Cambiar el fondo de escritorio periódicamente con Wallch en Ubuntu

Wallch LogoTengo que reconocer que tengo cierta facilidad para cansarme de la imagen que adorna mi fondo de escritorio, por lo que, cada poco tiempo, me encuentro eligiendo una nueva.

La verdad es que tampoco me falta variedad, desde que descubrí los grupos de Flickr con las imágenes que han quedado fuera de las últimas distribuciones (ya hablamos hace unos días de ellos en el artículo Obtener multitud de fondos de escritorio para Ubuntu). Y cuando ninguno de ellos me inspira, ya está San Google.

De cualquier modo, en lugar de cambiarlos manualmente, existe una solución aún mejor: Recurrir a un programa que lo haga por tí. Y justo eso es lo que hace Wallch, nuestro programa recomendado de hoy. Bueno, en realidad hace mucho más, porque no se limita a las imágenes que tenemos en nuestro disco duro, sino que también puede mostrar la imagen del día que ofrece Wikipedia, un mapa del planeta que se refresca cada media hora y te muestra en qué parte del mundo es de día y la posición de las nubes, los fondos con reloj de VladStudio.com, e incluso te permite poner, como fondo de escritorio la pagina web que tú elijas.

Además, Wallch es de código abierto, lo que permite que cualquiera pueda ver cómo funciona e, incluso, aportar nuevas características.

Si, después de todo esto, estás deseoso de probarlo, estás de suerte, porque está incluido en los repositorios oficiales de Ubuntu y su instalación es tremendamente sencilla. Basta con abrir el Centro de sofware de Ubuntu, haciendo clic sobre su icono en el lanzador y escribir el nombre del programa en el cuadro de búsqueda.

1

Cuando aparezca, hacemos clic sobre el botón Instalar.

A continuación, como siempre que hacemos alguna tarea administrativa, el sistema nos solicita la contraseña.

2

La escribimos y hacemos clic sobre el botón Autenticar (o pulsamos la tecla Intro)

Esto hará que comience el proceso de instalación.

3

Esperamos unos instantes…

Cuando haya concluido, podemos cerrar la ventana del Centro de software de Ubuntu. Además, en el Launcher, habrá aparecido un icono que representa al programa.

4

Para iniciarlo, hacemos doble clic sobre él.

Un instante después, tendremos la ventana principal del programa en la pantalla. De forma predeterminada, nos ofrece los fondos de escritorio que vienen incluidos de fábrica en Ubuntu. Debajo, aparece un manejador titulado Interval, que marca los minutos que permanecerá cada fondo de escritorio en la pantalla. Debemos deslizarlo a izquierda o derecha para ajustar su valor.

También aparece una casilla de verificación titulada Shuffle que nos permite mostrar la secuencia de fondos de manera desordenada y un botón Start, para que Wallch se ponga a trabajar.

Si no quieres utilizar los fondos predeterminados, puedes hacer clic sobre el botón Browse de la parte superior.

5

Hacemos clic sobre el botón Browse

Al hacerlo, aparecerá una ventana que nos permitirá desplazarnos por el sistema de archivos para elegir la carpeta donde tengamos almacenadas las imágenes que preferimos utilizar.

6

Cuando la tengamos seleccionada, hacemos clic sobre el botón Abrir.

Así, veremos que las imágenes que hay dentro de la carpeta seleccionada han sustituido a las predeterminadas en el área central de la mantalla.

7

Basta con hacer clic sobre el botón Start para comenzar a disfrutar de este fantástico programa.

Aunque al principio del artículo te dijimos que Wallch tiene muchísimas características, nos hemos centrado en su funcionalidad básica para no extendernos demasiado. Sin embargo, creo que te ha podido servir para comprender lo fácil que resulta su manejo.

Te sugiero que vayas haciendo clic sobre los diferentes botones de la parte superior y experimentes con el resto de opciones.

Bueno, pues hasta aquí el artículo de hoy. Espero que te haya parecido interesante.