Convierte tu Raspberry Pi en el centro multimedia perfecto con OSMC

Logo de Raspberry PiSupongo que ya conoces esos pequeños ordenadores, del tamaño de una tarjeta de cajero que cuestan poco más de 40€ y que, a pesar de eso, ofrecen una potencia considerable.

Una de sus grandes ventajas es que, a pesar de tratarse de un producto cuya propiedad se encuentra registrada por la fudación Raspberry Pi, el uso es completamente libre, tanto a nivel particular como educativo. Esto ha hecho que se cree a su alrededor una gran comunidad de usuarios y que aparezcan todo tipo de sistemas operativos y programas que permiten utilizarla en multitud de proyectos diferentes.

Entre los sistemas operativos que podemos utilizar con Raspberry Pi encontramos Android, Windows 10, FreeBSD y una multitud de distribuciones de GNU/Linux, entre otros.

logo osmcSi ya eres un afortunado poseedor de uno de estos dispositivos, hoy te enseñamos a convertirlo en un extraordinario centro multimedia, con una de esas distribuciones GNU/Linux que mencionábamos antes. En particular, se trata de OSMC (abreviatura de Open Source Media Center).

OSMC es un proyecto que nació en 2014 y que está basado en Debian. Su objetivo es ofrecer el centro multimedia Kodi para una gran variedad de dispositivos. De hecho, este software es el que actúa, de forma predeterminada, como interfaz gráfica de la distribución. Entre las principales ventajas de OSMC se encuentran las siguientes:

  • Es muy ligero y se ejecuta de forma fluida.
  • Su código es libre y gratuito.
  • Su instalación es rápida y muy sencilla.
  • Se actualiza de forma automática.
  • Puede reproducir contenidos desde la red local o Internet, pudiendo reproducir contenidos emitidos en streaming por otros dispositivos, o a la inversa, emitir contenidos para reproducirlos en otros dispositivos.
  • Dispone de una tienda de aplicaciones (todas ellas gratuitas) que permite añadir fácilmente nuevas características a la instalación.
  • Puede beneficiarse de los repositorios completos de aplicaciones para Debian.

Si estás interesado en probar OSMC, deberás seguir tres pasos de forma consecutiva:

  1. Descargar e instalar el instalador de dispositivo para el sistema operativo de tu ordenador..
  2. Crear la imagen ejecutable de OSMC en una tarjeta microSD.
  3. Insertar la tarjeta microSD en tu Raspberry Pi y comprobar que funciona.

Descargar e instalar el instalador de dispositivo

El instalador de dispositivo es un programa que debes instalar en tu ordenador. Será el encargado de crear la imagen ejecutable de OSMC en la tarjeta microSD desde la que arranque la Raspberry Pi.

Para obtenerlo, sólo sólo tenemos que abrir nuestro navegador favorito e ir hasta la página oficial de OSMC, que se encuentra en la dirección https://osmc.tv/.

1

Una vez en ella, hacemos clic sobre el enlace Download (aparece duplicado, pero ambos son indistintos).

En la página de descargas, los autores nos explican que, en estos momentos, OSMC soporta tres tipos de dispositivos diferentes: Raspberry Pi (tal y como venimos mencionando), un dispositivo hardware, distribuido por el equipo de OSMC, que recibe el nombre de Vero y, por último, la primera generación de Apple TV.

Más abajo, encontraremos los sistemas operativos sobre los que podemos ejecutar el instalador. Como vemos, nos ofrecen soporte para sistemas Windows, a partir de XP Service Pack 2, OS X, a partir de la versión 10.07 y Linux.

Aunque el artículo de hoy lo realizaremos sobre Ubuntu 16.04 LTS, su funcionamiento es idéntico sobre el resto de los sistemas operativos soportados.

2

En nuestro caso, hacemos clic sobre el enlace de Linux.

Al hacerlo, obtendremos una nueva página donde se nos indican los pasos a seguir según la distribución de Linux sobre la que trabajemos

3

Nosotros seguiremos las correspondientes a xUbuntu 15.10, que funcionan perfectamente sobre la versión 16.04 LTS que estamos utilizando.

Lo primero será abrir una nueva ventana de terminal (por ejemplo, usando la combinación de teclas Alt + Ctrl + T) y escribir la siguiente instrucción para añadir a nuestro sistema el repositorio de OSMC:

sudo sh -c "echo 'deb http://download.opensuse.org/repositories/home:/osmc/xUbuntu_15.10/ /' >> /etc/apt/sources.list.d/osmc-installer.list"

4

Después, nos autenticamos como administradores y pulsamos la tecla Intro.

Una vez añadido el nuevo repositorio, necesitaremos actualizar la lista de paquetes del sistema, para lo que escribiremos lo siguiente:

sudo apt-get update

5

Escribimos el comando y pulsamos la tecla Intro.

Cuando termine la actualización, estaremos listos para instalar el programa, algo que podremos lograr escribiendo lo siguiente:

sudo apt-get install osmc-installer

Al resolver las dependencias, el sistema nos indica los paquetes
complementarios que deberán añadirse para que la instalación se produzca
con éxito.

6

Para continuar, pulsamos la tecla S .

Observa que, en la página con las instrucciones, los autores de OSMC nos facilitan una clave para autenticar el repositorio de procedencia del programa. Como no hemos instalado dicha clave, durante la instalación, el comando apt-get nos avisa de que el paquete que vamos a instalar no ha podido ser autenticado

7

De cualquier modo, como sabemos que se trata de una fuente fiable (la página oficial del proyecto), pulsamos la tecla S.

Poco después, la instalación habrá terminado.

Crear la imagen de OSMC en una tarjeta microSD

Una vez que tenemos instalado el software, insertamos la tarjeta microSD sobre la que vamos a realizar la instalación de la imagen, y lo ejecutamos como cualquier otro programa del sistema. Por ejemplo, podemos abrir el Dash y comenzar a escribir OSMC.

Recuerda que puedes abrir el Dash haciendo clic sobre el primer icono del Launcher, Lanzador en español, o pulsando la techa Windows de tu teclado.

1

Cuando aparezca el icono que lo representa, hacemos clic sobre él.

Como se trata de una tarea administrativa (principalmente porque vamos a modificar las particiones de la tarjeta microSD), el sistema nos solicita la contraseña de administración.

2

La escribimos y pulsamos el botón Aceptar.

Al hacerlo, aparecerá el asistente de instalación de OSMC.

3

En su primera pantalla nos solicita el idioma y la plataforma sobre la que instalaremos OSMC.

Como valor para el idioma, de momento, sólo podemos elegir Inglés. Y para la plataforma, como hemos dicho al principio, podremos optar por Raspberry PiVero y Apple TV.

4

Cuando hayamos establecido los valores correctos, hacemos clic sobre el botón para avanzar.

En la siguiente etapa, elegiremos la versión de OSMC que queremos instalar. Yo elegiré la última disponible en el momento de escribir este artículo.

Eligiendo este método, los archivos se descargarán en el momento de realizar la instalación. Sin embargo, si trabajas en un ordenador sin conexión a Internet, podrías utilizar una imagen descargada previamente eligiendo la opción use a local build on my computer.

5

Una vez elegida la opción adecuada (en mi caso la primera), deberemos hacer clic sobre el botón para avanzar.

A continuación, el asistente nos pregunta por el dispositivo de almacenamiento, conectado a la Raspberry Pi que usaremos para iniciar el sistema. Como he dicho antes, en nuestro caso usaremos una tarjeta microSD.

6

Por lo tanto, elegimos la opción on an SD card y hacemos clic sobre el botón para avanzar.

En el siguiente paso, deberemos indicar si usaremos una conexión de red cableada o inalámbrica. También podemos realizar la configuración de forma manual.

En mi caso, elijo wired connection, es decir, conexión de red cableada.

7

Una vez elegida la opción adecuada, hacemos clic sobre el botón para avanzar.

Lo siguiente será elegir el dispositivo sobre el que crearemos la imagen del sistema. Para evitar confusiones, es buena idea que sólo tengas insertada la tarjeta microSD que vayas a utilizar como destino.

Si olvidaste insertarla, puedes hacerlo ahora y hacer clic sobre el botón refresh para que se añada a la lista.

8

Para continuar, hacemos clic sobre el dispositivo (la tarjeta microSD) y a continuación, volvemos a hacer clic sobre el botón para avanzar.

Finalmente, deberemos aceptar los términos de la licencia. Para leerlos, hacemos clic sobre el enlace End User License Agreement y para aceptarlos seleccionamos la casilla de verificación que tiene a la izquierda.

9

Finalmente, hacemos clic sobre el botón para avanzar.

El resultado será una barra de progreso que nos informa sobre el proceso de descarga de los archivos necesarios (recuerda que hemos elegido más arriba la opción para descargar los archivos).

10

Nos limitamos a esperar unos instantes.

Una vez completada la descarga, se descomprimen los archivos (como vemos en la imagen, unos 60MB)

11

Volvemos a esperar un poco más.

Y por último, se vuelca la imagen sobre la tarjeta microSD. Sin embargo, como se trata de un proceso destructivo y los datos previos que pudiesen existir en la tarjeta se van a perder de forma irreversible, el sistema nos avisa. En este punto, es bueno asegurarse de que se ha elegido el dispositivo apropiado.

12

Si estamos completamente seguros, hacemos clic sobre el botón Yes.

Al hacerlo, comenzará a escribirse el contenido de la tarjeta.

13

… Y como indica el asistente, quizás tengamos que esperar otro minuto o dos.

Cuando el proceso termine, estaremos listos para probar nuestro nuevo sistema dn la Raspberry Pi.

14

Sólo queda hacer clic sobre el botón quit y desmontar la tarjeta microSD antes de extraerla del sistema.

Insertar la tarjeta microSD en la Raspberry Pi y comprobar que funciona.

Por fin, hemos llegado a la diversión, aunque lamentablemente no tengo imágenes de esta parte.

En realidad, sólo queda insertar la tarjeta microSD en la Raspberry Pi, conectarle el cable de red (si usas una conexión cableada), conectarla al televisor mediante un cable HDMI y, finalmente, a la red eléctrica.

Al hacerlo, comprobarás en tu televisor que el sistema se está configurando. Un proceso que, aunque tarda un poco, sólo se realiza la primera vez.

Poco después, verás en la pantalla la interfaz de Kodi, con un tema muy claro y minimalista diseñado por los autores de OSMC. Aunque, si no te gusta, puedes elegir cualquier otro entre la extensa colección de la que dispone Kodi.

A partir de aquí, ya puedes comenzar a disfrutar de tu nuevo reproductor multimedia. Y, si aún no tienes una Raspberry Pi, ¿a qué esperas para hacerte con una?

Espero que te haya resultado interesante.