Capítulo 4: Realización de tareas básicas



Compresión/Descompresión.

Comprimir archivosLa compresión de archivos y carpetas permite tanto el ahorro de espacio en un dispositivo de almacenamiento, como hacer más sencillo el envío de archivos entre ordenadores, ya que se reduce el tiempo necesario.

Tanto en sistemas Windows como en Ubuntu se incluyen las herramientas básicas para permitir la compresión y descompresión de archivos sin tener que instalar ningún programa complementario. Sin embargo, cuando necesitamos algún formato diferente de los predeterminados, sí que será necesario recurrir a programas de terceros.

Para ilustrar cómo funciona la compresión de archivos, puedes consultar los diferentes artículos que hemos publicado en SomeBooks.es relacionados con este tema:

En cualquier caso, es importante que tengamos en cuenta que la compresión y descompresión
de archivos conlleva un tiempo de proceso que estará en función del volumen de información implicado. En el caso de las carpetas compartidas de Windows, este aspecto es más preocupante. Imagina, por ejemplo, que estás editando un archivo que se encuentra en una carpeta comprimida. Cada vez que accedas al archivo este deberá ser descomprimido y, cada vez que guardes cambios, el archivo deberá volver a comprimirse, con la correspondiente penalización de rendimiento.

Por otro lado, no todos los archivos que se comprimen arrojan un ahorro de espacio significativo. Por ejemplo, el formato de archivo .JPG ya representa un método de compresión de imágenes por sí mismo, por lo que, si creamos un archivo comprimido con un grupo de archivos de imágenes en este formato, el tamaño total del archivo resultante no será muy inferior a la suma de los tamaños de las imágenes.