4.5. Contexto de la aplicación

Tanto las actividades como los servicios son subclases de la clase Contexto (Context) de la que heredan todos sus métodos.

Podemos obtener una referencia al contexto mediante los métodos Context.getApplicationContext() o Activity.getApplication().Keep

Hasta ahora, hemos hablado de Actividades, Vistas, Intenciones, proveedores de contenido, servicios y receptores de difusión como conceptos separados e independientes unos de otros. Sin embargo, es importante pensar que, en realidad, sólo son distintas partes de una entidad superior, que es la aplicación.

Dicho de otra forma, y siempre según la tarea que trate de resolver, una aplicación estará compuesta por diferentes actividades, servicios, proveedores de contenido, etc. Y la colaboración entre dichos elementos debe conseguir que la aplicación realice el trabajo que se espera de ella.

El contexto de una aplicación está constituido por el entorno de la propia aplicación y por los procesos que se están ejecutando dentro de todos sus componentes. Su objetivo es permitirnos compartir tanto datos como recursos entre diferentes componentes.

El contexto de la aplicación se crea cuando se pone en marcha el primer componente de dicha aplicación, sea éste del tipo que sea (una actividad, un servicio, etc) y no desaparece mientras que la aplicación tenga algún componente en ejecución.


Anterior

Contenido

Siguiente