Actualizar Windows Server 2016 con GUI (Parte 2)

Hace unos días, publicábamos el artículo Instalar actualizaciones en Windows Server 2016 con GUI (Parte 1), donde explicábamos cómo instalar manualmente las actualizaciones pendientes en el servidor. En esta segunda parte, cambiaremos algunos parámetros de la configuración de Windows Update, para ajustar el comportamiento de las actualizaciones a nuestras necesidades.

Para comenzar, abriremos la ventana de Configuración, que ya conocemos del artículo anterior. Sin embargo, hoy aprenderemos a llegar hasta ella desde el botón Inicio. De hecho, al hacer clic sobre él, la opción Configuración es una de las primeras que encontramos.

1

Comenzamos haciendo clic sobre ella.

Así, conseguimos que se abra la ventana Configuración de Windows. En su parte inferior, encontraremos un elemento titulado Actualización y seguridad.

2

Hacemos clic sobre él.

De este modo, obtendremos la ventana Configuración con el aspecto que conocemos del artículo anterior. A partir de aquí, vamos a comentar algunas de las opciones que nos quedaron pendientes entonces…

Cambiar horas activas

Probablemente recuerdes que, una vez instaladas las actualizaciones, si era necesario un reinicio, teníamos dos opciones: reiniciar el servidor manualmente o esperar un reinicio automático fuera de las horas de mayor actividad del sistema.

En aquél momento, comentábamos que, de forma predeterminada, dichas horas de mayor actividad se encontraban definidas entre las 8:00 y las 17:00. Pues bien, si esos valores no se adaptan al horario de actividad de tu empresa, puedes cambiarlo haciendo clic sobre el enlace Cambiar horas activas.

1

Hacemos clic sobre el enlace.

Verás que la ventana se oscurece y aparece una franja azul. En ella, aparecen dos recuadros con la hora de comienzo y final de la actividad.

2

Para comenzar, haremos clic sobre el primer cuadro (donde pone 8 | 00).

Verás que aparece una lista con todas las horas del día. Puedes hacer clic sobre el número que represente la hora adecuada. Si no aparece en la pantalla, puedes desplazar la lista con la rueda del ratón.

En lo relativo a los minutos, observa que sólo se admiten horas en punto.

Por último, para fijar el nuevo valor, haremos clic sobre el botón Aceptar. Y si queremos deshacer los cambios, pulsamos el botón Cancelar.

3

Elegimos la hora adecuada.

Como es lógico, podemos repetir el mismo comportamiento con la hora de finalización.

4

Y cuando hayamos concluido, hacemos clic sobre el botón Guardar.

En cualquier caso, si nos encontramos usando el servidor cuando el sistema trate de reiniciar, lo dejará para más tarde.

Opciones de reinicio

Cuando necesitamos hacer un reinicio y no queremos dejar al sistema elegir el momento adecuado, podemos hacer uso del enlace Opciones de reinicio.

1

Para comprobar su funcionamiento, hacemos clic sobre el enlace.

Observaremos que la opción está deshabilitada de forma predeterminada. Por lo tanto, lo primero será activarla.

2

Hacemos clic sobre el botón Desactivado.

Al hacerlo, se activarán un cuadro de Tiempo, que funciona de forma similar al que hemos visto en el apartado anterior. Usándolo, podremos elegir la hora exacta en la que se producirá el reinicio.

También se activa una lista desplegable titulada Día, que nos permite elegir el día en el que haremos el reinicio.

3

Elegimos los valores adecuados.

Debes tener en cuenta que Opciones de reinicio sólo estará activa cuando sea preciso reiniciar el sistema.

Opciones avanzadas

Por último, podemos elegir algunos aspectos del comportamiento de las actualizaciones haciendo clic sobre el enlace Opciones avanzadas.

1

Para comprobar su funcionamiento, hacemos clic sobre el enlace.

Al hacerlo, se muestran algunas opciones complementarias:

  • Ofrecer actualizaciones para otros productos de Microsoft cuando actualice Windows. Es bastante autoexplicativa. Permite mantener actualizadas el resto de aplicaciones que hayamos adquirido a Microsoft al mismo tiempo que actualizamos el sistema operativo.

  • Aplazar actualizaciones de características. Permite dejar de instalar aplicaciones del sistema operativo que no tengan que ver con la seguridad. Esto reduce el tiempo que empleamos en instalar actualizaciones, pero dejaremos de tener a nuestra disposición las últimas funciones que incorpore Microsoft a su sistema operativo.

Además, tenemos un enlace titulado Configuración de privacidad que nos da acceso a las características relacionadas con la actividad del sistema que se comparten con Microsoft.

2

Para comprobar la Configuración de privacidad activa, hacemos clic sobre el enlace.

Como puedes ver en la siguiente imagen, la ventana se dividirá en dos paneles: a la izquierda, las diferentes categorías y, a la derecha, los valores que se encuentran activados o desactivados.

3

Para cambiar el estado de cualquier valor, basta con hacer clic sobre el interruptor correspondiente.

Cuando hayamos terminado la configuración, bastará con cerrar la ventana.

Y hasta aquí el artículo de hoy. Espero que te resulte útil.