Capítulo 6: Tareas administrativas en Windows Server 2012 R2

Publicado por P. Ruiz en

6.12. Monitor de rendimiento

En general, podemos definir el concepto de rendimiento como la rapidez con la que un equipo realiza las tareas que se le encomiendan (tanto las relacionadas con el propio sistema, como las relacionadas con las aplicaciones y servicios). En principio, el rendimiento del sistema estará limitado por diferentes aspectos:

  • La velocidad del propio procesador.
  • La cantidad y velocidad de la memoria principal.
  • La velocidad de los dispositivos de almacenamiento externo (normalmente discos duros).
  • La velocidad de las interfaces de red.

Una práctica recomendable será realizar una prueba del rendimiento del sistema inmediatamente después de instalarlo. Después, cuando instalemos un servicio, podremos volver a ejecutar la prueba de rendimiento para compararla con la anterior y comprobar así cómo ha afectado el nuevo servicio al rendimiento general del sistema.

El objetivo del Monitor de rendimiento es ofrecer al administrador herramientas que le permitan supervisar y analizar el sistema, recoger datos y realizar informes. Entre ellas encontramos Registros y alertas de rendimiento, Server Performance Advisor y Monitor de sistema.

Además, su interfaz gráfica nos permite personalizar la recogida de datos de rendimiento y sesiones de seguimiento de eventos.

Gracias a esto, el Administrador u otro usuario cualificado podrá intervenir para ajustar la capacidad del sistema a la demanda que experimenta.

Para poder ofrecer información en tiempo real, la consola del Monitor de rendimiento debe ejecutarse desde un usuario que pertenezca al grupo Administradores. Sin embargo, si lo que necesitamos es crear Conjuntos de recopiladores de datos, ver informes o configurar los registros, también podremos utilizar una cuenta que pertenezca al grupo Usuarios del registro de rendimiento.

En cualquier caso, para comenzar a trabajar con el Monitor de rendimiento, puedes utilizar nuestros siguientes artículos según cuál sea tu sistema operativo de trabajo:

Usar el Monitor de rendimiento para controlar una actividad concreta

Con el Monitor de rendimiento podemos comprobar el rendimiento que está teniendo en estos momentos un determinado elemento, o recurrir a los datos históricos almacenados para ese elemento. Además, podemos utilizar los gráficos predefinidos o personalizarlos según nuestras necesidades. Se puede añadir un nuevo contador de rendimiento sólo con arrastrarlo o creando un nuevo conjunto de recopiladores de datos. A continuación veremos cómo hacerlo. También aprenderemos a realizar una pausa en el Monitor de rendimiento para analizar el rendimiento en un momento dado:

Crear un recopilador de datos.

Una vez que hemos añadido al Monitor de rendimiento el grupo de contadores que nos aporta la información que estábamos buscando, podemos guardarlo como un conjunto de recopiladores de datos, que podemos utilizar para revisar el rendimiento.

Por lo tanto, antes de completar el procedimiento que explicamos a continuación, habremos seguido los pasos del apartado anterior y habremos añadido los contadores necesarios.

A continuación, podremos seguir alguno de los siguientes artículos:

Programar la recogida de datos a partir de un recopilador

Los datos obtenidos a partir de un Conjuntos de recopiladores de datos se guardan, de forma predeterminada, en un archivo de registro (log) para que podamos examinarlos en el futuro.

Una vez creado el Conjuntos de recopiladores de datos, podemos ajustar el modo en que se guardan los datos (incluir información sobre el registro en el nombre del archivo, añadir datos o sobreescribirlos o limitar el tamaño del archivo).

Por supuesto, también podemos establecer una condición de inicio para comenzar la recopilación de datos. Los pasos para conseguirlo son muy sencillos y los tienes explicados en los siguientes artículos:

Cómo ver los datos de registro en el monitor de rendimiento.

Una vez que hemos recolectado datos sobre el rendimiento del servidor, el siguiente paso consiste en consultarlos utilizando el Monitor de rendimiento.

Para lograrlo, sólo tienes que seguir las indicaciones del artículo que coincida con tu sistema operativo:

Consultar los Diagnósticos del sistema

Una de las características interesantes de Monitor de rendimiento es que contiene dos informes predefinidos que permiten evaluar si el sistema se comporta de forma adecuada e identificar el origen de las posibles pérdidas de rendimiento. Se trata de las opciones System Diagnostics (Diagnóstico del sistema) y System Performance (Rendimiento del sistema).

Para ver cómo puedes obtener rendimiento de ellos, sólo tienes que seguir alguno de nuestros siguientes artículos:

Comprobar la confiabilidad del sistema

Podemos definir el concepto de confiabilidad como la frecuencia con la que el sistema funciona según el rendimiento que esperamos de él. Un sistema no sólo habrá dejado de ser confiable cuando genera errores durante su funcionamiento, sino también cuando funciona más lento de lo esperado o cuando una o varias de sus aplicaciones o servicios dejan de funcionar o se reinician.

Para ver cómo funciona el Monitor de confiabilidad, puedes consultar los siguientes artículos: