Ajustar las propiedades de una impresora en Windows 8.1

Cuando usas una impresora, ya sea en el ámbito doméstico o en tu lugar de trabajo, la configuración predeterminada suele cubrir la mayoría de las necesidades. Sin embargo, ajustando su configuración de una forma más detallada, podrás conseguir un mayor rendimiento y un funcionamiento más adecuado. Incluso podrás aumentar su velocidad y ahorrar tinta y papel.

A pesar de que no veremos todas las opciones, para evitar hacer un artículo demasiado extenso, sí que nos centraremos en aquellas que puedan resultar más útiles. Probablemente, en el futuro volvamos sobre alguna característica que hoy se queda fuera, para ilustrar otros aspectos.

Para comenzar, haremos clic, con el botón derecho del ratón sobre el botón Inicio del Escritorio.

1

En el menú de contexto que aparece, hacemos clic sobre la opción Panel de control.

Al hacerlo, conseguiremos que se abra la ventana del Panel de control, que incluye multitud de herramientas de configuración del sistema operativo. En concreto, nosotros necesitamos hacer clic sobre el enlace Ver dispositivos e impresoras, dentro de la categoría Hardware y sonido.

2

Hacemos clic sobre Ver dispositivos e impresoras.

Así conseguiremos que se muestre la ventana Dispositivos e impresoras, tal y como estábamos buscando.

3

Ventana Dispositivos e impresoras.

Si lo prefieres, puedes abrir directamente la ventana Dispositivos e impresoras (Sin pasar por la ventana Panel de control) ejecutando la orden control printers, tal y como te explicábamos en el artículo Acceder al Panel de control de Windows 8.1 desde la línea de comandos.

 
Lo primero será hacer clic, con el botón derecho del ratón, sobre la impresora que vamos a configurar (en nuestro ejemplo, la impresora HP Deskjet 3050A J611 series).

4

En el menú de contexto que aparece, elegimos Propiedades de impresora.

Al hacerlo se abrirá una ventana titulada Propiedades de, seguido del nombre de la impresora que hayamos elegido.

El contenido de la ventana se organiza en siete solapas diferentes:

  • General
  • Compartir
  • Puertos
  • Opciones avanzadas
  • Administración del color
  • Seguridad
  • Configuración del dispositivo

Sin embargo, como hemos dicho al principio, en el artículo de hoy nos centraremos en las más básicas.

La solapa General

Aquí podemos cambiar el nombre predeterminado de la impresora, escribir un texto que defina dónde se encuentra e incluso un comentario explicativo.

Más abajo disponemos de una descripción de las capacidades de la impresora: si imprime en color, si admite impresiones a doble cara, si es capaz de grapar, etc.

Por último, disponemos de un botón que nos permite obtener una página de prueba y otro para establecer preferencias..

1

Hacemos clic sobre el botón Preferencias.

Al hacerlo, obtenemos una nueva ventana titulada Preferencias de impresión de, seguido del nombre de la impresora.

En la solapa Presentación podemos elegir si la impresión será vertical o apaisada. También podemos conseguir que aparezcan más de una página en cada hoja. En este caso, se mostrará una pre-visualización para que nos hagamos una idea del resultado.

2

Contenido de la solapa Presentación.

En la solapa Papel/Calidad podemos elegir de dónde obtiene la impresora el papel de forma predeterminada. En la impresora del ejemplo sólo disponemos de Selección automática y Bandeja principal, pero en impresoras más avanzadas podemos tener diferentes bandejas en función del tamaño o la calidad del papel.

Debajo podemos elegir el medio, es decir, el soporte en el que vamos a imprimir. Aquí podemos elegir entre:

  • Papel normal, calidad normal.
  • Papel normal, calidad de borrador rápido.
  • Papel normal, calidad óptima.
  • Papel especializado, calidad óptima.
  • Papel fotográfico, calidad óptima.

Aquí elegiremos borrador rápido cuando no nos importe obtener una calidad de impresión inferior a cambio de ganar velocidad y ahorrar tinta. Como es lógico, la calidad normal es el valor medio y la calidad óptima la que empleará una mayor cantidad de tinta y un mayor tiempo de impresión para ofrecer la mejor calidad posible. Además, es capaz de ajustarse al tipo de papel que empleemos.

Debajo, podremos establecer el modo de impresión predeterminado entre Blanco y negro y Color. Como puedes imaginar, si no necesitamos resultados en color, podemos utilizar sólo tinta negra, que es otra forma de reducir el coste de la impresión.

Por último, disponemos de un botón para elegir opciones avanzadas.

3

Hacemos clic sobre el botón Opciones avanzadas.

En la ventana de Opciones avanzadas podemos elegir el tamaño del papel sobre el que vamos a imprimir entre un gran número de opciones.

También podemos elegir la calidad de impresión para gráficos. Si activamos el máximo DPI se utilizará la mayor resolución que soporte la impresora. En muchas impresoras sólo podrá elegirse con papel fotográfico y disminuirá notablemente la velocidad a la que se imprime.

Por último, podremos activar la impresión en escala de grises de forma predeterminada.

4

Elegimos las opciones avanzadas.

Una vez completada la configuración, pulsamos el botón Aceptar tanto en la ventana de Opciones avanzadas como en la ventana Preferencias de impresión.

La solapa Seguridad

En la solapa Seguridad podremos decidir qué usuarios podrán utilizar la impresora. Aquí podremos quitar de la lista a cualquier usuario o grupo de los que aparecen. También podremos añadir cualquier cuenta de usuario o grupo que hayamos creado con anterioridad.

También podremos elegir a cualquier usuario (o grupo) de la lista o otorgarle o denegarle permisos para imprimir, administrar la impresora o administrar los documentos que se estén imprimiendo.

Para no alargar este artículo, no vamos a incluir aquí el modo en el que se añaden o quitan usuarios o grupos de la lista, pero ya lo hemos explicado en otros artículos. Por ejemplo, en Crear una carpeta compartida entre los usuarios de un grupo en Windows 8.1.

1

Contenido de la solapa Seguridad.

La solapa Configuración del dispositivo

En esta solapa volvemos a tener la posibilidad de elegir el tamaño del papel que pondremos en la bandeja, pero lo más importante es que podemos elegir el tamaño de memoria que destinaremos al uso de la impresora. Lógicamente, ese tamaño se resta del total de memoria del equipo, pero cuanto mayor sea, antes podrá desentenderse el sistema del trabajo de impresión.

En cualquier caso, para la impresora que nos ocupa sólo podemos elegir entre 16 MB y 32 MB, y el tamaño máximo no representa una cantidad que deba preocuparnos en la mayoría de los ordenadores actuales.

1

Contenido de la solapa Configuración del dispositivo.

La solapa Opciones avanzadas

En esta solapa disponemos de un gran número de opciones. En la parte superior podremos elegir si la impresora está disponible de forma ininterrumpida o sólo en un horario determinado. Algo que es muy útil cuando nos encontramos en un entorno laboral.

También podemos establecer la prioridad que se asignará de forma predeterminada a los trabajos de impresión. Esta prioridad puede estar entre 1 y 99. Los trabajos con prioridad más alta tendrán preferencia para imprimirse.

La opción Imprimir usando la cola para que el programa termine más rápido (que se encuentra habilitada de forma predeterminada) hace que, en lugar de enviar los documentos directamente a la impresora, se almacenen en la cola de impresión. Esto hace que la aplicación de por impreso el documento y siga adelante con su función. Por su parte, todos los trabajos que vayan llegando a la cola de impresión se irán imprimiendo de forma ordenada. Además, podemos iniciar la impresión del documento cuando ya se encuentre almacenado en su totalidad dentro de la cola de impresión o podemos hacer que la impresión comience de forma inmediata.

Por último, en la parte inferior tenemos varias opciones:

  • Dejar pendientes documentos no coincidentes, que verifica que el documento almacenado en la cola coincide con el original. Así, si un documento ha cambiado después de enviarlo a imprimir (mientras estaba esperando en la cola), éste no se imprimirá.
  • Imprimir primero los documentos de la cola de impresión, da preferencia a los documentos que están completos en la cola de impresión sobre los que están llegando, aunque estos últimos tengan una prioridad mayor.
  • Conservar los documentos después de su impresión,  que permite volver a imprimir un documento sin tener que recurrir al programa que lo envió.
  • Habilitar características de impresión avanzadas, cuando la impresora tiene esta capacidad, permitirá establecer características como la impresión en folleto, elegir las páginas por hoja o el orden en el que se imprimen las páginas.

Además, tres botones:

  • Valores de impresión, que nos lleva hasta una ventana similar a la que vimos en la ventana Preferencias de impresión, que ya comentábamos en la solapa General.
  • Procesador de impresión, que permite elegir el tipo de datos predeterminado que aplicará el procesador de impresión. La opción predeterminada es RAW, que impide que se altere el trabajo antes de imprimirlo (es decir, cuando la impresora se encuentre compartida, la preparación del proceso dependerá del equipo cliente). Si elegimos EMF, o metarchivo mejorado, el archivo se podrá imprimir en cualquier impresora, manteniendo sus características y ocupando un menor espacio. Además, el archivo se procesa en el equipo que tiene la impresora, por lo que el equipo cliente se libera más rápidamente.
    Puedes encontrar más información en el siguiente enlace: https://msdn.microsoft.com/es-es/library/cc776042%28v=ws.10%29.aspx
  • Página de separación,permite incluir una página de separación al principio de cada documento

1

Contenido de la solapa Opciones avanzadas.

Antes de terminar, una última cuestión: Si sólo necesitas modificar las Preferencias de impresión (ver explicación de la solapa General, más arriba), puedes acceder directamente desde el menú de contexto de la impresora, en la ventana Dispositivos e impresoras.

 
Y hasta aquí el artículo de hoy. Espero haberte ayudado a entender un poco mejor a tu impresora.