Crear una imagen de instalación de Ubuntu Mate para Raspberry Pi desde Ubuntu

Logo Raspberry Pi

Hace unos días, publicábamos el artículo Convierte tu Raspberry Pi en el centro multimedia perfecto con OSMC, donde te explicábamos una forma muy sencilla de sacar provecho a tu Raspberry Pi. Sin embargo, OSMC es una distribución dirigida exclusivamente a una tarea: servir de soporte para el centro multimedia Kodi. Esto no quiere decir que no podamos realizar otras tareas con ella, pero no está pensada para ello.

Por otro lado, una de las grandes ventajas que tiene Raspberry Pi es su versatilidad. Podemos conseguir multitud de cosas con este pequeño dispositivo, pero, si este es nuestro objetivo, quizás deberíamos pensar en instalarle una distribución más generalista.

Muchos de vosotros quizás esté pensando en Raspbian, la distribución de GNU/Linux, basada en Debian y diseñada específicamente para Raspberry Pi. Sin embargo, yo de momento me inclinaré por Ubuntu Mate 16.04 LTS y los motivos son dos:

  • Ofrece una imagen para instalarlo de forma nativa y muy sencilla.
  • Dispone de una versión para PC, lo que me permite disponer del mismo sistema en los dos ambientes (así puedo, por ejemplo, experimentar con una máquina virtual y después implementarlo en la Raspberry Pi).

Además, como todo el sistema se instala en una sencilla tarjeta microSD, basta con cambiar de tarjeta para hacer experimentos sin alterar la instalación que ya tuvieses hecha (por ejemplo, la de OSMC que hicimos hace unos días).

Para instalar Ubuntu Mate 16.04 LTS en tu Raspberry Pi 2 y 3, deberás seguir tres pasos:

  1. Descargar el archivo de imagen en tu ordenador
  2. Volcar esa imagen a una tarjeta microSD.
  3. Instarlar Ubuntu Mate 16.04 LTS en la Raspberry Pi.

Así pues, si estás listo, comencemos…

Descargar el archivo de imagen en tu ordenador

Para obtener Ubuntu Mate 16.04 LTS, sólo tienes que desplazarte hasta la página web del proyecto, en https://ubuntu-mate.org/raspberry-pi/, con tu navegador preferido.

Aquí encontramos algunos datos que nos pueden resultar interesantes, aunque, de momento, nos centraremos en dos: que la tarjeta microSD debe tener una capacidad de, al menos, 8GB (si es mayor, podremos ampliar más adelante el sistema de archivos para aprovecharlo), y que debería ser de Clase 6 o 10, para no convertirse en un cuello de botella.

Una microSD puede ser de clase 2, 4, 6 ó 10. Este número indica la velocidad de transferencia mínima de la tarjeta, medida en MB/s. Por lo tanto, una tarjeta microSD de clase 10, será capaz de transmitir, como mínimo, 10 MB/s

1

Desde ahí, haremos clic sobre el enlace Download.

En el apartado de descargas, encontramos una página muy sencilla, que hace referencia a tres versiones diferentes:

  • Ubuntu Mate 16.04 LTS, que es la versión actual.
  • Ubuntu Mate 16.10 Alpha 1, que es una versión previa de la próxima edición.
  • Ubuntu Mate 15.10, que es la versión anterior. Puede ser útil si detectas alguna incompatibilidad de la versión actual con el hardware de tu equipo.
Los enlaces que contenga esta página dependerán el momento concreto en el que estés realizando la descarga.

2

Para este artículo, haremos clic sobre el enlace Ubuntu Mate 16.04 LTS.

Esto hará que se amplíe la página con nuevos datos. En particular, se nos ofrece la posibilidad de descargar el sistema para diferentes arquitecturas.

3

Aquí, debes asegurarte de elegir la versión correspondiente a la Raspberry Pi.

De nuevo, observamos cómo la página se amplía con información que depende de la elección que hayamos hecho. En nuestro caso, lo primero que encontramos es una nota informativa sobre esta versión del sistema.

Más abajo, encontramos diferentes formas de obtener el sistema: Vía torrent, descarga directa, comprando un DVD o una memoria USB. También encontraremos formas de colaborar económicamente con el proyecto, información para crear memorias USB o DVDs de instalación e, incluso, sitios alternativos de descarga.

4

Aquí nos inclinaremos por hacer clic sobre el enlace de descarga directa.

Al hacerlo, aparecerá un cuadro de diálogo, con el nombre del archivo, pidiendo autorización para descargarlo.

5

Hacemos clic sobre el botón Save File.

Volcar esa imagen a una tarjeta microSD

Una vez descargado el archivo, habrá que volcarlo sobre la tarjeta microSD para poder trasladarlo a la Raspberry Pi. Algo que podemos conseguir fácilmente usando la herramienta Discos que incorpora Ubuntu 16.04 LTS de forma predeterminada.

Para ejecutarlo, sólo tenemos que comenzar a escribir su nombre en el Dash y, cuando aparezca, hacer clic sobre él (o pulsar la tecla Intro si se encuentra en la primera posición de la lista).

Una forma rápida de abrir el Dash consiste en pulsar la tecla con el logotipo de Windows en tu teclado.

1

Abrimos la herramienta Discos.

Si no tienes lector de tarjetas en tu equipo, existen adaptadores para insertarlas en un puerto USB.

Cuando aparezca en pantalla la ventana principal del programa nos aseguramos de hacer clic, en el panel izquierdo, sobre la entrada que representa la tarjeta microSD (que previamente habremos insertado en el sistema).

En mi caso, se identifica como Unidad 16 GB Mass Storage Device y, como puedes apreciar, ya contiene una partición previa de 255 MB. Esta circunstancia no tiene importancia, porque la unidad se reestructurará por completo. Lo que sí es vital es no confundirse de dispositivo, porque desaparecerá toda la información que contenga.

Una vez elegido el dispositivo correcto, debemos dirigirnos al botón de menú que hay en la parte superior derecha de la ventana. Al hacer clic sobre él, aparecerá un menú con diferentes opciones.

2

Hacemos clic sobre la opción Restaurar imagen de disco

Al hacerlo, aparecerá un cuadro de diálogo donde debemos indicar el archivo de imagen que vamos a utilizar. Observa que también se identifica correctamente la unidad de almacenamiento sobre la que vamos a grabar (la tarjeta microSD).

3

Hacemos clic sobre el botón que nos permite buscar el archivo de imagen.

De esta forma, obtendremos una nueva ventana que nos permite navegar por el sistema de archivos hasta el lugar donde hayamos guardado el archivo que descargamos más arriba.

4

Cuando lo encontremos, hacemos doble clic sobre él.

Esto nos llevará de vuelta al cuadro de diálogo anterior, aunque ahora se muestra la información relativa al archivo de imagen. En mi caso, también aparece un aviso que nos informa de que la imagen no coincide con el tamaño de la tarjeta. De hecho, la imagen ocupará 8,1 GB y la tarjeta tiene casi el doble de capacidad.

Si te ocurre lo mismo, no te preocupes, una vez terminada la instalación, podrás cambiar el tamaño del volumen para aprovechar todo el espacio disponible.

5

De momento, hacemos clic sobre el botón Iniciar la restauración

Como se trata de un proceso que puede ocasionar la pérdida de datos (los que pudiese haber previamente en la tarjeta), el sistema nos avisa.

6

En nuestro caso, sabemos que no hay datos valiosos, por lo que nos limitamos a hacer clic sobre el botón Restaurar.

Dado que vamos a realizar una tarea administrativa, también deberemos escribir la contraseña de administración.

7

… Y cuando hayamos acabado, hacemos clic sobre el botón Autenticar.

relaxing cupVeremos que el cuadro de diálogo desaparece y que en la parte superior de la ventana principal se muestra una barra de progreso que nos va informando sobre el avance de la tarea. También realiza una estimación de tiempo para que valorar si te puedes tomar un café mientras esperas.

8

Aguardamos unos minutos mientras se completa la tarea.

Al final, comprobarás que se han creado dos nuevas particiones:

  1. La primera, de 67 MB, etiquetada como PI_BOOT, contendrá el arranque básico desde el que se iniciará la instalación del sistema durante el primer arranque.
  2. La segunda, de 8GB, etiquetada como PI_ROOT, será la que contenga al sistema operativo una vez completada su instalación y configuración.

Por último, verás el espacio libre de 8 GB que mencionábamos más arriba.

9

Comprobamos que la configuración es correcta.

Llegados a este punto, sólo queda desmontar la unidad y extraerla del equipo. Para lograrlo, debemos recurrir de nuevo al botón de menú de la esquina superior derecha.

10

Aunque, en este caso, elegiremos la opción Apagar

Instarlar Ubuntu Mate 16.04 LTS en la Raspberry Pi.

Ya sólo nos queda insertar la tarjeta microSD en la Raspberry Pi, conectarle el cable de red (si usas una conexión cableada), conectarla al televisor mediante un cable HDMI, un teclado y un ratón a los puertos USB y, finalmente, a la red eléctrica.

Al hacerlo, comprobarás en tu televisor que se inicia la instalación del sistema operativo. Lamentablemente, no dispongo de medios para realizar capturas de pantalla de este proceso, pero será similar al que te mostramos hace unos días en el artículo Instalar Ubuntu Mate 16.04 LTS.

Cuando termine, estarás listo para comenzar a disfrutar de tu nuevo juguete, aunque esta vez con la ventaja de que el sistema tiene una interfaz conocida y de que podrás instalar casi cualquier programa disponible para Ubuntu.

Ahora sólo nos queda ponerle un podo de imaginación para sacarle todo el provecho posible. Espero que te haya resultado interesante.