abriremos una ventana del explorador de archivos y, en el panel de la izquierda, haremos clic sobre Equipo.

1

… Y cuando obtengamos su contenido, hacemos doble clic sobre la carpeta home.

Como podremos comprobar, la carpeta contiene una nueva subcarpeta para cada cuenta de usuario que exista en el equipo. Además, la de nuestro usuario se diferencia del resto en que la carpeta incluye la imagen de una casa.

Hacemos clic sobre ella con el botón derecho del ratón.

2

Después, en el menú de contexto que aparece, elegimos Propiedades.

Así, conseguimos que se abra la ventana Propiedades de la carpeta.

Como podemos ver, el propietario puede crear y eliminar archivos de su interior. Además, los miembros del grupo principal del propietario, que tiene el mismo nombre que la cuenta del usuario, podrán acceder a todos sus archivos, aunque esto no nos preocupa porque el único miembro que tiene este grupo es el propio usuario.

Lo que sí debe preocuparnos es que Otros, es decir, cualquier usuario del equipo, también tienen permisos para acceder a su contenido.

3

Para modificar este último valor, sólo debemos desplegar la lista de permisos.

Como vemos, en la lista que aparece, disponemos de varias opciones:

  • Ninguno: El resto de usuarios no podrán acceder. Es la opción más restrictiva.
  • Solo listar archivos: Los demás usuarios podrán ver los archivos, pero no su contenido.
  • Acceder a archivos: Los demás usuarios podrán ver el contenido de los archivos y modificarlo.
  • Crear y eliminar archivos: El resto de usuarios podrán crear nuevos archivos o eliminar los que ya existan. Esta es la opción más permisiva.

4

… en este caso, elegimos Ninguno.

Una vez realizados los cambios, ya podemos cerrar todas las ventanas.

5

Como cabe esperar, cuando otro usuario trate de acceder a los archivos del usuario anterior, recibirá un error como el de la imagen siguiente.

Pues bien, hasta aquí el artículo de hoy. Espero que te resulte útil.