12.1. Introducción

Hoy en día disponemos de multitud de sistemas y dispositivos diferentes que esperamos que interaccionen entre ellos.

Existen muchas formas de lograr que diferentes dispositivos, con distintos sistemas operativos, sean capaces de intercambiar información, pero en este capítulo nos centraremos en el protocolo SMB (Session Message Block, en español, Bloque de Mensajes de Sesión) y en su derivado CIFS (Common Internet File System)

El protocolo SMB fue desarrollado originalmente por IBM con el objetivo de facilitar la capacidad de los sistemas para compartir archivos e impresoras, a través de la red. En 1998 Microsoft lo adaptó a sus necesidades, le añadió muchas características nuevas y cambió su nombre por CIFS (Common Internet File System).

Las características que Microsoft ha ido añadiendo a lo largo del tiempo a CIFS son independientes del protocolo original y, como cabía esperar, no son públicas.


Contenido

Siguiente