Capítulo 5: Administración de los sistemas operativos

Gestión del sistema de archivos: Atributos y permisos

Ya hemos comentado en el capítulo 3 que el sistema operativo debe controlar los usuarios que pueden acceder a cada uno de los recursos que administra. Por ejemplo, directorios, impresoras, conexiones de red, etc.

Normalmente, para lograrlo, los sistemas utilizan Listas de Control de Acceso o ACLs (del inglés, Access Control Lists), asociadas a los recursos. En ellas se relacionan los diferentes usuarios que pueden acceder y bajo qué condiciones (lectura, escritura, ejecución, …)

Además, también comentábamos que cada archivo puede tener asociados diferentes atributos, que informan sobre ciertas características del archivo o del modo en el que el sistema operativo debe tratarlo. Así, un archivo puede tener atributos como: directorio, oculto, de sistema, cifrado, etc.

Ahora que ya conocemos diferentes aspectos de los usuarios y los grupos, estamos en disposición de aprender a modificar restricciones sobre el uso de los archivos y directorios en los sistemas operativos que venimos usando como ejemplo a lo largo de todo el libro: Windows 8.1 y Ubuntu 14.04 LTS.

Compartición de directorios en Windows

Una de las primeras cosas que debemos saber sobre la estructura de directorios en Windows es que cada cuenta de usuario que inicia sesión en el sistema dispondrá de una carpeta donde se almacenará toda la configuración relativa al entorno de trabajo de dicho usuario, incluidos aspectos como la configuración de la pantalla, las conexiones de red, la configuración de impresoras, etc.

Esta información, que recibe el nombre de perfil de usuario, se organiza en diferentes archivos que se crean en el momento que el usuario inicia sesión por primera vez.

De esta forma, el sistema operativo consigue que varios usuarios puedan utilizar el mismo ordenador y que cada uno encuentre, al iniciar la sesión, el mismo entorno que dejó cuando cerró la sesión anterior. Además, los cambios efectuados por un usuario en la personalización de su espacio de trabajo no afectará a ningún otro usuario del equipo.

Estas carpetas se encuentran dentro del volumen donde se haya instalado el sistema operativo (normalmente la unidad C), en una carpeta llamada Usuarios.

1

Contenido de la carpeta Usuarios.

Acceso al perfil de otro usuario

Cuando un usuario del grupo Administradores trata de acceder a la carpeta del perfil de otro usuario, recibe un aviso que le informa de que carece de permiso para hacerlo. Aún así, como se trata de un usuario con los privilegios suficientes, podrá hacer clic sobre el botón Continuar para acceder a su contenido

1

Hacemos clic sobre el botón Continuar para obtener acceso al perfil de otro usuario.

Cuando un usuario menos privilegiado trate de hacer lo mismo (Observa, en la imagen siguiente que el usuario Homer trata de acceder a la carpeta del usuario Bart) recibirá un mensaje idéntico al anterior.

2

Lo que significa que también podrá hacer clic sobre el botón Continuar para obtener acceso al perfil del otro usuario.

Sin embargo, el cambio de permisos sólo se completará si el usuario con privilegios administrativos la aprueba, ya que el sistema muestra una ventana pidiendo su contraseña.

Si el usuario del grupo administradores escribe su contraseña, a partir de ese momento, el usuario que está intentando acceder quedará autorizado para hacerlo siempre que lo considere oportuno.

3

El usuario administrador debe autorizar el acceso.

Compartir el perfil con otro usuario

Según lo que hemos visto más arriba, un usuario que no pertenezca al grupo de administradores sólo podrá acceder a los datos de otro usuario cuando tenga la aprobación de un usuario administrador.

No obstante, siempre es posible que un usuario comparta voluntariamente su perfil con un usuario diferente. Algo que podemos hacer, de forma individual, con un usuario concreto, o con todos los miembros de un grupo, tal y como aprendimos a hacer en SomeBooks.es con los siguientes artículos:

Acceso a la carpeta común

Además de lo anterior, dentro de la carpeta Usuarios, existen una carpeta que puede ser utilizada por todos los usuarios del equipo para compartir información. Se trata de la carpeta Acceso público.

1

Contenido de la carpeta Acceso público.

Compartición de directorios en Ubuntu

Como en Windows, en Ubuntu (y en general en GNU/Linux), cada cuenta de usuario que inicia sesión en el sistema dispone de una carpeta donde se almacena toda la información relacionada con su entorno de trabajo, incluidas las configuraciones de las aplicaciones, la configuración de la pantalla, el historial de navegación, los favoritos de Internet, etc.

Esta información, que recibe el nombre de perfil de usuario, se organiza en diferentes archivos que se crean en el momento que el usuario inicia sesión por primera vez.

De esta forma, en Ubuntu también se puede compartir el equipo entre varios usuarios y cada uno encontrará, al iniciar la sesión, el mismo entorno que dejó cuando cerró la sesión anterior. Además, los cambios efectuados por un usuario en la personalización de su espacio de trabajo no afectará a ningún otro usuario del equipo.

Toda esta información se organizada en carpetas (o directorios, si lo prefieres) con el nombre de cada cuenta de usuario, dentro de la carpeta home que encontramos en la raíz.

1

Contenido de la carpeta home.

Acceso al perfil de otro usuario

En Ubuntu, de forma predeterminada, todos los usuarios tienen acceso a los datos contenidos en el perfil de las demás cuentas. Sin embargo, cambiar este comportamiento predeterminado es muy sencillo. Sólo tienes que seguir las indicaciones que te dábamos en el siguiente artículo:

Otra forma de proteger los datos del usuario es cifrar su carpeta personal. Esto se puede conseguir de forma muy sencilla durante la instalación del sistema, marcando la opción que ilustra la imagen siguiente:

1

Debemos marcar la opción Cifrar mi carpeta personal durante el proceso de instalación.

En cualquier caso, si ya instalaste el sistema operativo y no cifraste la carpeta del usuario principal en aquél momento, siempre puedes recurrir a otro de nuestros artículos para hacerlo en cualquier momento:

Crear una carpeta compartida entre usuarios

En Ubuntu, no disponemos de una carpeta común donde puedan acceder todos los usuarios del equipo y compartir archivos entre ellos, como hemos visto que ocurre en Windows. Sin embargo, es muy fácil crear una. Sólo tienes que seguir las indicaciones de nuestro siguiente artículo:

En este caso, como indica el título, los usuarios tendrán que ser miembros del grupo que indiquemos, pero eso dependerá de lo que indiquemos en la solapa Permisos de la ventana Propiedades de la carpeta. Si queremos compartirla con todos los usuarios del equipo, bastaría con cambiar el valor de la lista Acceso para el elemento Otros.

1

Aspecto final de la solapa Permisos en el artículo anterior.